Entretenimiento

Grupos de caminatas

Cuando conocer Costa Rica se vuelve un vicio saludable

Actualizado el 24 de enero de 2014 a las 12:00 am

Muchas ganas y un espíritu aventurero es todo lo que se necesita para empezar las rutas de caminata. Actualmente, se ofrecen bastantes opciones por lo que no hay excusa para no darse este saludable gustito

Entretenimiento

Cuando conocer Costa Rica se vuelve un vicio saludable

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El país tiene lugares maravillosos, dignos de una postal de promoción turística; sin embargo, para llegar a algunos de estos sitios, no basta con subirse a una lancha, un ferri, un carro o un tren... sencillamente, es necesario caminar porque no hay otra forma de acceso.

Por eso, si este año usted se propuso conocer un poquito más las entrañas de su país, existen varios grupos organizados que realizan caminatas, en su mayoría los domingos, en donde puede darse gusto no solo de probar su espíritu aventurero, sino también de ejercitarse.

Luis Fernando Boza, guía y encargado de Caminatas Ecológicas Educativas Shkuk, comentó que casi de forma religiosa, todos los domingos, organizan salidas con grupos que van de 20 a 30 personas. “Tomé la determinación de hacer este tipo de actividad hace bastantes años, luego de renunciar como voluntario de rescate de la Cruz Roja; allí estuve 20 años, por lo que conozco buena parte de las montañas del país. El objetivo es dar a conocer zonas rurales de Costa Rica, caminar por un tema de salud física y mental. Sacar a la gente de la ciudad es sano, desestresante, y te rodeas de aire puro”, expresó.

De subida. La edad no es un límite para caminantes del grupo Shkuk, que el domingo fueron a Puriscal. Carlos González
ampliar
De subida. La edad no es un límite para caminantes del grupo Shkuk, que el domingo fueron a Puriscal. Carlos González

En los recorridos, Boza da una explicación de la geología del lugar, los tipos de rocas, los ríos que se cruzan, dónde nacen y cuál es su desembocadura, entre otras características que se presentan en el trayecto.

“El domingo fuimos de La Legua de Puriscal hasta Salitrales, pasamos por un fallamiento local, y vimos el tipo de rocas, árboles y cuencas hidrográficas; todo eso da un valor agregado a la caminata, además de apreciar las vistas impresionantes”, dijo.

Allí vieron tucanes, mariposas morpho y hasta una terciopelo.

¿Qué se necesita para formar parte de estas caminatas?

Primero, las ganas; segundo, pensar que no se trata de una competencia, sino una actividad recreativa. El guía indicó que algo indispensable es contar con un calzado con suela de buen agarre, tipo Hi-Tec. Además, recomienda pantalón largo y vaselina para los pies y evitar así lesiones.

Aventura. ¡No se preocupe! Durante las caminatas se llevan herramientas para reparar zapatos en caso de que se necesite. En todos los grupos cuentan con atención médica. Carlos González
ampliar
Aventura. ¡No se preocupe! Durante las caminatas se llevan herramientas para reparar zapatos en caso de que se necesite. En todos los grupos cuentan con atención médica. Carlos González

“No es recomendable las tenis porque resbalan, o los jeans porque te queman la rodilla y son pesados cuando se mojan. Lo ideal es llevar un pantalón cómodo, liviano, además de una gorra para el sol, bloqueador, una merienda liviana, mucha agua y una jacket ligera si se desplaza a terrenos de clima frío, como la de este domingo, en el volcán Irazú”, aseveró Boza.

PUBLICIDAD

Lleve su cámara. David López, del grupo Caminantes de Costa Rica Troleando por Tiquicia, añadió que estas actividades impulsan al turista local como al extranjero a explorar rincones que solo así, caminando, podría llegar a descubrir.

“Visitamos parques nacionales, reservas, aldeas, asentamientos indígenas, bosques, playas, senderos, volcanes, todo lo que tenga que ver con atractivos naturales. Tenemos 30 años de experiencia, coordinamos con diferentes municipios previo a la visita para conocer el terreno”, argumentó.

”Lo que yo le digo a cualquiera que quiera animarse, no importa la edad, es que si quieren conocer el país hay que caminar. Así están fortaleciendo su salud y sus conocimientos sobre las bellezas que tiene este país. Deben ir armados de su cámara, a prueba de barriales, caídas y mojadas”, afirmó entre risas López.

Este domingo, por ejemplo, tienen una salida hacía las Cataratas de Bijagüal de Turrubares, entrando por el sector de Punta Leona, ruta a Las Delicias. López contó que en el sitio encontrarán una de las cascadas más altas en caída: tiene cerca de 200 metros.

“El costo incluye transporte, desayuno, almuerzo y guía. Se sale a las 6:45 a. m. y se regresa a las 2 p. m. En el trayecto se topará unas pozas, para el que vaya lleve un segundo cambio de ropa”, aconsejó.

Para el sábado 1.° de febrero, el paseo es en el cerro La Zopilota, en San Isidro de Atenas, en un tramo de 10 kilómetros, con visita a una casa típica donde le ofrecen gallo pinto servido en hojas de plátano y tortillas palmeadas para recuperar energías.

Si su nivel de aventura es más atrevido, puede chequear las opciones que le da el Club de Montañismo de la Universidad de Costa Rica. Su presidente, Jorge Bolaños, indicó que a veces hacen caminatas de un día, de dos si se va a acampar, y hasta de cuatro días para los más osados.

“Con nosotros es un programa como ir al gimnasio. Se debe pagar una matrícula mensual. Su precio varía si es estudiante, egresado o particular. Trabajamos trimestralmente, las giras tienen un costo que depende del sitio, si es un parque nacional o un camping . Es un turismo de aventura, en el cual el requisito mínimo es contar con buena condición física, porque tienen que sobrellevar caminatas de 4 hasta 9 horas”.

PUBLICIDAD

”Lo bonito es que se hace mucha amistad, es un grupo que tiene afinidad para salir a caminar. Hay que tolerar sol, lluvia, barro, mosquitos; uno aprende a disfrutar ese estrés, lejos de la ciudad. La naturaleza te da regalos, vistas, atardeceres. Vamos a lugares no convencionales, para gente más aventurera”, detalló Bolaños.

Este grupo tiene reuniones el primer y tercer lunes de cada mes, en la Escuela de Informática de la UCR. Para más información puede ingresar al sitio clubmont.ucr.ac.cr , y atreverse a dar un paso más osado conociendo lugares que, tal vez, no tenía ni la más mínima idea de que existían.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Cuando conocer Costa Rica se vuelve un vicio saludable

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota