Entretenimiento

'Clásicos de Tele Miami Vice': detectives de la moda, el drama y la corrupción

Actualizado el 26 de enero de 2014 a las 12:00 am

Miami Vice fue emblema de acción, música, autos costosos y bellas mujeres… El espejo de lo que estaba de moda en los años 80, cuando dos detectives de Florida combatían la corruptela del narcotráfico. La singular serie policíaca, con un buen número de premios Emmy ganados, ya forma parte de las leyendas de la tele.

Entretenimiento

'Clásicos de Tele Miami Vice': detectives de la moda, el drama y la corrupción

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los detectives David Crockett (Don Johnson) y Ricardo Tubbs (Phillip Michael Thomas) lidiaron en Miami contra el narcotráfico, pero sin perder el estilo. | TCM

Había exceso de glamour policial, rodeado de automóviles deportivos, bikinis, delincuentes y los mejores detectives encubiertos de los que podía presumir la sociedad estadounidense, para enfrentar un crimen organizado de corrupción, generado por el narcotráfico.

Ese cometido lo asumieron Sonny Crockett y Ricardo Rico Tubbs hace tres décadas, cuando rompieron el molde de los policías que, hasta ese momento, acostumbraban salir en la tele.

La intrépida pareja –dura de carácter, pero con una explosiva carga de estilo– conquistó a las audiencias con una serie que combatió a los forajidos: Miami Vice , que se conoció también como Corrupción en Miami , División Miami , Vicio en Miami o Miami, Policía Especial .

¿Pero qué hizo que fuera tan exitosa, la ganadora de dos Globos de Oro? El retrato de problemáticas complejas, que eran casi un tabú en esos años, tuvo mucho que ver, sin olvidar la novedosa integración de música y efectos visuales.

Fue, casualmente, una serie policial oscura que reflejaba cómo –detrás de la opulencia– se escondía lo peor de la comunidad: la corrupción, la droga, la prostitución, la traición y los homicidios.

Pero marcó una era en la historia de la televisión por un método que enmarcaba múltiples escenas de acción, siempre al tenor de la mejor música.

El rol de Crockett lo desplegó el añorado galán de las damas de los 80, Don Johnson, y el de Tubbs un actor negro de gran presencia, Phillip Michael Thomas.

Ambos se inmortalizaron y acapararon la sintonía, al marcar un hito en el vestuario masculino de la época durante los 111 episodios del fabuloso programa, que se emitieron entre el 28 de setiembre de 1984 y el 25 de enero de 1990.

Don Johnson (derecha) y Glenn Frey. Una escena de 1985 de Smuggler's Bluese, el episodio 15 de la primera temporada de Miami Vice.
ampliar
Don Johnson (derecha) y Glenn Frey. Una escena de 1985 de Smuggler's Bluese, el episodio 15 de la primera temporada de Miami Vice.

Aparecían los diseños de varias firmas de alta costura, con traje blanco o claro, camisetas de colo rosado debajo de un saco, delgadas corbatas de color pastel, pantalones anchos de tela y gafas oscuras, algo que fue muy clásico en Don Johnson, que se convirtió, entonces, en un ícono sexual sumamente popular.

La tendencia era convertirse en un Sonny Crockett de la cabeza a los pies.

La moda era liberarse e eliminar los calcetines. Si era con mocasines, mucho más elegante. Así aparecieron en la pantalla chica. Hasta el cantante español Julio Iglesias se apuntó a esta moda.

PUBLICIDAD

Por cada capítulo, Crockett y Tubbs lucían entre cinco y ocho prendas distintas, prueba del ingreso masivo de la moda europea en Estados Unidos, con diseños a la altura de Versace, Boss y Ricci.

El look de los actores también fue intrépido y veraniego, hace tres décadas. Incluso, Don Johnson lució un aspecto permanentemente sin afeitar, que provocó otra tendencia e inspiró a muchos hombres a llevar en todo instante una pequeña e incipiente “barba de tres días”.

Los agentes antinarcóticos se inspiraron en la soleada Miami, Florida, que la transformaron en la capital del mundo. Visitaban destartalados hoteles, que abundaban en South Beach, y la famosa calle de Ocean Drive, donde se filmó el primer episodio de la entrañable serie.

Con un inédito glamour policial, Johnson y Thomas parecían más artistas que policías, al aparecer con trajes muy vistosos entre lujosos automóviles, lanchas deportivas, veleros, bellas mujeres y narcotraficantes. Eran muy frecuentes unas larguísimas escenas en lancha de motor, sin despeinarse un solo pelo.

Detalles de la teleserie.

Miami Vice nació como una clara necesidad de la época. Los vídeos musicales habían logrado una perfecta combinación de imágenes y estilos para contar las historias, en apenas tres minutos, y la televisión no podía quedarse afuera.

Bruce Willis (al centro) fue un actor invitado al capítulo No Exit, en 1984, junto a Edward James Olmos y Don Johnson.
ampliar
Bruce Willis (al centro) fue un actor invitado al capítulo No Exit, en 1984, junto a Edward James Olmos y Don Johnson.

Por ello, la cadena NBC le encargó a Anthony Yerkovich la creación de la serie policial, que desde el inicio incluyó acción, música y despliegue cinematográfico. Pero su verdadero maestro fue el afamado director, guionista y productor Michael Mann, conocido a partir de 1971 por filmes emblemáticos, como El último mohicano , Fuego contra Fuego , El Informante , Colateral , Alí , Enemigos Públicos ; y una que está en producción, Cyber .

Mann ponía a prueba al espectador, obligándolo a usar su inteligencia, sin presentarle las cosas ya digeridas. Así lo desarrolló en otras series televisivas, como Police Woman y Crime Story .

Cada episodio tuvo un costo millonario de 1.300.000 dólares, convirtiéndose en el programa más caro de la década del 80. Cosechó 15 nominaciones a los Premios Emmy, tras la primera temporada.

Entre los tantos elementos que llamaron la atención de Miami Vice se encuentran los automóviles. Dos fueron los que captaron la mirada de sus seguidores: el Ferrari Daytona y el Testarossa.

PUBLICIDAD

El Ferrari era negro, al estilo de los 70, y fue usado durante las dos temporadas iniciales y el primer episodio de la tercera. En realidad, el vehículo no era un Ferrari, sino un réplica basada en el chasis del Chevrolet Corvette C3, de 1980.

El falso Ferrari fue eliminado de la serie, luego de que el dueño de la marca, Enzo Ferrari, demandó a la firma McBurnie para que no produjera réplicas de Ferrari, pues empleaban su nombre y estilo. Enzo envió dos Testarossas de 1986, inéditos, blancos y ostentosos; su debut se dio en la temporada tres.

La música y los “famosos” invitados...

Hoy este clásico programa, con los únicos polizontes que visten bien en la televisión, se transmite por el cable en el nostálgico canal TCM. Y en su emisión diaria es notorio un elemento que fue clave e identificó a la teleserie: la música.

La banda sonora y el emblemático tema musical del programa, le mereció premios Grammy a su creador, Jan Hammer, un músico de jazz nacido en Praga.

El elenco: Don Johnson, Olivia Brown, Edward James Olmos, Michael Talbott, Phillip Michael Thomas y Saundra Santiago.
ampliar
El elenco: Don Johnson, Olivia Brown, Edward James Olmos, Michael Talbott, Phillip Michael Thomas y Saundra Santiago.

Como todo tenía que ser nuevo en Miami Vice , los productores pagaban $10.000 por episodio para usar las canciones que quería, de artistas del nivel de Phil Collins, The Rolling Stones, Pink Floyd, Tina Turner , Peter Gabriel y U2.

Como valor añadido, en este programa se ven las primeras interpretaciones de algunos actores y cantantes que, entonces, eran perfectos desconocidos.

¿Cómo quienes? Annette Bening, Bruce Willis, Viggo Mortensen, Ben Stiller, Wesley Snipes, Liam Neeson, Julia Roberts, Melanie Griffith (hoy señora de Antonio Banderas, tras dos fallidos matrimonios con Don Johnson), Dennis Farina, Bill Paxton y Binicio del Toro... Muchos de ellos tuvieron carreras más exitosas que las de Don Johnson y Phillip Michael Thomas, quienes después del boom de los 80, no dieron pie con bola.

A Johnson y Thomas –de 64 años los dos–, no les falta el dinero, pero les pasó lo mismo que a otra pareja de policías, que era más conocida entonces: Starsky y Hutch , con Paul Michael Glaser y David Soul. Ambos están acomodados, pero sin haber vuelto a conocer ni por asomo otro éxito tan grande en sus trayectorias.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

'Clásicos de Tele Miami Vice': detectives de la moda, el drama y la corrupción

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Más sobre este tema

Regresar a la nota