Entretenimiento

Literatura

'Buensalvaje' es cultura

Actualizado el 26 de octubre de 2014 a las 12:00 am

Un éxito.  La excelente revista literaria alista su cuarto número

Entretenimiento

'Buensalvaje' es cultura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las entrevistas cortas deben empezar con esta pregunta: “¿Tiene usted algo que añadir?”. La respuesta suele ser una E muy larga: la parte más larga de la entrevista. Sin embargo, este método no sirve cuando se habla con Alberto Calvo y Diego Jiménez, pues son concisos.

A ambos no les interesan sus palabras, sino las de los otros: aquellas que pueblan –cual minuciosa invasión de letras– las páginas de Buensalvaje , la más importante revista literaria publicada en Costa Rica en muchos muchos años.

De la versión costarricense de Buensalvaje conocemos tres números, y el cuarto está ad portas de su casa editora: la oficina imaginaria de Calvo y Jiménez.

Buensalvaje es una franquicia de una revista homónima peruana, que ya se ha posicionado (como decimos cuando deseamos decir “ubicado”) muy bien en el mundo literario de Hispanoamérica.

Alberto Calvo  (izquierda) y Diego Jiménez tomaron la iniciativa de editar la más importante revista de literatura impresa en el país en los últimos años. Foto: Andrea Mickus.
ampliar
Alberto Calvo (izquierda) y Diego Jiménez tomaron la iniciativa de editar la más importante revista de literatura impresa en el país en los últimos años. Foto: Andrea Mickus.

En un comentario publicado en Áncora, a propósito de la presentación de la revista, el escritor Carlos Cortés expresó: “ Buensalvaje me quitó el aliento. Es una propuesta universal contaminada de referencias particulares, como no la ha habido en Centroamérica desde hace demasiado tiempo, quizá desde el mítico Repertorio Americano que Joaquín García Monge publicó en soledad durante 40 largos años”.

Conversamos largamente con los parcos editores.

–¿Cómo nació “Buensalvaje” de Costa Rica?

–[A. C.] El impulso inicial surgió del desempleo. Yo era editor de la revista Soho y me avisaron que la cerrarían, lo que ocurrió en mayo del 2013. No tenía claro qué haría luego, pero sí me interesaba seguir leyendo y editando escritos.

–Vivir de los errores ajenos.

–[A. C.] Exacto. Un día, en Internet encontré la página de Buensalvaje , la edición original, del Perú. No me pareció una idea descabellada el hacer una versión tica, por lo que escribí a Dante Trujillo, fundador de la revista.

”A Dante lo tomó por sorpresa mi mensaje, pero desde un principio acogió nuestra propuesta y nos autorizó a usar la marca y el diseño, y puso a nuestra disposición los textos de la edición peruana. Pese a esto, cerca del 90 % del contenido que publicamos es producido aquí, desde nuestra oficina imaginaria”.

PUBLICIDAD

–[D. J.] Es curioso, pero Alberto y yo vivimos desde niños a dos cuadras de distancia y nunca nos habíamos hablado. Hace un par de años nos conocimos y pronto nos percatamos de que compartíamos la afición por las letras. Desde entonces la idea de una revista rondó nuestras conversaciones.

–¿Cómo se definen los contenidos?

–[D. J.] Luego de la presentación de un número, Alberto y yo nos reunimos para definir el temario de la próxima edición. A veces basta un chat . En estas reuniones ponemos por escrito ideas que hemos incubado o que hemos comentado ya, tiempo atrás.

–[A. C.] Las ideas nos asaltan en soledad, mientras leemos o viajamos en bus –que es lo mismo–, o cuando caminamos por San José, o vamos a un bar...

–¿Cómo captan la actualidad de los mundos literarios?

–[A. C.] Diego y yo leemos cantidades ingentes de artículos, noticias, críticas, entrevistas, crónicas y todo el material periodístico que publican revistas impresas y electrónicas, fanzines, blogs, páginas de Internet, suplementos culturales... En el medio, a veces, está la vida.

Tercer número de la versión costarricense; el cuarto está previsto para fines de este año
ampliar
Tercer número de la versión costarricense; el cuarto está previsto para fines de este año

–No son números de un tema...

–[D. J.] No giran alrededor de un solo tema, sino que se incluyen muchos; también, diversos géneros: cuentos, poemas, ensayos, comentarios de libros, historietas, etcétera. Sin embargo, nos gusta la idea de dedicar, si no todo un número, sí varias páginas a un tema o a un personaje.

–Cual decimos los cursis, ¿cómo se “retroalimentan” de los lectores?

–[A. C.] Por mensajes que nos envían mediante Facebook y el correo electrónico. Además de editor, soy librero, y en la librería donde trabajo se ofrece la revista, por lo que a veces escucho los comentarios de los lectores sin que ellos sepan quién soy: una posición ventajosa que aprovecho silenciosamente.

–¿Cómo intervienen los editores del Perú?

–[A. C.] Hemos tenido plena libertad. Podemos usar textos publicados por ellos, y viceversa. En el número 13 peruano aparecen dos relatos y un comic publicados primero en nuestras páginas. Esta sinergia nos complace mucho.

–¿Quiénes diseñan la revista?

–[D. J.] Dos jóvenes diseñadores; pero, sobre todo, dos amigos: María Zúñiga y Andrés Sánchez.

PUBLICIDAD

–¿Qué no publicarían ustedes?

–[D. J.] Buensalvaje no publica textos que no se relacionen con literatura; sin embargo, nos gusta darles cabida a temas no precisamente literarios, pero sí tratados literariamente. En el número 3 publicamos un ensayo del mexicano José Israel Carranza en el que se habla sobre los intentos infructuosos –y eternamente aplazados– por dejar de fumar.

–¿Tratan de publicar escritos que no los avergüencen dentro de cincuenta años?

–[D. J.] Dentro de dos años ya estaría bien.

–¿Por qué obsequian la revista?

–[A. C.] Porque no nos mueve el lucro. Vemos Buensalvaje como un servicio social y nos ilusiona llegar a la máxima cantidad posible de lectores. Esperamos que esto sea un aliciente en los anunciantes. La revista seguirá siendo gratuita siempre que el modelo de suscripciones y publicidad funcione.

–¿Cómo se financia la revista?

–[D. J.] Con anuncios, con ahorros de Alberto y míos, y con los ingresos que percibimos por nuestro sistema de suscripciones. Sabíamos desde un inicio que el financiamiento sería lo más difícil, pero presenciarlo no ha sido tan agradable.

”Ya llevamos avanzado el número 4, pero aún seguimos corriendo para captar fondos. Estamos a la espera del resultado de una beca, que sería nuestra tabla de salvación por un año. Digamos que la forma en que nos financiamos es un género literario en sí mismo”.

–¿En qué consiste el sistema de suscripciones?

–[A. C.] Más que un sistema de suscripciones –porque la revista se puede conseguir de forma gratuita–, es un ejercicio de sinceridad que hacemos con los lectores: si la revista les gusta y tienen la posibilidad de ayudarnos, adelante.

”Las personas nos pagan diez mil colones, y nosotros les enviamos las próximas tres ediciones a donde ellos nos lo indiquen. Además, les obsequiamos un afiche ilustrado por el artista costarricense Diego Fournier. Quien esté interesado puede enviarnos un mensaje a la dirección costarica@buensalvaje.com

–¿Qué sigue?

–[A. C.] La producción del cuarto número está en marcha. No quisiéramos adelantar el contenido.

....

Benditos chifladosLa edición costarricense de Buensalvaje solo nos ha traído alegría y satisfacción desde el principio. Cuando Alberto Calvo y Diego Jiménez se pusieron en contacto con nosotros proponiéndonos crear la versión tica de la revista, pensamos que estaban chiflados; y de hecho lo están, pero por los libros y los misteriosos procesos de la creación.Desde entonces hemos visto con cuánto profesionalismo y tesón han sacado adelante el proyecto, y no podemos sentirnos más orgullosos. Además, a partir de su iniciativa, nos replanteamos los objetivos de nuestra publicación, y descubrimos que lo que realmente anhelamos es llegar a más países con el mismo espíritu, plural, sencillo, bienintencionado.Si no fuera por Calvo y Jiménez, quizá no habríamos pensado –no tan pronto, al menos– que sería posible abrir nuevas ediciones, como está a punto de suceder en Colombia y España.Espero que el coraje no los abandone y que la fuerza siga acompañándolos: los lectores de su hermoso y desmilitarizado país se lo agradecerán por cada libro y autor descubiertos.Dante Trujillo, fundador de "Buensalvaje" del Perú; dirige Solar, compañía de proyectos editoriales.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

'Buensalvaje' es cultura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota