| Son conocidos desde los años 1700

La familia Wallenda: una tradición que reta al peligro desde 1922

Inicios Este grupo familiar circense comenzó con espectáculos de malabarismo, payasos y domadores de animales

Últimas noticias

Nik Wallenda, el hombre que cruzó el Gran Cañón de Colorado el domingo anterior, desciende de una de las familias más famosas en el mundo de las acrobacias.

Miembros de la familia Wallenda hacen una presentación en 1944. | AP
Miembros de la familia Wallenda hacen una presentación en 1944. | AP ampliar

El sitio web oficial de los Wallenda resume la historia de este clan, que comienza en los años de 1700, cuando iniciaron un negocio de entretenimiento con malabaristas, payasos y domadores de animales.

En 1922, el alemán Karl Wallenda, junto a sus hermanos German y Joseph, y con la participación de la joven Helen Kreis, dieron vida al legado de los más famosos funambulistas del mundo.

El grupo inició como “caminadores en cables”, para después perfeccionar el arte y crear la famosa “pirámide de tres niveles”.

Este impresionante truco se hizo famoso en el Madison Square Garden, en 1928, ya que lo realizaron sin red de seguridad porque se les había perdido en el viaje.

Otra de sus más recordadas presentaciones sucedió en Ohio, en 1940. Los acróbatas trastabillaron y cayeron de la cuerda, pero todos salieron ilesos.

Un periodista que vio el show en esa ocasión, publicó al día siguiente este texto: “Los Wallenda cayeron con tanta gracia que parecía que estaban volando”, ese fue el inicio del nombre Flying Wallendas.

Nik Wallenda venció a la gravedad el domingo cuando pasó de lado a lado el Gran Cañón. |  AP
Nik Wallenda venció a la gravedad el domingo cuando pasó de lado a lado el Gran Cañón. | AP ampliar

Nik Wallenda cruzó las cataratas del Niágara en el 2012.

Tragedias. Por lo peligroso de su trabajo, los Wallenda no han escapado a las tragedias.

En 1944 fueron testigos de uno de los sucesos circenses más grandes del mundo.

Ellos se presentaban en la ciudad de Hartford, Connecticut, cuando ocurrió un incendio en el circo que terminó con la vida de más de 160 espectadores; los Wallenda salieron ilesos.

Otra desgracia ocurrió en 1962, cuando en Detroit uno de los hombres que caminaba sobre el cable vaciló y los integrantes de la pirámide cayeron al vacío, incluido Karl. Tres de los acróbatas murieron al golpear el suelo.

Karl continuó con su pasión, pero en marzo de 1978, esta lo llevó a la muerte.

Durante una presentación en Puerto Rico, se resbaló de la cuerda y cayó al suelo frente a cientos de testigos. El mayor de los Wallenda falleció a los 73 años.

09149800505412860
Sobre la cuerda floja: caminata sobre el Gran Cañón (AFP)

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: La familia Wallenda: una tradición que reta al peligro desde 1922