Entretenimiento

'Game of Thrones': Repaso de 'The Queen's Justice', episodio 3 de la temporada 7

Actualizado el 31 de julio de 2017 a las 08:08 pm

Entretenimiento

'Game of Thrones': Repaso de 'The Queen's Justice', episodio 3 de la temporada 7

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las casas de apuestas en Westeros están descontroladas: si antes parecía que Daenerys la tendría fácil para reconquistar los Siete Reinos, la Reina de los Dragones sigue acumulando derrotas, cada una más dolorosa que la previa. Esto nadie lo vio venir.

En adelante hablaremos de lo sucedido en The Queen's Justice, tercer episodio de la sétima temporada de Game of Thrones, emitido por HBO en todo el mundo el domingo 30 de julio. Si por algún infortunado motivo no ha podido ver aún el episodio, entonces mejor guarde su distancia de esta lectura, abundante en spoilers del capítulo en cuestión. Que no se diga que no se lo advertimos.

(Video) ¿Qué pasó en el capítulo 3 de la séptima temporada de Game of Thrones? (María Luisa Madrigal)
(Video) ¿Qué pasó en el capítulo 3 de la séptima temporada de Game of Thrones? [side_to_side]

Cuando Dany conoció a Jony

El encuentro más esperado en la historia de GOT no decepcionó y, por el contrario, sorprendió pues el primer cruce de palabras entre Jon Snow y Daenerys Targaryen fue hostil y tenso, bastante alejado de la absurda alegría que los seguidores de la sería habíamos idealizado. Jon llega a Dragonstone junto a Ser Davos y es recibido por Tyrion, a quien no veía desde la primera temporada. Es un gusto el oír los intercambios entre estos dos y ojalá se den más espacios de interacción entre ellos en lo que queda de la serie, pues la camaradería y el respeto en ellos funciona muy bien (pagaría por ver una comedia de carrera que los involucre). Imposible no reírse en un intercambio como el que sostienen en el risco, cuando ante una interrogante de Jon, Tyrion le dice que es una buena pregunta: "Ya sé que es una buena pregunta, lo que necesito es una respuesta". Brillante.

Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) y Jon Snow (Kit Harington), finalmente cara a cara. (HBO)

Tyrion es un buen constructor de puentes, y es él quien logra algo de acuerdos entre los dos jóvenes líderes. Dany no entiende mucho de los cuentos de Jon sobre muertos vivientes y él se frustra ante la falta de empatía de parte de ella. Sin embargo, entre ellos hay respeto y prudencia, pues es claro que las intenciones son nobles en ambos lados. Gracias a los buenos oficios de Tyrion, Dany acepta que Jon extraiga el vidriodragón de la montaña, todo como gesto de buena voluntad. Parece que las cosas entre estos dos podrían funcionar (y eso que no saben aún que son parientes).  

Team Cersei 3 - Team Dany 0

En el plano militar, es reconfortante ver que Dany no ganará por la goleada que se sugería al final de la temporada anterior. Si bien su fuerza de ataque era enorme, la estrategia de Tyrion ha dejado mucho que desear, mientras las derrotas se apilan en la mesa de Dragonstone.

La alianza con el psicópata Euron Greyjoy ha sido fundamental para los Lannister, que con más maña que fuerza desbarataron la red de apoyo local que Dany había conseguido en Westeros: una semana atrás Euron destruyó la flota naval de Yara y Theon Greyjoy y acabó con el control de las Sand Snakes y Ellaria Sand sobre Dorne, y hoy hizo lo propio acabando con los buques que llevaron a los Unsullied a Casterly Rock, aislando a Grey Worm y los soldados de Dany en una ciudad abandonada y vacía.  

Si bien Euron es la fuerza bruta y el poder marítimo, el maestro de la estrategia ha sido Jaime, quien anticipó los movimientos de su hermano Tyrion y lo dejó desgastar energías y recursos en Casterly Rock, mientras la armada Lannister marchaba con todo su poderío (más las tropas del padre de Sam, Randyll Tarly) hacia un desprotegido Highgarden. Así, sin mucho esfuerzo, Cersei y los suyos lograron sacar de la ecuación a los Sand, Tyrell, Greyjoy y a las mejores tropas de la reina Targaryen. Además, la toma de Highgarden también ayudará a restablecer la salud financiera de la endeudada Cersei, que tiene al Banco de Hierro cobrándole las deudas del reino (está de más decir que el traslado del oro hacia King's Landing será fundamental en los capítulos venideros).

Olenna Tyrell (Diana Rigg) se despidió como los grandes. (HBO)

Lady O

Olenna era la última de los Tyrell. La veterana Reina de Espinas fue tomada por sorpresa por Jaime y su ciudad cayó sin oponer mucha resistencia (lo militar "no era su fuerte", como bien admitió). Sin opciones ni escape, la matriarca aceptó el vino envenenado que le ofreció el conquistador y dejó la serie para siempre, no sin antes soltarle un golpe demoledor, al contarle con lujo de detalles que fue ella quien envenenó al insufrible de Joffrey.

La cara de Jaime al finalmente entender la autoría intelectual del asesinato de su hijo fue la última gran victoria de Lady Olenna, quien de paso tuvo una de las muertes más elegantes que la serie ha visto. Aquella verdad es difícil de tragar para Jaime, pues el asesinato del insoportable rey adolescente cambió por completo el rumbo de los acontecimientos (la falsa acusación contra Tyrion, el juicio contra este que deparó la muerte de su padre Lannister, los señalamientos contra Sansa, la coronación y caída de Tommen).     

Sansa y Bran: Amor del raro

La última vez que Sansa y Bran Stark estuvieron juntos, ella era una muchachita tonta enamorada de un príncipe sadista, y él un niño en coma tras ser lanzado por la ventana de la torre. Los hermanos no tenían más en común que el apellido y sus padres. De eso hace ya muchas lunas.

Y justo cuando Sansa empezaba a acostumbrarse a su rol de administradora de Winterfell, Bran vuelve a su vida. El reencuentro entre los hermanos fue extraño, incómodo si se quiere, con ella visiblemente conmovida y él casi catatónico, carente de emociones.

Tiene razón Bran en eso de que pretender explicar su nueva vida y todo el rollo del Cuervo de Tres Ojos no es sencillo. Sin embargo, el muchacho al parecer ya está jugando en otra liga, una que entiende está por encima de las capacidades de su hermana. Bran no está interesado en asumir el control político del Norte (por ser varón está por encima de sus hermanas en acceso al mando) sino en fortalecerse y crecer como el nuevo gurú místico. Con su capacidad para ver el pasado y el futuro, Bran desconcierta a su hermana al describirle el día de su boda con Ramsay Bolton, capítulo traumatizante para Sansa y la audiencia que la pelirroja no esperaba revivir con un hermano al que no veía hace años. No fue la mejor manera de restablecer el lazo fraterno.  

'Game of Thrones': Reencuentro de Sansa y Bran

De madre a madre

Estaba cantado: cuando Euron tomó rehenes a Ellaria Sand y su hija Tyene, todos supimos que aquello no terminaría nada bien para ellas. El pirata las entregó como regalo a Cersei y la reina fue especialmente dedicada con ellas, no tanto por aliarse con Dany, sino por algo mucho más instintivo y doloroso: el corazón roto de una madre.

Ellaria fue quien mató a Myrcella, la hija de Cersei, y eso no se olvida ni se perdona. La muerte de la dulce niña desoló a su madre, a un punto que no le vimos, por ejemplo, con la muerte de Tommen (bueno, la verdad era difícil llorar al mentecato de Tommen). Pero de la muerte de su princesa, Cersei no se recuperó y por eso el tener finalmente a Ellaria y su hija en sus manos fue una especie de justicia divina.

Cersei se la aplicó a su rival, pues no solo envenenó a Tyene con el mismo beso mortal que recibió Myrcella, sino que la encadenó a centímetros de su madre. Impotente, Ellaria deberá ver morir a su hija lentamente, y que su cadáver se pudra dentro de la misma mazmorra. Es difícil sentir empatía por Ellaria (se lo buscó) pero igual: la tortura para ella y su hija fue demencial.  

- Algunas anotaciones al margen:

- Euron ha hecho de Jaime su pato de la fiesta particular. El comentario que le hizo sobre los modos en los que piensa complacer sexualmente a Cersei fue puro ácido de batería.

- Buen momento escogió Littlefinger para empezar a hablar con lenguaje florido. Su consejo a Sansa fue abundante en adornos.

Tyrion (Peter Dinklage) no da pie en bola con sus estrategias militares. (HBO)

- El encuentro entre Ser Davos y Melisandre quedará para más adelante... 2018, digamos. <

- Bronn está de vuelta. No dijo nada, pero el mercenario favorito de todos siempre suma.

- Jorah Mormont recibió el milagro dermatológico, quedó libre de greyscale gracias a los buenos oficios de Samwell y partió en búsqueda de su querida reina Daenerys. De fijo que su camino volverá a cruzarse con el de Sam: es una dupla demasiado extraña como para no aprovecharla más. 

- Samwell curador experto: Si bien la serie no reparó mucho en eso, el que el buen amigo de Jon lograra curar de greyscale a un adulto es un hito inédito en la historia médica de Westeros. El maestro Ebrose le reconoció la hazaña no solo no expulsándolo, a pesar de haber desobedecido su mandato, sino que como "castigo" le encomendó transcribir unos pergaminos antiguos y pueden apostar lo que quieran a que la tarea no es antojadiza: esos papeles deben de tener información valiosa y Ebrose quiere que Sam la encuentre.

- Theon tuvo una escena que no duró un minuto, apenas lo necesario para saber que sigue vivo y sufriendo. Pobre infeliz. - Bran le dice a Sansa que necesita hablar con Jon Snow. Prohibido perderse esa plática.

- Randyll Tarly cedió y aceptó aliarse a los Lannister. Júrenlo que el inflexible señor tendrá al menos un encuentro más con su hijo Sam.

- Euron –el ídolo pop del momento– mantuvo como rehén a su sobrina Yara. La disputa entre los capitanes de las Islas de Hierro aún tiene mucha tela que cortar (ojalá con oportunidad de redención para Theon incluida).

- Melisandre huye por la derecha de Dragonstone para evitar toparse a Jon Snow. La mujer roja va de vuelta a Volantis pero le advierte a Varys que regresará eventualmente a Westeros, la tierra donde ambos morirán. Ver al siempre ingenioso Varys quedarse callado (y visiblemente afectado) ante aquella premonición fue un gran acierto.

Semana libre: Arya, The Hound, Beric Dondarrion, Thoros de Myr, Lyanna Mormont, Brienne y Tormund.

Muerte de la semana: Olenna Tyrell, la Reina de las Espinas. Qué manera de despedirse: siempre digna, siempre una jugada adelante, siempre con la última palabra. Es una pena que la serie pierda a una de las mejores jugadoras del juego de tronos, quien se marchó con la satisfacción de romper el espíritu de Jaime Lannister con la verdad sobre su responsabilidad en la muerte de Joffrey. ¡Salud! Y si bien Ellaria y Tyene no murieron en escena, todos sabemos que no volveremos a verlas con vida.

Lo que viene:Dany se hartó de los planes "ingeniosos" de Tyrion y alzará vuelo con sus dragones (que parece ser justo lo que Cersei quiere). Sangre y fuego, al fin. Además, atención a Arya, que bien podría finalmente encontrarse con Sansa y Bran.

Adelanto de 'The Spoils of War', episodio 0704 de 'Game of Thrones'
Adelanto de 'The Spoils of War', episodio 0704 de 'Game of Thrones' [side_to_side]

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

'Game of Thrones': Repaso de 'The Queen's Justice', episodio 3 de la temporada 7

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Víctor Fernández G.

vfernandez@nacion.com

Jefe de información de Entretenimiento

Es el jefe de la mesa de Entretenimiento en la redacción integrada de Grupo Nación, donde tiene a su cargo la coordinación de la revista diaria Viva, los productos semanales Áncora, Teleguía y Revista Dominical.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota