Entretenimiento

El Consorcio: ‘El deseo de despedirnos es real y auténtico, pero a veces entran dudas’

Actualizado el 23 de abril de 2015 a las 12:00 am

Último adiós: Como parte del retiro, El Consorcio grabó un filme, el cual muestra cómo son sus miembros fuera del escenario

Entretenimiento

El Consorcio: ‘El deseo de despedirnos es real y auténtico, pero a veces entran dudas’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El Consorcio apareció en la escena en 1993. En ese tiempo, lanzó diez discos y ha hecho giras por varios países de Europa y América, entre ellos Costa Rica. Foto: Jorge Arce.

La decisión de retirarse de los escenarios no debe de ser nada sencilla para un grupo que sigue teniendo gran éxito. Sin embargo, el cansancio ya pesa sobre los hombros de los miembros de El Consorcio.

Este grupo español anunció en noviembre que, tras 22 años de existencia, era tiempo de hacer la gira El momento del adiós para despedirse de sus fanáticos. Ahora, la agrupación está conformada por Carlos Subyaga y los hermanos Iñaki, Estibaliz y Amaya Uranga.

Allí no terminaron las malas noticias para sus seguidores. En febrero murió Sergio Blanco, uno de sus integrantes más conocidos, a causa de una enfermedad de la cual nunca se dieron mayores detalles; hasta la fecha, los integrantes del grupo prefieren no hablar de ello.

En entrevista con Viva , los miembros actuales dieron detalles sobre los tres conciertos que ofrecerán desde hoy y hasta el sábado en el Teatro Melico Salazar.

También recordaron los momentos más importantes de su carrera musical y contaron cuáles son sus planes para después del retiro.

¿Cuál es el análisis que hacen de la carrera que han ejercido durante más de 40 años?

Carlos Zubiaga: Es difícil de analizar porque tiene muchas etapas. Es toda una vida. Más o menos he hecho lo que yo he querido, he cumplido la ilusión que tenía desde joven: tocar guitarra y cantar. En ese aspecto, tengo la realización y todos la tenemos. Es una carrera que nos ha hecho tener amigos en todas partes del mundo y nos hizo conocer muchos países. Creo que nos merecemos un notable o aprobado.

En tantos años de carrera, ¿cuáles son los tesoros que más guardan en sus memorias?

Iñaki Uranga: En mi caso, el primer disco que hizo El Consorcio tiene un lugar especial. Lo hicimos para pasarla bien y, según nosotros, solo sería ese álbum y listo. Sin embargo, nos fue tan bien que es provocó que seamos lo que somos ahora. Otros momentos importantes son el concierto que hicimos en el Zócalo, en México, frente a 40.000 personas, y el que hicimos en Costa Rica con la Filarmónica.

Estibaliz Uranga: Cuando comenzamos en la música, pensamos que era solo para probar, para matar un gusto que teníamos. Lo que más guardo en mi corazón es el recibimiento del público en cada lugar al que vamos.

PUBLICIDAD

En su mayoría, El Consorcio es conformado por hermanos. ¿Cómo fue mantener ese equilibrio entre la familia y el negocio?

Iñaki: Mi cuñado Sergio (Blanco) solía decir que llegamos a este grupo con la lección aprendida. El Consorcio nació cuando casi todos nosotros llevábamos mucho tiempo en la música y sabíamos que primero es la profesión y luego todo lo demás. De todas formas, siempre nos hemos llevado muy bien.

”Aunque hubo momentos en los que tuvimos diferencias, de ahí quedé con estas cicatrices (se señala el cuello). No, qué va, es broma. Sí hay discusiones y diferencias, pero la fiesta siempre la hemos llevado en paz”.

Como parte de esta despedida, grabaron un largometraje, No soy yo, eres tú . ¿Qué mostrará esta película?

Iñaki: Es un poco mostrar nuestras vidas, pero fuera del escenario.

Estibaliz: No está hecho por para nosotros. Mucha gente piensa que por dedicarnos a esto, somos extraterrestres. Pero no, somos gente que cocina, que vive, sufre, que se alegra y eso es lo que está transmitiendo esa película.

Iñaki: La gente verá que, al igual que el resto, disfrutamos de las cosas sencillas de la vida.

Carlos: Ahí verán nuestro día a día. En un momento, por ejemplo, sale Amaya guisando un bacalao o salimos diciendo tonterías o tocando en cualquier sitio.

¿Cómo fue la grabación? ¿Se sintieron cómodos con varias cámaras siguiéndolos todo el día?

Iñaki: Fue bonito. Nos sentíamos como si fuéramos los Rolling Stones. Fueron dos años de grabación, más o menos. Venían siguiéndonos a diferentes conciertos. Nos reunían en Bilbao (España) para contar de nuestra vida y quehacer diario. Queremos ya verla, pero no sabemos cuándo sale.

El último disco salió en el 2012 ( Noche de ronda ). ¿No pensaron en sacar un disco nuevo antes de retirarse para tocar nuevo material en la gira?

Estibaliz: Acabamos de empezar con esta gira y siempre surgen cosas. Esta es una gira larga. Pueden suceder muchas cosas, puede caber un disco de homenaje. No sabemos de qué manera o cuándo, pero puede resultar.

¿Cuán difícil fue tomar la decisión de retirarse?

Carlos: Siempre llega ese momento de decir que ya no más. Vamos a ver qué pasa, a ver cómo nos sentimos en estos dos años de despedida. El deseo de hacer la gira de despedida es auténtico y real, pero a veces se contrasta con el calor del público que te hace dudar si realmente quieres dejar esto. Si yo me siento feliz en un escenario y mi salud me lo permite, ¿por qué no seguir? Esas son preguntas que uno se hace.

PUBLICIDAD

En entrevista que dieron a este periódico en febrero del año anterior, ustedes dijeron: ‘Parte de sentirte vivo, de sentirte bien, es estar haciendo cosas nuevas’. ¿Qué harán ahora que se retiren?

Estibaliz: ¡La pregunta del millón! ¿Eh? Ya hemos pensado que nos vamos a retirar, lo que no sabemos es a qué nos vamos a dedicar lo que nos quede de vida.

Amaya: Podemos dar clases.

Iñaki: Esta despedida es un proyecto nuevo para nosotros. Es una experiencia que nunca hemos vivido.

¿Cómo será este concierto de despedida?

Estibaliz: El 99% de lo que van a escuchar todo el mudo lo conoce y se lo sabe.

Iñaki: Vamos a hacer una interpretación más acústica. Vamos a hacer un recorrido por toda nuestra carrera. En total, el show va a durar como cinco horas.

Amaya: ¡No, no mientas! ¡Es un exagerado este hombre! Jamás.

Estibaliz: La idea es que la gente se quede con ganas, no que digan cuándo se irán a ir. Es algo muy dosificado.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El Consorcio: ‘El deseo de despedirnos es real y auténtico, pero a veces entran dudas’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Katherine Chaves R.

katherine.chaves@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

Ver comentarios
Regresar a la nota