Entretenimiento

Crítica de TV: ‘De boca en boca’, una pegatina de productos

Actualizado el 12 de febrero de 2016 a las 05:27 pm

El nuevo programa de canal 7 es una mezcla de estilos y realizaciones

Entretenimiento

Crítica de TV: ‘De boca en boca’, una pegatina de productos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Canal 7 estrena 'De boca en boca' el 8 de febrero (Teletica)

El nuevo programa de canal 7 se aleja completamente de cualquier atisbo de estilo, llegando a ser una gran mezcolanza de referencias. Diferente a cualquier formato importado por Teletica –esfuerzo sistemático y organizado–, en esta ocasión su departamento de formatos pudo haber optado mal.

De boca en boca es un programa original de TC-Ecuador, que desde el año pasado se convirtió en programa de una hora luego de ser una sección de un noticiero. Así Teletica entra en una suerte de prueba con Intrusos de canal 11, pero en otro horario.

Deficiencias. Primeramente, se nota un revoltijo de gente en un espacio de pocos metros cuadrados. Un elenco cambiante y variado: periodistas, presentadores e invitados. Tanta gente genera incertidumbre en los personajes que componen el elenco.

La realización de campo es muy pobre, con poca preparación de los diversos escenarios. Parece que el recurso es limitado en gente y equipo, similar a la producción de noticias.

Además, existen problemas básicos de lipsync y ruido en audio de entrevistas; es injustificable que un canal de televisión con el know how padezca esto, haciendo patente la dificultad que tiene un canal para iniciar proyectos nuevos fuera de la comodidad del estudio, sobre todo con errores tan nóveles como estos.

Estilo. Existe una floja narrativa que resulta idéntica a + Q Noticias con contenido rosa, que resulta más laxo. La realización híbrida entre nota periodística y ficción se ve forzada y arroja un resultado pobre y poco plausible.

Mantiene un tratamiento absurdo de la imagen al mejor estilo de El Chinamo , cargado de gráficos y repeticiones innecesarias que contaminan frecuente y abrumadoramente la pantalla. Los gráficos impuestos son innecesarios, el video no ocupa nada más allá del lenguaje clásico y las figuras de montaje para ser entendible y agradable.

El resultado es un ornitorrinco entre muchos tipos de realización, se aleja incluso de su formato original, sin claridad en los objetivos de la producción que deberían definirse desde el tono de la información, el estilo de realización y el modo de producción.

Contenido. Se ven notas que son un desatinado relleno. Como la de Alonso Solís desde San José buscando el “amor”.

PUBLICIDAD

Le cuesta a todos los espacios nacionales: generar contenido diario diferente al noticioso, sobre todo tan específico como la farándula, con una escena más que pequeña en el país.

La mayoría de la información no encadena entre sí, se siente forzada y, sobre todo, se siente el relleno a golpe de notas.

Primero, ad portas es poco probable que de Ecuador llegue un formato destacado, pues Ecuador no produce contenidos o formatos apetecidos a nivel latinoamericano.

Segundo, esta carencia en la propuesta podría deberse a la adaptación del programa. Una rápida chequeada al original nos da la idea de que aparte de los grandes rasgos, poco se ha conservado.

Esto facilita espacios improvisados, divagando en lo que conocen: mezclar herramientas y soluciones en una realización sin personalidad, una realización que no mueve la pantalla hacia adelante. Estanca el avance ganado con algunas franquicias traídas por Teletica Formatos que han sido buenas opciones de entretenimiento.

Es relativamente cuestionable que exista una audiencia para esta oferta a la una de tarde, sobre todo dispuesta a comprometerse con una propuesta tan pobre.

Le recomiendo que intente ver el espacio y contrastar su opinión con lo que externamos acá, que usted mismo valore lo que se le presenta.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Crítica de TV: ‘De boca en boca’, una pegatina de productos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota