Entretenimiento

Artista invitado al Festival de Música Credomatic

Violinista Gidon Kremer: ‘La música es una misión’

Actualizado el 10 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Este violinista, considerado el mejor del mundo, es también un luchador por la defensa de los derechos humanos en Rusia. Costa Rica lo escuchará hoy por primera vez, acompañado del proyecto de sus amores: la Kremerata Báltica, que une a artistas de Letonia, Lituania y Estonia

Entretenimiento

Violinista Gidon Kremer: ‘La música es una misión’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Gidon Kremer es letón y tiene 66 años. Foto: AFP

Aunque es considerado el mejor violinista del mundo –así lo dijo el gran Herbert von Karajan –, a Gidon Kremer no le interesa el éxito o la fama. Para él, la música es una misión en la vida; un amor al que le ha sido leal por 60 años y que le ha permitido llevar felicidad y luchar contra la injusticia.

Este artista letón, el más importante invitado del Festival de Música Credomatic, dará un único concierto hoy en el Teatro Nacional.

No estará solo; con él vino su Kremerata Báltica , colectivo creado y liderado por él, que está integrado por virtuosos músicos de Letonia, Estonia y Lituania.

En dos meses, Kremer, de 66 años, participará en el concierto To Rusia With Love , iniciativa que hará un llamado por la defensa de los derechos humanos en Rusia.

Esta importante cita, que se realizará el 7 de octubre en la sala de cámara de la Orquesta Filarmónica de Berlín , convocará a otros reconocidos instrumentistas como la pianista Martha Argerich, el chelista alemán Nicolás Altstaedt, la pianista georgiana Khatia Buniatishvili, el trompetista ruso Sergei Nakariakov, el flautista suizo Emmanuel Pahud y nada menos que al director Daniel Barenboim.

En medio de su agitada agenda, Kremer hizo un alto en el camino y conversó con Viva acerca de su debut en Costa Rica y su compromiso con las causas sociales.

¿Por qué decidió participar en el Festival de Música Credomatic?

Acepté esta invitación porque me gusta explorar nuevos públicos, nuevas tradiciones. He escuchado muchas cosas positivas de este festival; toda mi orquesta está invitada. Estamos emocionados de poder disfrutarlo.

¿Todavía lo emocionan debuts como este en Costa Rica?

Claro. Llegué anoche (el miércoles por la noche); tengo que acostumbrarme al cambio horario de aquí porque es muy fuerte para mí, pero el paisaje me parece es increíble. Tengo muchas cosas que ver en Costa Rica.

¿Había escuchado algo sobre Costa Rica y su música antes?

No mucho sobre la música, pero sé que Costa Rica es uno de los lugares que preserva la naturaleza en el mundo y eso es muy importante para mí. Estoy feliz de estar aquí.

PUBLICIDAD

Se dice que usted pone su alma al servicio de la música. ¿Diría que ese es el secreto de su éxito?

Para mí lo más importante y lo principal es ser leal a la música, no la búsqueda del éxito o la fama. Quiero hacer algo que toque el corazón del ser humano, que le dé una nueva experiencia, que pueda soñar porque los sueños le dan encanto a la vida. Para mí, la música es una misión y estoy feliz de viajar alrededor del mundo con ella.

En un documental, dijo que es necesario y posible soñar. ¿Con qué sueña Gidon Kremer?

Los sueños son difíciles de describir porque no son reales y no podemos hablar de ellos como si fuera una silla. Sueño con un mundo mejor y la música es un vehículo para mí porque fui capacitado para tocarla. Escuchándola o compartiéndola, nos permite tener las experiencias emocionales más grandes que tenemos en nuestra vida.

En octubre, participará en el concierto To Russia With Love. ¿Por qué es importante involucrarse en estas causas?

Pienso que todos los artistas, músicos, actores..., todos tenemos no solo deberes estéticos, sino éticos; debemos movernos y ver quién tiene una necesidad y quién necesita apoyo, sobre todo aquellos que sufren por injusticia.

”Desde luego, hay injusticias en todos los países y no solo en Rusia, pero este evento en particular está dedicado a causas de injusticia en ese país; en él, tocaremos solo música rusa, que tiene grandes compositores e intérpretes. Estudié en Moscú por 15 años y me conecté con la cultura rusa; por eso estoy buscando apoyar a todos aquellos que tienen una necesidad en Rusia”.

Gidon Kremer es el creador y líder de  la Kremerata Báltica. Foto: Albert Marín.
ampliar
Gidon Kremer es el creador y líder de la Kremerata Báltica. Foto: Albert Marín.

Es importante decir algo a favor de gente que trabaja apoyando a aquellos que están sufriendo, siento que debo tender la mano a aquellos a quienes el futuro de Rusia no puede ser indiferente

Dos de las integrantes del grupo de Punk Pussy Riot llevan dos años en la cárcel por problemas con el Gobierno ruso. ¿Qué mensaje les envía a estas artistas?

No quisiera hablar de una víctima o un movimiento en particular. Es importante decir algo a favor de gente que trabaja apoyando a aquellos que están sufriendo; siento que debo tender la mano a aquellos a quienes el futuro de Rusia no les puede ser indiferente y que pueden ver el futuro de ese país distinto a sus políticos. Ellos necesitan ser apoyados en su visión y sus sueños porque todas estas personas son injustamente tratadas; ellos no son terroristas, no son criminales; son voces humanas con diferentes opiniones y estoy completamente convencido de que, en nuestro mundo, debemos ser capaces de escuchar diferentes voces y no castigarlas.

PUBLICIDAD

La soprano Anna Netrebko, el cineasta Nikita Mijalkov y el futbolista Andréi Arshavin le han dado su apoyo a Vladímir Putin, presidente ruso. ¿Qué opina acerca de su posición?

No quiero hablar de nombres en particular, hay artistas maravillosos en Rusia y no trato de ser de disminuir sus cualidades artísticas. Los artistas deben ser independientes y tienen derecho no solo a expresarse en el escenario, sino en la vida ante cualquier problema. Yo no estoy diciendo que los artistas que apoyan un Gobierno son malas personas, solo digo que los artistas deben claramente saber qué les gusta y qué no, y tener la posibilidad de luchar por problemas morales.

En su concierto escucharemos obras de Vivaldi, Chaikovsky y Piazzolla. ¿Por qué seleccionó este repertorio?

Queremos mostrar diferentes perfiles, algunos más contemporáneos, otros más clásicos, pero toda la música que tocaremos es música que amamos y nos interesa. La Kremerata Báltica es una agrupación creada para conectar a la gente; lo que tocamos es para transmitir emociones positivas y eso es lo que queremos hacer.

Usted es un apasionado del repertorio de Ástor Piazzolla. ¿Cómo surge su interés por él?

Piazzolla me gusta por el efecto que produce; me emociona. Siento que es música que habla directamente del corazón, no es solo un trabajo intelectual o sofisticado.

Dice la crítica que, en sus manos, Piazzolla suena menos tanguero y más cercano a compositores como Bela Bartok. ¿Qué opinión le merecen estos comentarios?

Los he escuchado muchísimas veces en mi vida y no me preocupa (sonríe). Piazzolla nunca se consideró a sí mismo un compositor de tango; se consideró únicamente un músico. Muchas personas en Argentina objetaban su estilo de composición porque pensaban que estaba traicionando el tango. Sin embargo, venimos de distintos extremos del mundo y, aun así, podemos apreciar una personalidad como Piazzolla porque era un verdadero músico.

¿Debe el intérprete apropiarse de las composiciones y tocarlas como quiera?

Todo el tiempo trato de ser leal a los compositores, trato de expresar de la mejor manera lo que ellos querían decir y estar al servicio de sus obras. Uno se deja envolver por la música, no solo la toca. Apoyar la creación musical es compartir emociones entre el compositor y el intérprete. Siempre pongo al compositor de primero, pero cuando estoy en el escenario, soy solo yo; así que es una mezcla de ambos.

Viene con su Kremerata Báltica, proyecto con el que usted quiso transmitirles su experiencia a los jóvenes músicos. ¿Cuáles son esos consejos para ellos?

Que no se dé más importancia a usted como músico que a la música. Dele importancia a lo realmente importante: servir a la música, ser leal a ella, antes que ser famoso y convertirse en una celebridad.

¿Qué puede esperar el público tico del concierto del sábado?

Ábranse a las sorpresas y sígannos en esta aventura.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Violinista Gidon Kremer: ‘La música es una misión’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota