Entretenimiento

Montaje se estrenará el jueves 23 en Casa Teatro

Viola (1234 ): las cuatro caras de una violación

Actualizado el 21 de julio de 2015 a las 12:00 am

Cuatro actrices explorarán temas incómodos de agresión sexual: el acoso callejero, la victimización de la mujer y la exclusión de la perspectiva masculina.

Entretenimiento

Viola (1234 ): las cuatro caras de una violación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ante el ojo público, la violación es un tema que siempre se expone con cifras, noticias o sátira cómica; ahora, también será desmenuzado en cuatro monólogos en Casa Teatro (barrio Amón) a partir de este jueves 23 de julio .

Poética. Música y elementos visuales acompañan la obra. Jorge Navarro.
ampliar
Poética. Música y elementos visuales acompañan la obra. Jorge Navarro.

El restringido espacio de discusión se convirtió en una oportunidad para que la dramaturga Natalia Mariño y cuatro actrices crearan el montaje Viola (1234).

“Siento que como son temas tan fuertes, siempre tratamos de esquivarlos. Es una reacción muy natural no querer tener al frente situaciones tan desagradables”, explica. “Por lo menos, el cuestionar la violación y ponerla en escena nos hace repensarla”.

La propuesta cuenta, además, con música y canto en vivo, con piezas originales y versiones de blues de canciones populares que determinan la “personalidad y tinte” de cada escena.

Rostros. Viola (1234) se compone de cuatro monólogos con perspectivas diferentes sobre el concepto de violación. Mariño admite la ambigüedad el título: la palabra “viola” puede representar un objeto, un nombre propio y un acto de agresión.

La directora del montaje creó los textos en colaboración de sus intérpretes: Milena Picado, Yael Salazar, Ana Lucía Rodríguez y María Luisa Garita.

Picado y Salazar exponen las consecuencias más evidentes de “la cultura de violación”, entre ellos el acoso callejero y el trauma psicológico.

Por otro lado, Rodríguez y Garita cuestionan conceptos como la apreciación del cuerpo propio y el ajeno, la violación de la integridad personal y la exclusión de los hombres como víctimas de violencia sexual.

“A pesar de que no hay hombres (en el elenco), quisimos abrir el panorama para incluir estas visiones”, detalla Mariño.

La sensibilidad de la obra no es arbitraria, afirma. El equipo distribuyó una encuesta anónima para determinar tabúes ligados a la violación masculina, así encontraron que persiste la vergüenza y la ignorancia de que la violencia sexual trasciende las barreras del género.

Siete funciones

Viola (1234) tendrá funciones del 23 al 26 de julio, jueves a sábado, a las 8 p. m., y domingo, a las 7 p. m., en Casa Teatro, al costado de la Alianza Francesa en barrio Amón. El valor de la entrada es de ¢5.000. Más información de reservas y entradas al número: 8886-2403.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Viola (1234 ): las cuatro caras de una violación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Natalia Díaz Zeledón

ndiaz@nacion.com

Periodista de entretenimiento y cultura

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Productora audiovisual y periodista de la Universidad de Costa Rica. Se especializa en temas de artes escénicas, música, cine y televisión. 

Ver comentarios
Regresar a la nota