Entretenimiento

Entrevista con Miguel Ángel Quesada Pacheco

Premio Magón 2014: ‘La gente no habla bien ni mal, solo habla’

Actualizado el 22 de enero de 2015 a las 12:00 am

El ganador del Premio Nacional Magón 2014 conversó con 'La Nación' sobre sus investigaciones sobre el español de Costa Rica y las lenguas indígenas

Entretenimiento

Premio Magón 2014: ‘La gente no habla bien ni mal, solo habla’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El lingüista Miguel Ángel Quesada, Premio Magón 2014, considera que es normal que el idioma esté expuesto a las influencias externas. | ALBERT MARÍN

Al lingüista Miguel Ángel Quesada Pacheco el Premio Nacional de Cultura Magón le llegó de sorpresa mientras realizaba trabajo de campo en Panamá.

Fue a la nación vecina para recopilar información sobre el uso del voseo en ese país.

Quesada ha dedicado 30 de sus 59 años de vida a investigar el español que se habla en Costa Rica y las lenguas indígenas con presencia en el territorio nacional.

Este académico es doctor en Filología Románica, Filología Germánica y Lingüística Comparada, por la Universidad de Colonia, Alemania. Actualmente, trabaja como profesor en el Departamento de Lenguas Extranjeras de la Universidad de Bergen , Noruega, y es miembro de la Academia Costarricense de la Lengua y de la Academia de Geografía e Historia de Costa Rica.El experto conversó con La Nación sobre la inevitable evolución de las lenguas al ser parte de las sociedades humanas.

¿Cuándo se dio cuenta de que tenía facilidad para aprender idiomas?

A los cuatro años me acuerdo de que jugaba con mis hermanitos y los ponía a repetir frases inventadas por mí. A los 11 años entré al Seminario Menor de Nuestra Señora de los Ángeles, en Tres Ríos de La Unión, y ahí había sacerdotes de varias partes del mundo, como Galicia (España) e Italia. Uno de ellos, el padre Granja, notó mi interés por los idiomas y me empezó a hablar solamente en gallego. Cada vez que llegaban los obispos y las altas autoridades de la Iglesia católica, él me llamaba, me subía en un banco y se ponía a hablar gallego conmigo.

¿Y actualmente cuántos idiomas habla?

Diay, yo no sé. Es difícil decir, porque uno aprende uno y se le olvida el otro. Es como subir una escalera, hay que ir subiendo los peldaños. Cuando era estudiante de la Universidad de Costa Rica me fui a Islandia a trabajar en una empacadora de pescado para aprender ese idioma, que me interesaba desde chiquillo. Luego tuve que aprender alemán cuando hice el doctorado en Alemania y ahora que trabajo en Noruega aprendí ese idioma también.

¿Cuántas lenguas se hablan actualmente en Costa Rica?

El español, el inglés criollo de Limón (llamado mekatelyu), el guatuso, el cabécar, el bribri, el guaymí (ngäbe) y el bocotá.

PUBLICIDAD
Entrevista con Miguel Ángel Quesada, premio Magón 2014 (María Luisa Madrigal)

¿Cuáles son las características del español que hablamos en Costa Rica?

Tiene sus particularidades, pero también presenta similitudes con el que se habla en otros países. Con Argentina, por ejemplo, nos une el voseo. Es exactamente el mismo, pero en Costa Rica se usa en modo subjuntivo: ‘yo quiero que vos vengás’, y ellos dicen: ‘yo quiero que vos vengas’. Con Nicaragua nos une también el uso del voseo y muchas palabras para designar comidas, pero nosotros pronunciamos la ese y ellos la aspiran. Un rasgo muy tico es el uso de la erre. Anteriormente, era la erre velar ( lo que se conoce como ‘arrastrar’ la erre) y ahora hay una tendencia a usar la retrofleja (aquella que es similar a la erre al inicio de una palabra en el idioma inglés).

¿Son muy notorias las diferencias geográficas en el uso del español en nuestro país?

En la actualidad, San José es una ciudad muy dominante y está extendiendo su manera de hablar a todas las regiones del país. La influencia se da principalmente en la población joven. Hace un tiempo hice un trabajo sobre dialectología perceptual; es decir, lo que opinan las personas de su manera de hablar. Entrevisté a varios jóvenes de Liberia y ellos dijeron que no sentían la diferencia de su forma de hablar con los de San José. Sin embargo, la gente de más edad sí la notó.

Los ticos somos muy propensos a imitar o adoptar costumbres y prácticas culturales extranjeras, ¿se aplica esto al idioma también?

Claro. Y la influencia extranjera viene incluso del mismo idioma español. Eso se nota en la gran cantidad de gente que trata de hablar de ‘tú’. Hasta finales del siglo XX y principios del XXI, el tuteo estuvo relegado a la escritura, pero no al habla. Ahora hay muchas personas que han incorporado el tuteo al habla también. Lo que yo noto es un tuteo comercial o burocrático, no sé como llamarlo, que es, por ejemplo, cuando uno llega a una tienda y los dependientes le hablan de ‘tú’. Sin embargo, es interesante observar la gran cantidad de publicidad que promueve el uso del ‘vos’ frente al ‘tú’.

PUBLICIDAD

¿Es sano para una lengua la adopción de términos foráneos nuevos que se originan, por ejemplo, de la tecnología, como ‘tuitear’, ó ‘chatear’?

Dependiendo de lo que uno entienda por sano. Si se quiere conservar el idioma reacio a las influencias externas es complicado, porque las influencias siempre estarán ahí desde que los seres humanos tienen contactos entre sí. Hay dos formas de percibir esa influencia: copiando la palabra directamente del otro idioma o ‘forrándola’ con palabras del mismo idioma.

¿Cuál es el panorama actual de las lenguas indígenas de Costa Rica?

Desafortunadamente, van declinando por muchas razones. Primero, porque son grupos muy pequeños los que las hablan. Otro asunto es que no le ven ninguna aplicación. ¿De qué les vale mantener su idioma si el que habla la mayoría les será útil para poder encontrar un trabajo?

¿En Costa Rica se habla bien o mal?

Desde el punto de vista científico, la gente habla, punto. Bien o mal, es un concepto social, es una apreciación de la gente (...). Somos seres sociales y adaptamos el idioma a las diferentes situaciones en las que participamos.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Premio Magón 2014: ‘La gente no habla bien ni mal, solo habla’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota