Entretenimiento

Ovación tras ovación, el legendario artista se ganó al público costarricense con su destreza al piano

Elton John, la leyendaconquistó a Costa Rica

Actualizado el 04 de febrero de 2012 a las 12:00 am

Sin lograr llenar por completo el Estadio Saprissa, el músico británico triunfó anoche en su primera presentación en suelo tico. Fue una fría noche que se abrigó con recuerdos y éxitos

Entretenimiento

Elton John, la leyendaconquistó a Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Si alguien dudaba de la grandeza de Elton John, cualquier temor cayó ayer despedazado en el suelo del Estadio Saprissa con la magistral presentación del músico británico.

El esperado debut del cantautor de 64 años llenó los corazones de los ticos de una dulce sensación. Después de más de cuatro décadas de espera, la gente se lo agradeció con sus incansables aplausos y gritos.

El show comenzó a las 8:40 p. m., cuando la voz en off de Elton John anunció a dos jóvenes chelistas croatas como sus teloneros.

Los jóvenes se ganaron al público con su entusiasta interpretación de temas como Smooth Criminal, de Michael Jackson; With or Without You, de U2; Smells Like Teen Spirit, de Nirvana, y, finalmente, Highway to Hell, de AC/DC.

Tras esta canción, y para sorpresa de todos, el esperado músico británico apareció sin aviso y con una gran sonrisa en el escenario, provocando que todo mundo se pusiera de pie, aplaudiera y gritara.

Saturday Night´s Alright (For Fighting) fue el tema elegido para iniciar el recorrido por su exitosa carrera, que lo ha convertido en un ícono mundial del pop y rock.

Esa canción es uno de los temas más movidos de su repertorio y sentado al piano, este Sir inglés puso a bailar a más de uno que, con los ojos bien abiertos, aún no podía creer que el legendario artista trajera su música al país.

Al concluir el tema, se puso de pie y recibió una ovación, la primera de la noche. Elton John agitaba los brazos hacia arriba como señal de quería todavía más aplausos y la gente le gritaba más fuerte.

Quizás por esa razón, les regaló uno de los temas más exitosos de su carrera, como es I´m Still Standing y con el cual el público lo acompañó bailando desde sus asientos. Esto también sirvió para combatir el frío que hacía en Tibás.

”Buenas noches, Costa Rica. Estamos muy felices de estar aquí por primera vez y espero que disfruten lo que tenemos preparado para ustedes”, fue su saludo en inglés.

“Vamos a seguir con un tema del álbum Madman Across the Water; esto es Levon”, anunció y fue celebrado por los presentes.

En esta canción, demostró sus destrezas con el piano y su habilidad fue premiada, una vez más, con aplausos y gritos.

Luego, continuó la canción que le da nombre al mismo disco que acababa de mencionar. Este tema sirvió para que algunos se sentaran a admirar el espectáculo, mientras los más fanáticos seguían de pie agitando sus manos al ritmo de la música.

Tampoco faltaron quienes con sus celulares y cámaras lograron dejarse el mejor recuerdo de esta histórica visita.

Cada uno de sus temas era celebrado con aplausos, mientras en sus labios se podía leer las palabras thank you (gracias).

“Cuando llegamos a Estados Unidos en los años 70 siempre nos quedábamos en el mismo hotel y, por eso, decidimos escribir esta canción. Esto es Holiday Inn”, recordó el compositor sobre el siguiente tema.

Tiny Dancer fue la canción que dedicó a todas las damas presentes y que puso a muchos a corearlo.

Para volver a bailar, llegó el turno de Philadelphia Freedom, en la cual los menos tímidos se pusieron de pie sacudiendo sus cuerpos desde sus asientos y moviendo las manos en el aire.

Eso sí, al finalizar, todo el estadio se puso de pie para demostrarle su emoción y él también hizo lo suyo al levantarse y agradecer con una reverencia aquel apoyo.

Uno de las interpretaciones más esperadas de la noche llegó con Goodbye Yellow Brick Road que hizo cantar a muchos, en especial el “aaaaaah aaaaaah” del coro. También concluyó con una ovación y esta vez él le aplaudió a la multitud como agradecimiento.

Este sentimiento de complicidad entre la estrella y sus fans fue la tónica del resto de la velada; siempre un intercambio: una ovación a cambio de una sonrisa del divo.

Otro de sus clásicos suscitó suspiros y gritos desde las primeras notas. Era Candle in the Wind, que puso la nota nostálgica de la noche y que hizo que muchos sacaran sus cámaras para grabar aquel instante para siempre.

Memorable fue el momento en que llegó Rocket Man. Muchos se pusieron de pie y abrazaron a sus acompañantes para entonar este clásico y moverse con las notas del piano y el resto de la banda.

El final del tema se alargó con una potente interpretación del piano. Tanto el cantante como la banda obtuvieron como recompensa más aplausos y gritos.

Al cierre de esta edición, Elton John seguía entregando uno a uno sus éxitos, como I Guess That’s Why They Call It The Blues, que causó más suspiros y recuerdos.

El público bailaba y cantaba luchando contra el frío.

Elton John unió anoche en Tibás a varias generaciones con su música, tal como lo ha estado haciendo durante las últimas décadas y, por eso, ¡bravo!

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Elton John, la leyendaconquistó a Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota