Entretenimiento

Frances Bean Cobain: la hija del caos

Actualizado el 05 de abril de 2014 a las 12:00 am

Entretenimiento

Frances Bean Cobain: la hija del caos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El 18 de agosto de 1992, Nirvana no cumplía un año de haber lanzado Nevermind , y ya era una de las bandas más poderosas del planeta. Ese día, mientras la rebeldía mundial tenía Smells Like Teen Spirit como banda sonora, Kurt Cobain y Courtney Love dieron a luz a su primera y única hija: Frances Bean Cobain.

Love se dio cuenta del embarazo a comienzos de 1992, en la semana en la que Nirvana se presentó en Saturday Night Live . Las nupcias de la pareja se oficializaron el 24 de febrero, seis meses antes del parto.

Cobain vistió pijamas, porque le daba pereza ponerse un traje, y Love usó un vestido de la actriz Frances Farmer, a quien Cobain ya había nombrado en una canción y cuyo nombre inspiró el de su hija.

Courtney Love junto a su hija, en una imagen del 2005. Fotografía: AP/Archivo.
ampliar
Courtney Love junto a su hija, en una imagen del 2005. Fotografía: AP/Archivo.

La turbia vida de rockstars de Love con la banda Hole y de Cobain con Nirvana, y la explosiva relación amorosa mezclada con la adicción a las drogas de ambos artistas, fueron algunos factores que se entrometieron en la vida de Frances Bean desde muy temprana edad.

En 1992, Love ofreció una entrevista a Vanity Fair en la que dio a entender que había consumido heroína durante el embarazo, lo que generó una controversia que causó que, dos semanas después del nacimiento, una corte ordenara quitarles la custodia de Frances, otorgándosela a la hermana de la madre.

Tras una batalla legal, Frances regresó a los brazos de sus padres, pero su vida continuó desarrollándose en pleno desastre desde ese momento y hasta después del 1º de abril de 1994, cuando visitó a su padre en una clínica de rehabilitación, donde lo vio por última vez.

Love y Cobain le relegaron su cuido a una seguidilla de niñeras, puesto que ambos vivían días ajetreados, entre giras y grabaciones; durante esos años, Nirvana lanzó In Utero y MTV Unplugged in New York , y Hole publicó su segundo álbum, Live Through This , tan solo cuatro días después de que Cobain apareciera muerto en su casa.

Frances en una foto tomada por ella misma, en el 2013. Imagen: twitter.com/alka_seltzer666.
ampliar
Frances en una foto tomada por ella misma, en el 2013. Imagen: twitter.com/alka_seltzer666.

Porvenir. Cuanto más crecía, Frances Bean más se desvanecía de la vida pública. Hoy, con 21 años, la hija de Love y Cobain todavía se mantiene alejada de la celebridad, a su manera, e intenta desligarse de todo el ruido que ha rodeado a su familia desde que nació, en cuenta las repetidas ocasiones en que su madre perdió su custodia.

PUBLICIDAD

Las entrevistas que ha brindado se cuentan con dos manos, pero en su cuenta de Twitter revela mucho acerca de su personalidad, sus gustos y su matrimonio con Isaiah Silva, cantante de The Rambles. También es modelo, canta de vez en cuando, es artista y ha mostrado su trabajo en varias exposiciones.

En el 2010, Frances Bean heredó el 37% del patrimonio de su padre. Se compró una modesta casa y se fue a vivir sola. Sin embargo, desde años antes, estaba trazando su norte, como cuando en el 2005 dijo: “No quiero que solo me reconozcan por ser la hija de Courtney Love y Kurt Cobain. Quiero ser pensada como Frances Cobain”.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Frances Bean Cobain: la hija del caos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota