Entretenimiento

El samaritano de los metaleros que esperan el concierto de Black Sabbath

Actualizado el 22 de octubre de 2013 a las 11:26 am

Fanático les llevó pinto a los muchachos que estaban en la fila

Entretenimiento

El samaritano de los metaleros que esperan el concierto de Black Sabbath

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Es uno de ellos, tiene su boleto de Súper Fan guardadito en la casa y sabe lo que significa hacer fila por horas, aguantar hambre, sueño, frío y quedar empapado por la lluvia, con tal de ver a su grupo favorito.

Sergio Acuña es un vecino de Paso Ancho y a eso de las 10:30 de la mañana de este martes 22 estacionó su carro en la entrada noreste del Estadio Nacional, para llevarles un desayuno improvisado a los fanáticos que llevan nueve días acampando en la puerta de ese sector.

"Es un desayuno totalmente gratis para los que quieran acercarse, siempre trato de hacerlo cuando el trabajo me lo permite, soy como uno de ellos, sé lo que es hacer fila y pasarla no muy bien, se cuidan el campo y he sufrido eso mismo. Lo hago más que todo por solidaridad", expresó Acuña, con su camisa de Megadeth en el pecho. 

Sergio Acuña, es un vecino de Paso Ancho y a eso de las 10:30 de esta mañana estacionó su carro en la entrada Noreste del Estadio Nacional, para llevarles un desayuno improvisado a los fanáticos.
ampliar
Sergio Acuña, es un vecino de Paso Ancho y a eso de las 10:30 de esta mañana estacionó su carro en la entrada Noreste del Estadio Nacional, para llevarles un desayuno improvisado a los fanáticos. (Allan Andino.)
Abrió la cajuela de su carro y se formó la fila para repartir pinto, huevo, salchichón, y hasta un poquito de chile para condimentarlo. Ayer al mediodía, este samaritano  repitió la acción con almuerzos.

Posterior al desayuno se fue y regresó con una hielera para repartir refrescos.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El samaritano de los metaleros que esperan el concierto de Black Sabbath

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota