Entretenimiento

Será director emérito de la institución

Al salir James Levine, acaba una época de la Met Opera

Actualizado el 17 de abril de 2016 a las 12:00 am

Tras 40 años al frente, el director musical de la Ópera Metropolitana de Nueva York da paso a una renovación; deja una estela incomparable.

Entretenimiento

Al salir James Levine, acaba una época de la Met Opera

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Destacado. James Levine es pianista y director de orquesta. AP PHOTO/MICHAEL DWYE

A lo largo de más de 40 años de carrera, casi todos en la Ópera Metropolitana de Nueva York, James Levine dirigió más de 2.500 funciones de 85 óperas diferentes. Desde 1976, cuando asumió el puesto de director musical, dio vida al podio de la compañía de ópera más prestigiosa del mundo. Ahora, cuando la Met Opera atraviesa un periodo difícil, comienza una nueva era.

El retiro de Levine difícilmente podía sorprender a los amantes de la ópera, cuando se anunció este jueves (en Costa Rica, presentaciones de la Met Opera se disfrutan en transmisión dire cta en el Teatro Eugene O’Neill). De 72 años, aquejado por mal de Parkinson y otras enfermedades, además de numerosas operaciones, se había ausentado ya en las temporadas 2011-12 y 2012-13.

Pero la partida duele. Levine elevó el nivel interpretativo de la Met Opera a estándares de compañías europeas; guió los acontecimientos musicales de los últimos años, cuando la Met Opera se convirtió en la mayor organización artística estadounidense.

Por otra parte, esa firmeza en el puesto también dificultó a otros directores tomar el podio de la Met Opera. El crítico Alex Ross le reprocha su escaso apoyo a ópera contemporánea ; otros críticos no encontraban mayor innovación en sus interpretaciones de los clásicos.

¿Quién continuará en el podio del maestro? Peter Gelb, el hombre al frente de la Met Opera, no ha dicho. Levine llegó a dirigir hasta 110 conciertos en una temporada en los años 80. Quien lo siga, difícilmente podrá: los candidatos tienen sus llenas sus agendas por años. Suenan con fuerza nombres como Yannick Nézet-Séguin, de la Orquesta de Filadelfia, y Gianandrea Noseda, del Teatro Regio de Turín. Ambos viven entre compromisos internacionales todo el tiempo, así como la misma Met Opera, que cada vez adquiere más compromisos. ¿Qué balance podrán encontrar?

La compañía tiene otros problemas: su sala, ubicada en el Lincoln Center, se llenó en 73% en promedio en el 2014, contra 88% en el 2009. Quizás el próximo director halle que su reto principal sea atraer a nuevas audiencias, aparte del consabido deber de excelencia. Así hizo Levine en sus mejores años: así fortaleció a la compañía que tanto ama.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Al salir James Levine, acaba una época de la Met Opera

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fernando Chaves Espinach

fernando.chaves@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Coeditor del suplemento Viva de La Nación. Productor audiovisual y periodista graduado por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre literatura, artes visuales, cine y música.

Ver comentarios
Regresar a la nota