Entretenimiento

Dos Amelias Earheart y un sueño alado

Actualizado el 01 de diciembre de 2013 a las 12:05 am

La vida de Amelia Rose Earheart ha estado realmente marcada por su nombre. El año próximo, esta joven aviadora estadounidense intentará repetir la hazaña fallida de su tocaya, quien murió en 1937.

Entretenimiento

Dos Amelias Earheart y un sueño alado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Es probable que llamarse Amelia y llevar el apellido Earheart pueda resultar una especie de carga o entrañar cierto tipo de compromiso. Probablemente, quien así se llame ha pasado su vida respondiendo a la pregunta: “¿ y usted, cuándo abordará un avión para darle la vuelta al mundo?”

Earhart detalló que se entrena en el avión ‘Pilatus PC-12NG’ porque es uno de los más seguros.  | AMELIA EARHEART PARA LN
ampliar
Earhart detalló que se entrena en el avión ‘Pilatus PC-12NG’ porque es uno de los más seguros. | AMELIA EARHEART PARA LN

El trayecto de la segunda Amelia Earhart podrá ser seguido en directo por medio de Internet. Ella se ha involucrado de lleno en la planeación de la ruta, e hizo un entrenamiento de sobrevivencia por si llegara a tener problemas, por ejemplo cuando vuele sobre el océano

Lo cierto es que existe una estadounidense de nombre Amelia Rose Earhart, quien ahora tiene 30 años, se formó como aviadora y está en la recta final de su preparación para volar alrededor del mundo en un avión de un solo motor, un proyecto previsto para junio del 2014.

Si bien no tiene parentesco alguno con la aviadora original –quien desapareció en las aguas del Pacífico sur en 1937, mientras intentaba culminar esa misma hazaña– esta Amelia ha admitido que fue su nombre lo que la inspiró a querer asumir el reto.

Desde Denver, Estados Unidos, la joven aviadora concedió unos minutos a ADN Radio 90.7 FM (emisora de Grupo Nación) para hablar de sus motivaciones para querer culminar este viaje de 43.000 kilómetros. Su recorrido dará inicio en Oakland, California; pasará por Miami, Surinam y Brasil, cruzará el Atlántico hasta Senegal, Nigeria, India, Tailandia, Australia, Papúa Nueva Guinea, la isla Kiribati en el Pacífico, Hawái, y terminará de nuevo en Oakland.

La ruta es la misma que trazó hace más de 70 años su tocaya Amelia, pero esta vez, espera llevar a buen puerto el anhelo.

–¿Qué significa para usted tener el nombre de la mujer aviadora más grande de la historia?

–Ha sido una experiencia única, aunque en la niñez quizá no entendía muy bien lo que eso significaba.

”A mis 20 años, cuando aprendí a volar, la gente me preguntaba si le iba a dar la vuelta al mundo, o si al menos iba a obtener la licencia para piloto. Luego comencé a pensar seriamente en mi nombre y en lo que representaba, y me di cuenta de que podía crear una experiencia única.

”Desde entonces, intento vivir como lo hacía la primera Amelia: llena de aventura, curiosa, apasionada por lo que hacía”.

“Me sentía más cómoda en el aire que estando en tierra”, cuanta Earhart sobre el momento en que descubrió su amor la aviación.
ampliar
“Me sentía más cómoda en el aire que estando en tierra”, cuanta Earhart sobre el momento en que descubrió su amor la aviación.

–¿Cuándo le comenzó el amor por el vuelo?

PUBLICIDAD

–Cuando era niña, tenía mucha curiosidad por el tema. Sin embargo, creo que fue el día en que tomé mi primera hora-vuelo con el instructor, y estuve por primera vez en el cielo, cuando entendí que estaba en el lugar correcto. Me sentía más cómoda en el aire que estando en tierra.

”Cuando obtuve mi primera licencia (la de piloto privado), entendí que, paso a paso, las cosas llegan en algún momento. Después obtuve mi licencia de vuelo por instrumentos y ahora estoy a las puertas de mi travesía por el mundo”.

–¿Cómo se prepara para este reto?

–Ha sido un largo proceso para sumar la mayor cantidad de horas-vuelo y adquirir experiencia. Ahora estoy más en la parte de los permisos, las visas para los diferentes países por donde voy a pasar.

También estoy en la planeación de la ruta, y hace poco, culminé una parte muy interesante del entrenamiento, la de sobrevivencia si tengo problemas en el océano. Y ya comenzamos a trabajar en los equipos satelitales que serán usados en vuelo.

–¿Por qué escogió el mes de junio para iniciar la travesía?

–Es una buena pregunta. Cuando se busca volar cerca del ecuador, hay que revisar como se comportó el clima durante el año pasado.

Hicimos revisiones en Estados Unidos, Suramérica, África, India, y el Pacífico sur. Así hallamos que el inicio de junio es la mejor época para ir. Está comenzando la época de huracanes, y el viento estará a tu favor para darte un pequeño empujón y ascender más rápido. También hay menos neblina y la temperatura del océano por donde pensamos volar es cálida; eso es útil en caso de que algo salga mal.

–¿Ha pensado qué sentirá cuando vuele por el Pacífico sur, cerca de donde Amelia Earheart desapareció en 1937?

–Absolutamente, es algo en lo que pienso siempre, sobre todo cuando el entrenamiento se vuelve duro y parece complicado de terminar.

Es ahí cuando pienso en lo que será terminar el viaje y ganar algo de dinero para ayudar con mi Fundación a otras niñas que tienen el sueño de volar.

PUBLICIDAD

Este será el primer vuelo alrededor del mundo que será transmitido en video por Internet. Será posible registrarse en la página www.flywithamelia.org y ver lo que acontezca dentro de la cabina del avión, así como lo que suceda durante el vuelo.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Dos Amelias Earheart y un sueño alado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota