Entretenimiento

Ayer se realizó la Marcha por una Cultura de Paz en San José

Una marea blanca pidió por la paz y deploró la violencia en Costa Rica

Actualizado el 20 de enero de 2014 a las 12:00 am

Homenaje La caminata y concierto fueron dedicados a los jóvenes músicos que fueron asesinados el 13 de enero en Cartago

Entretenimiento

Una marea blanca pidió por la paz y deploró la violencia en Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Las calles del centro de San José se llenaron de camisas blancas, pancartas que decían ‘No a la violencia’ y de cientos de personas implorando tener una Costa Rica mejor. Foto: Mariandrea García

Con tristeza, dolor, impotencia y también esperanza en el cambio, cientos de costarricenses –muchos de ellos músicos– se unieron ayer por la mañana en la Marcha por una Cultura de Paz para protestar contra la violencia en el país.

Todos estaban allí, en el centro de San José, por una misma razón: recordar a Valeria Cortés y Sebastián Condor, jóvenes músicos asesinados el 13 de enero en Cartago e implorar por la paz.

Cientos de personas llegaron vestidas de blanco, con mensajes de paz en pancartas y camisetas, así como su instrumento musical al hombro. La caminata comenzó a las 9 a. m. en la avenida segunda y se enrumbó hacia el Centro Nacional de la Cultura (Cenac).

En la antigua Fábrica de Licores, los recibieron músicos de diversas orquestas y bandas, quienes, por medio de la música, levantaron la voz para que las autoridades y la sociedad en general busque soluciones a la creciente violencia.

Entre los que participaron en el concierto estuvieron la Banda Sinfónica Elemental del Instituto Nacional de Música (INM), la Orquesta Sinfónica Juvenil INM y Banda Intermedia INM.

En la plazoleta del Cenac, algunos se sentaron en el piso para escuchar a esas agrupaciones, mientras otros aprovecharon la presencia de los medios para pedir cambiar la situación del país, la cual califican como “preocupante”.

La marcha tuvo un participante especial: Carl St. Clair, nuevo director titular de la Orquesta Sinfónica Nacional. Al saber del doble asesinato y la manifestación, decidió pagarse su pasaje desde Estados Unidos para solidarizarse con los músicos costarricenses.

Las voces contra la violencia fueron mucha; entre ellas la de María Leitón, de 38 años. “No los conocía, pero cuando vi la noticia me sentí muy afectada. No me puedo imaginar cómo pasan estas cosas; Costa Rica está mal, algo hay que hacer”, comentó esta vecina de Tibás.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Una marea blanca pidió por la paz y deploró la violencia en Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Katherine Chaves R.

katherine.chaves@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

Ver comentarios
Regresar a la nota