Entretenimiento

Librero

La Nueva Biblioteca Patria ofrece recientes visiones sobre Juan Rafael Mora Porras

Actualizado el 06 de abril de 2014 a las 12:00 am

Iván Jiménez Molina y Víctor Hugo Acuña Ortega

Biblioteca Patria

Entretenimiento

La Nueva Biblioteca Patria ofrece recientes visiones sobre Juan Rafael Mora Porras

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En 1974, Joaquín Gutiérrez Mangel propuso a la Editorial Costa Rica publicar una serie de obras que preservaran documentos, textos y escritos fundamentales de la cultura costarricense, como ordenaban los estatutos fundacionales de la Editorial; nació así la Biblioteca Patria, cuyo primer volumen, El descubrimiento y la conquista, de Ricardo Fernández Guardia , se publicó al año siguiente.

Portada de 'La cicatriz gloriosa', de Iván Molina Jiménez. Fotografía: Editorial Costa Rica para LN.
ampliar
Portada de 'La cicatriz gloriosa', de Iván Molina Jiménez. Fotografía: Editorial Costa Rica para LN.

Fue apareciendo luego un conjunto de veintiún libros que terminó de editarse en 1978 con el estudio de Henri PittierPlantas usuales en Costa Rica.

Después de ese título, la Biblioteca Patria entró en remisión hasta que el actual consejo directivo, presidido por la escritora Dorelia Barahona, se propuso revivir este notable proyecto.

Con renovado orgullo, se presentan ahora los dos primeros volúmenes de la Nueva Biblioteca Patria, ambos dedicados a estudiar la época y los hechos del decenio comprendido entre 1849 y 1859, años durante los cuales Juan Rafael Mora Porras fue electo en tres ocasiones consecutivas para asumir la Presidencia de la República.

Otros dos volúmenes sobre esa época esperan en prensa para ver la luz en este 2014, año que debe honrar el bicentenario del nacimiento del héroe nacional.

Estas no son obras que alaban la figura de Mora ni exaltan sus hechos, sino que se dedican al análisis desapasionado y metódico de aquellos años; por ello, los estudios que presenta la Editorial Costa Rica situarán el necesario debate en un punto de balance más claro para la justa comprensión del pasado nacional y de sus protagonistas.

No soy el llamado a criticar hoy estos sólidos estudios, pero debo señalar que los une una sutil y nueva visión del pasado: ambos analizan los modos según los cuales otros historiadores o cronistas han recreado ese pasado. Esto es una novedad entre nosotros y una indudable contribución para llegar a una equilibrada verdad.

Paso ahora a señalar otros de sus rasgos más sobresalientes. Víctor Hugo Acuña escribe en su libro Centroamérica: Filibusteros, estados, imperios y memoria:

“[...] para la memoria, recordar no es un acto espontáneo e irreflexivo, sino una acción deliberada y consciente, resultado de una compleja elaboración. En tales condiciones, parece legítimo que, más de un siglo y medio después, nos preguntemos en cuáles términos debemos o podemos recordar la guerra contra los filibusteros de William Walker”.

PUBLICIDAD

Acuña sitúa tres modos de recordar la Campaña Nacional, correspondientes a las tendencias dominantes en los tres países mayormente envueltos en ese grave conflicto: Costa Rica, Nicaragua y los Estados Unidos.

Al estudiar en detalle ese cruce de visiones –que es el modo según el cual los historiadores de dichos países han narrado y descrito el conflicto de 1856 y 1857–, Acuña Ortega precisa que la historiografía costarricense ha articulado un relato glorioso; la nicaragüense “ha proyectado una imagen nacional desgarrada”, y la estadounidense, de ocultación y olvido.

Así se concluye que analizar a quienes escriben la historia es profundizar en esta disciplina y, con ello, acercarnos más a la siempre elusiva verdad.

Iván Molina, después de realizar la más completa y exhaustiva revisión de cuanto se ha escrito en el país sobre la Campaña Nacional y Juan Rafael Mora, abre el espacio de su libro La cicatriz gloriosa para confrontar opiniones, presentando todos los ángulos de estudio del pasado porque “proceder de otra manera quizá pueda servir momentáneamente a una causa […], pero no contribuirá al desarrollo de la disciplina histórica ni de una ciudadanía crítica e informada”.

Por esa demanda profesional, Molina repasa todo lo dicho en el país sobre Mora, sobre la Campaña Nacional, sobre Walker y en general sobre ese complejo decenio que corre entre 1849 y 1859, y solicita que no se excluyan los datos o las noticias del ayer, convengan o no a nuestros afectos, porque se daña la verdad que para el historiador es un mandato establecer.

El lanzamiento de la Nueva Biblioteca Patria se realizará el jueves 10 de abril a las 5 p. m. en la Sala de Conferencias del Museo Nacional (Plaza de la Democracia, en San José).

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

La Nueva Biblioteca Patria ofrece recientes visiones sobre Juan Rafael Mora Porras

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota