Entretenimiento

Actores lograron el éxito y la fama con su trabajo en la serie

¿’Breaking Bad’será su estigma?

Actualizado el 30 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Los actores Bryan Cranston, Aaron Paul y Anna Gunn tienen frente a ellos un gran reto: dejar en el pasado los personajes que los hicieron famosos, en la gran serie de culto que los catapultó a la más alta esfera de la televisión internacional

Entretenimiento

¿’Breaking Bad’será su estigma?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El nuevo reto de las estrellas de Breaking Bad (Adrián Soto H)

¿Qué pasa cuando se alcanzan la gloria y el éxito? ¿Qué hacer después de llevar sobre los hombros los calificativos de mejor actor y mejor actriz? La responsabilidad de superar esa línea es muy pesada para los artistas.

Bryan Cranston, Aaron Paul y Anna Gunn tienen, a partir de la grabación del último capítulo de Breaking Bad , que demostrar que pueden dejar atrás las personalidades de Walt, Jesse y Skyler para continuar su oleada de éxitos.

El lunes anterior fueron coronados como los mejores en una serie de drama, en la ceremonia número 66 de los premios Emmy a lo más destacado de la TV en Estados Unidos.

Cranston fue el mejor actor principal, mientras que Paul y Gunn fueron elegidos como los mejores actores secundarios; todos estos reconocimientos por su trabajo en la serie de culto más exitosa de los últimos tiempos.

En esta escena de la serie, Bryan Cranston interpreta a Walter White (frente), atrás, Anna Gunn como Skyler y a la derecha el actor RJ Mitte como Walter Jr. | ARCHIVO.
ampliar
En esta escena de la serie, Bryan Cranston interpreta a Walter White (frente), atrás, Anna Gunn como Skyler y a la derecha el actor RJ Mitte como Walter Jr. | ARCHIVO.

“Amo actuar; es mi pasión y lo seguiré haciendo hasta mi último aliento”, aseguró Cranston al recibir en el teatro Nokia su cuarto premio Emmy (todos por Breaking Bad ).

Aaron Paul afirmó que gracias a la serie y a su productor Vince Gilligan él es actor. “Por él (Gilligan) es que ahora tengo una carrera, él creyó en mí”, dijo el joven.

Por su parte, Anna Gunn ha afirmado en varias ocasiones que gracias a Skyler pudo desarrollar de forma magistral el talento que había luchado por mostrar desde hacía varios años.

Sin embargo, ¿serán estos actores la excepción a la regla que dice que después de un éxito tan apabullante las carreras no vuelven a despegar? Habrá que esperar a ver sus nuevos proyectos.

No se deja. Cranston, cuya carrera se inició a principios de la década de los años 80, se fue desarrollando tanto en la televisión como en la pantalla grande. Recientemente, ha recibido diferentes reconocimientos por el papel de Walter White: un Globo de Oro, cuatro Emmy y dos premios SAG.

Su paso por películas como Saving Private Ryan o series de TV como Seinfeld ha sido discreto, exceptuando su protagónico más conocido previo a Breaking Bad : el papel de Hal Wilkerson en Malcolm in the Middle.

PUBLICIDAD

Ahora, le toca afrontar el peso del éxito y continuar con la carrera prolija que ha querido, pero esto no es un trabajo sencillo.

Actores de series exitosas y premiadas lo han intentado, la mayoría sin éxito a pesar de su talento, como es el caso del recordado James Gandolfini quien nunca se pudo separar de su personaje de Tony Soprano en The Sopranos.

“El asunto es que en televisión pasa mucho cuando las series son longevas, cuando son más de cinco temporadas haciendo el mismo personaje. En el caso de Cranston, su papel de Walter White caló en el público”, explicó el crítico de televisión Óscar Cruz.

Para el experto, los actores deben despojarse de ese disfraz con el cual los han identificado por mucho tiempo, para lograr volver a ser exitosos en otros ámbitos como el cine y el teatro.

“Si se logran ver por ejemplo con peluca, con lentes o bigote puede ser que vayan dejando de lado el estigma de un papel. Así podrían ir cotizándose como artistas, pero no consagrándose como tales; el que hicieran un gran papel que les ha dado varios premios Emmy no quiere decir que ya están consagrados”, explicó Cruz.

Esta teoría la apoya la publicista Elena Faba. “Algunos quedan con un tipo de personaje que duraron construyendo tres o cuatro años; al público se le hace complicado asimilar otra personalidad”, afirmó.

Un artista que rompió con este hito fue el recién fallecido Robin Williams, quien después de ser Mork ( Mork & Mindy ) logró un gran paso por el sétimo arte, al interpretar varios papeles desde la comedia hasta el drama.

Aaron Paul (izquierda) junto a Bryan Cranston en sus papeles de Jesse Pinkman y Walter White en la serie   Breaking Bad.  | ARCHIVO.
ampliar
Aaron Paul (izquierda) junto a Bryan Cranston en sus papeles de Jesse Pinkman y Walter White en la serie Breaking Bad. | ARCHIVO.

Cranston, de 58 años, actualmente se desarrolla como productor con su empresa Moon Shot Entertainment, con la cual compró los derechos del libro The Dangerous Book for Boys , y está trabajando en una adaptación para televisión de esta obra literaria.

En un futuro cercano solo se vislumbra su protagónico en la película biográfica sobre el escritor y guionista estadounidense Dalton Trumbo.

Juventud. De los protagonistas el que está en más movimiento en la escena artística es Paul. Aaron, de 35 años, prueba en las películas su buena estrella.

PUBLICIDAD

Recientemente, protagonizó la cinta Need for Speed , inspirada en un videojuego; ahora, vienen para el 2014 y 2015 otras producciones: Hellion , A Long Way Down , Exodus (al lado de Christian Bale y Joel Edgerton), Quad y Fathers and Daughters .

“Los artistas son productos transmedia; en el caso de Aaron Paul, él está interesado y aprovechando su juventud para participar en muchos proyectos”, comentó Faba.

Aaron Paul, Anna Gunn y Bryan Cranston posaron el lunes anterior con sus premios Emmy como mejores actores de drama.  | AFP
ampliar
Aaron Paul, Anna Gunn y Bryan Cranston posaron el lunes anterior con sus premios Emmy como mejores actores de drama. | AFP

En otro trabajo por separado de Breaking Bad , Paul ya realizó (como productor y actor) la primera temporada de BoJack Horseman (para la plataforma Netflix) y, recientemente, firmó un jugoso acuerdo con Sony Pictures TV para el desarrollo de nuevos proyectos televisivos.

Con respecto a su compañera de reparto Anna Gunn, quien al interpretar Skyler, esposa de Walt, logró que el público la odiara, al punto de enviarle notas ofensivas (era una especie de antiheroína en la producción televisiva), su carrera continúa algo más discreta que la de sus compañeros.

Actualmente, se encuentra grabando la serie Gracepoint, en la que interpretará a una detective.

Existen varias teorías en Estados Unidos: estudiosos y conocedores del tema las han debatido. Casos como el de Jennifer Aniston, Tina Fey, George Clooney o Mila Kunis son ejemplos positivos del paso de la TV al cine.

Sin embargo, otros se quedaron en la carrera como lo fueron las estrellas de Sex and the City , algunos actores de Friends o los intérpretes de The X Files.

Walt, Jesse y Skyler tienen que dejar libres a Bryan, Aaron y Anna. El gran reto de estos actores es alejarse de Breaking Bad y darles vida a otros personajes. Bryan Cranston, Aaron Paul y Anna Gunn tienen, a partir de la grabación del último capítulo de ‘Breaking Bad’, que demostrar que pueden dejar atrás las personalidades de Walt, Jesse y Skyler para continuar su oleada de éxitos.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

¿’Breaking Bad’será su estigma?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Jessica Rojas Ch.

jessica.rojas@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Bachiller en periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Cubre temas de música nacional e internacional, además de informaciones de entretenimiento.

Ver comentarios
Regresar a la nota