Entretenimiento

‘Revista Dominical’

Obituario 2016: Guillermo Anderson, la voz catracha

Actualizado el 11 de diciembre de 2016 a las 12:00 am

Cantautor hondureño (1962- 6 de agosto del 2016)

Entretenimiento

Obituario 2016: Guillermo Anderson, la voz catracha

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Honduras no es un país que se asocie con grandes éxitos en las listas de popularidad. Guillermo Anderson lo sabía y aún así logró no solo lanzar una carrera musical desde esa nación centroamericana, sino que sus retratos de la realidad catracha a la fecha aún no han topado frontera que los detenga.

Ilustración: José Ferrer.

El trovador hondureño partió muy pronto, a los 54 años, a causa de un cáncer de tiroides. Apenas una década atrás su obra empezaba a consumirse con interés en otros países de la región: a Costa Rica llegó de la mano del sello Papaya Music, que lo promocionó como parte de su repertorio de sonidos centroamericanos.

Anderson era oriundo de La Ceiba y el Caribe fue el motor de su sonido. Fuese con su intrincada banda o bien solo acompañado por la guitarra, el cantautor recorrió el mundo como bien de exportación de un país de una riqueza cultural enorme que necesitaba hacerse oír.

La obra de Anderson es universal. Cualquiera que moje sus pies en una playa o extrañe a sus familiares en el extranjero puede alcanzar los sentimientos vertidos en temas clásicos de su repertorio como El encarguito, En mi país o Pobre marinero.

Su catálogo está en Spotify. Búsquelo.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Obituario 2016: Guillermo Anderson, la voz catracha

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Víctor Fernández G.

vfernandez@nacion.com

Jefe de información de Entretenimiento

Es el jefe de la mesa de Entretenimiento, donde tiene a su cargo la coordinación de Viva, Áncora, Teleguía y Revista Dominical. Ingresó como periodista de espectáculos al diario Al Día de Grupo Nación en 1999 y luego pasó a La Nación y al periódico juvenil ...

Ver comentarios
Regresar a la nota