Entretenimiento

Integrante de la banda Control Machete

Pato Machete y Cocofunka se preparan para tomar a San José

Actualizado el 28 de junio de 2013 a las 12:00 am

El músico mexicano y la banda costarricense harán oficial mañana su colaboración, en un concierto gratuito en el Cenac, que formará parte del programa Enamorate de tu Ciudad

Entretenimiento

Pato Machete y Cocofunka se preparan para tomar a San José

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Pato Machete llegó ayer a Costa Rica, de cara al concierto en el que tocará este sábado, en San José. Fotografía: Gesline Anrango.

Pato Machete es uno de los miembros fundadores del grupo mexicano de hip hop Control Machete, perteneció en algún momento a la banda de rock Resorte y ahora emprende su proyecto como solista, al frente de la Contrabanda, y con dos discos publicados, uno de ellos con colaboraciones de Ely Guerra y Gil Cerezo, entre otros.

Ayer en la tarde, el artista merodeó las calles de San Pedro, en busca de una cerveza local. Su visita a Costa Rica responde a la colaboración que hizo con la banda local Cocofunka, en la canción Pa' romper la rutina, la cual terminó en un concierto gratuito de ambos proyectos, mañana en el Cenac, en San José, en el marco del programa Enamorate de tu Ciudad.

En medio de su ajetreada agenda, sacó unos minutos para conversar con Viva el Tiempo Libre acerca de sus nuevos proyectos y de la importancia de que los artistas latinos trabajen juntos, por un bien común.

¿Cómo surgió esta colaboración con Cocofunka?

Salió sin querer y por destino, por amigos en común. El baterista de la banda Quiero Club me enseñó su música, nos acercamos y creció una energía muy propositiva. Nos trataron muy bien y nos dio mucho gusto. No pensamos que nos fuera a salir tan bien y tener la oportunidad regresar (a Costa Rica) a presentar el proyecto como solista.

¿Por qué 'Pa' romper la rutina'?

Sí, la escogí yo. Es un tema que estaba como apuntalado, pero a mí me llamó muchísimo la atención. Es una rola que tiene muy buen ritmo, porque tiene una parte funk y bien interesante y otros ratos bien prendidos, pero sobretodo una letra bien propositiva, y creo que eso es algo que hace falta: poder transmitir pensamientos positivos o más poderosos en busca de un bien; no nada más usar la narrativa como desmadre. Es una energía muy libre y es un discurso universal.

¿Cómo se montó sobre ese discurso para su parte en la canción?

Empezamos a jugar con que de entrada la canción tiene mucho rap, y me gustaba la idea de hacer algo que ellos ya habían hecho. Fue algo muy natural, que estaba prácticamente acomodado, esperando a que lo pudiéramos materializar.

PUBLICIDAD

¿Será posible visibilizar este esfuerzo en conjunto allá en México?

Creo que sí; han quedado muchas puertas que se han abierto y la canción tiene muchas posibilidades. No hay nada así en México, con ese tono y esa forma de saber tocar. Hay mucha raza que quiere sonar así y no le suena, y Cocofunka suena a que sabe tocarlo. Creo que sí tiene mucha cabida. Le hemos hecho poco ruido porque estamos esperando al video, pero la raza que la ha escuchado, le ha gustado.

¿Conoce más música de acá?

Un poco. Apenas estamos empezando a conectarnos. Con las fronteras se pierde un poco todo, pero sí se logra permear varias cosas. Que la escena pueda verse amplia es que hagamos intercambios y podamos romper las barreras. Al final es también un poco del juego que estamos viviendo: no dejamos de hacer cultura. Hay mucha chispa e ingenio, la raza sigue con tendencia a escribir, manifestarse y opinar.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Pato Machete y Cocofunka se preparan para tomar a San José

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alessandro Solís Lerici

alessandro.solis@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Periodista de la Revista Dominical de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Escribe sobre temas sociales, internacionales, generaciones jóvenes, crónicas, problemáticas culturales.

Ver comentarios
Regresar a la nota