Entretenimiento

Arte

El grupo ¿Por Qué No? ofrece una notable exposición en el Museo Nacional

Actualizado el 12 de octubre de 2014 a las 12:00 am

Joyería de autor. Las piezas evocan las esferas precolombinas de Costa Rica.

Entretenimiento

El grupo ¿Por Qué No? ofrece una notable exposición en el Museo Nacional

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
'Alineación', pulsera hecha con las técnicas de construcción y de vidrio implosión, de Martina Quesada González.

El Colectivo ¿Por Qué No? visitó el delta del río Diquís, donde esferas de piedra son mundos niños que se olvidaron de crecer. Allá también floreció el arte de la orfebrería en plata y oro; y, hoy, las maravillas del áspero granito y el relumbre del metal se han unido en la imaginación de un grupo de artistas, que ofrecen la exhibición Diquís en el Museo Nacional.

Seis urnas reciben creaciones de Sonia Esquivel Chaverri, Ana Cristina Cossío Vieta, Ana Catalina Lizano Quesada, Carlos Loría Salazar, Martina Quesada González y Stella Valencia Iragorri.

Cada creador halló el modo de ser diferente, pero, a la vez, de escanciar la esencia de una misma historia antigua. “La unidad temática son los sitios cacicales con esferas”, expresa Carlos Loría, también médico cirujano y escultor.

Compañeros. Los artistas fueron de gira por sitios cacicales para conocer las esferas y, por supuesto, a la gente: llevaron la suma a sus talleres y pusieron sus recuerdos en oro, plata, piedra... Algunas piezas aluden a la esfera de El Silencio, la de mayores dimensiones, situada en Palmar Norte, en el cerro El Silencio y a 600 metros de altura.

En esta exhibición solo levemente se advierten presencias de imágenes precolombinas que son tradicionales, como los jaguares que retrata Carlos Loría; pero, en este y otros casos, los artistas han impuesto sus gustos modernos y sus estilizadas sensibilidades.

El grupo se formó a iniciativa de cinco compañeros que coincidieron en la Academia de Arte y Orfebrería Studio Metallo, a los que se sumó otra artista.

'Mística', pectoral hecho con fotograbado, tallado en cera y engaste bisel, de Carlos Loría.
ampliar
'Mística', pectoral hecho con fotograbado, tallado en cera y engaste bisel, de Carlos Loría.

El curioso nombre ¿Por Qué No? suscita también la curiosidad. Sus integrantes han declarado que es una invitación dada por ellos a ellos mismos para lanzarse contra el viento de los desafíos. Si solo es posible lo posible, ¿para qué el arte?

Magia del tiempo. Las colecciones de este grupo se han expuesto en galerías de renombre y centros culturales, como el Instituto de México, la Antigua Estación al Atlántico, la Galería Sophia Wanamaker, la Galería Patrimonio Cultural de Costa Rica, la Alianza Francesa, el Museo de Arte Costarricense, Avenida Escazú, Plaza Lincoln, Costa Rica Country Club, la Casa del Artista y en Pole Bijoux (París).

PUBLICIDAD

La vitralista Martina Quesada González ofrece la colección Batambal, alusiva a la Fila Retinto, frente al río Térraba. Martina expone cuatro obras. “Procuro capturar la esencia de este sitio arqueológico y las sinuosas formas del río Térraba, así como la arquitectura del lugar”, expresa.

Uno de sus trabajos, Alineación, “forma un alineamiento que recrea la colocación de las esferas en algunos asentamientos cacicales”, dice la artista. Quesada elabora también obras de vidrio por implosión.

A su vez, Carlos Loría Salazar ofrece Mística, pectoral compuesto de un medallón que sugiere ser esferas. “Representan la espiritualidad y las técnicas utilizadas por los antiguos habitantes del Diquís: dos jaguares aluden al inframundo y al supramundo, y la serpiente simboliza la tierra misma”, dice Carlos.

En este admirable trabajo, Loría empleó fotograbado, tallado en cera, hilo, forja, construcción, engaste bisel, brillantes, plata y laminado de oro de 24 quilates.

'Tiempo', serie de anillos de Ana Catalina Lizano Quesada hechos con oro y plata.
ampliar
'Tiempo', serie de anillos de Ana Catalina Lizano Quesada hechos con oro y plata.

Esferas y silencios. La pintora Ana Cristina Cossío Vieta ofrece un grupo de piezas titulado Sphaera. Sobre las obras, la artista indica: “Larga vida a la esfera representa el recorrido de la piedra esférica a lo largo del tiempo”. Ella utilizó plata 925 y latón 30/70. La obra Sosteniendo el Sol implicó tallado cera, cera perdida, martillado y construcción, y alude a los animales del supramundo tendidos al reflejo solar.

Cossío vincula también animales e inframundo en la vistosa pieza Hacia la luz: talla en cera, cera perdida, construcción y engaste en bisel, con ámbar opaco amarillo y rubí.

Por su parte, Stella Valencia Iragorri, pintora y ceramista, nos trae la colección El Silencio, en referencia al sitio arqueológico homónimo. Su obra Divinidad evoca ceremonias mágico-religiosas, y para ella usó oxidación con crin de caballo, lámina de oro e hilos de oro.

Con las piezas Cóncavo y Convexo, Stella se refiere a las ideas de la dualidad: lo negativo y lo positivo, lo femenino y lo masculino, y el inframundo y el supramundo.

La esfera de El Silencio hace referencia al uso de las esferas como objeto ceremonial y símbolo de poder; requirió cordones de hilo de oro, cerámica, y oxidación con crin de caballo.

'Delta del Diquís' es un brazalete de plata, bronce y perlas, de Sonia Esquivel Chaverri.
ampliar
'Delta del Diquís' es un brazalete de plata, bronce y perlas, de Sonia Esquivel Chaverri.
PUBLICIDAD

Universos. “Creo en el desarrollo sostenible y en la bondad humana”, expresa la diseñadora gráfica Ana Catalina Lizano Quesada y ofrece la colección Tiempo, formada por seis anillos de plata, oro y gemas semipreciosas (zafiro, peridoto, citrino, granate y aguamarina).

“El color tiene significado: el zafiro azul, el cielo nocturno; el peridoto verde, el entorno natural; el citrino amarillo, la riqueza de Costa Rica; el granate rojo, la sangre de nuestros indígenas; la aguamarina celeste, el río Diquís”, resume Ana Catalina.

La arquitecta Sonia Esquivel Chaverri brinda la colección más numerosa: Abstracción esférica, formada, entre otras, por la pieza Alineamiento: alusión a las posiciones que presentan las esferas de piedra en relación con los astros.

U-suré es un bello conjunto de collar y aretes de plata, piedras y cordón como bejuco: ilustran la forma como los bribris imaginaban la casa cósmica, origen del universo.

La exposición Diquís ha sido declarada de interés público por el Gobierno en consideración a su calidad artística y al realce que da a la reciente declaración, por la UNESCO, de las esferas como patrimonio cultural de la humanidad. Precisamente, los creadores imaginaron esta exhibición al enterarse del proyecto de declaración presentado por el país.

La exquisita muestra se brinda hasta el viernes 31 en el Museo Nacional. Teléfono: 8313-0397.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El grupo ¿Por Qué No? ofrece una notable exposición en el Museo Nacional

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota