Entretenimiento

Conferencia de prensa de María Antonieta de las Nieves, en Perú

‘La Chilindrina es mía y nadie me la puede quitar’

Actualizado el 24 de julio de 2013 a las 12:00 am

Se acabó la disputa La actriz que encarnó a La Chilindrina en El Chavo del 8 afirmó que ya ganó el “pleito” que tenía contra Chespirito y Televisa

Entretenimiento

‘La Chilindrina es mía y nadie me la puede quitar’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ayer por la tarde, medios peruanos informaron de que la actriz mexicana María Antonieta de las Nieves –famosa por interpretar el papel de La Chilindrina en la serie El Chavo del 8 – ganó la disputa legal que tenía con Roberto Gómez Bolaños, o Chespirito, creador del personaje y de la popular serie televisiva.

Fue mediante una conferencia de prensa en el Perú que la artista reveló que el desacuerdo fue resuelto a su favor, pues será en ese país en donde presentará su show ¡Fíjate, fíjate, fíjate! , del 25 de julio al 11 de agosto, en la ciudad de Lima.

“Ustedes son los primeros que lo saben. Tienen la primicia de saber que ya gané el pleito contra Televisa y contra Chespirito”, dijo De las Nueves en la llamativa rueda de prensa, dando por entendido el fin de un conflicto que estuvo presente durante alrededor de 12 años.

“Ya La Chilindrina es mía y no me la puede quitar nadie”, comentó la actriz, refiriéndose al personaje cuya autoría y registro desató esta longeva problemática.

Con 63 años de edad, María Antonieta de las Nieves sigue viviendo el papel de La Chilindrina y también se prepara para presentar su libro autobiográfico. Fotografía: Archivo.
ampliar
Con 63 años de edad, María Antonieta de las Nieves sigue viviendo el papel de La Chilindrina y también se prepara para presentar su libro autobiográfico. Fotografía: Archivo.
Resulta que Chespirito tuvo varios encontronazos con los actores que le dieron vida a sus peculiares y famosos personajes, reclamando los derechos de utilización de los mismos, mientras que personas como De las Nieves argumentaron haber sido responsables de muchos de los ademanes, gestos característicos y una gran parte de la personalidad de los sujetos.

“No sé si ustedes me crean o no, pero yo quiero muchísimo a Chespirito, le tengo mucho respeto, le tengo mucho cariño, y no me gustaría que algo que yo dijese o que yo escribiera le fuera a molestar”, añadió el alma detrás de La Chilindrina ante periodistas peruanos.

Sin embargo, comentó que no cree posible lograr una reconciliación con Gómez Bolaños.

Al recibir la noticia de que ahora puede darle el uso que guste al personaje, De las Nieves no festejó, sino que le pareció un hecho increíble. “Fueron 12 años de guerra en los tribunales, tan así que no celebré cuando me enteré que gane el juicio, pues hasta ahora no lo puedo creer”, reveló el martes.

En la página de Radio Programas del Perú está habilitado un video de la reveladora conferencia de prensa, en la que la mexicana también comentó acerca de su reciente reencuentro con el actor Carlos Villagrán, quien interpretó a Kiko en la querida comedia del Chavo.

PUBLICIDAD

“No sabes qué emocionante fue; ustedes comprenderán que yo tenía 30 años de no verlo. No fue preparado: lo veo venir, él me ve, yo lo veo y nos dio tanta emoción que corrimos a abrazarnos”, contó sobre el especial reencuentro.

“Ya estamos planeando un viaje para el año que entra –un crucero juntos–, entonces sí, ha sido una unión muy, muy bonita”, añadió María Antonieta de las Nieves.

El Chavo del 8 se empezó a transmitir en 1971 y, en total, se emitieron 290 capítulos de la serie, que alcanzó popularidad en la totalidad de la comunidad hispana.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

‘La Chilindrina es mía y nadie me la puede quitar’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alessandro Solís Lerici

alessandro.solis@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Periodista de la Revista Dominical de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Escribe sobre temas sociales, internacionales, generaciones jóvenes, crónicas, problemáticas culturales.

Ver comentarios
Regresar a la nota