Entretenimiento

Deleite húmedo

¡Aguas termales! No les pierda la pista

Actualizado el 26 de julio de 2013 a las 12:00 am

Relajarse en agua caliente es placentero y muy saludable, sobre todo cuando algunos minerales entran en juego. Incluso en la época lluviosa, decenas de balnearios lo seducen en el país

Entretenimiento

¡Aguas termales! No les pierda la pista

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Como reyes. En Tabacón Resort la relajación está garantizada. En un ambiente rodeado por vegetación, aquí el tiempo parece que no avanza. Tabacón Resort para LN

Germinando del suelo tico, las aguas termales son oro puro para quien desea relajarse, aliviarse de un mal físico o simplemente compartir un plan tranquilo en familia.

Ducha caliente. Baldi Hot Springs  ofrece  monumentos de piedra que simulan cataratas naturales. Algunos turistas  se sientan al pie y esperan que el agua caliente caiga sobre sus cuerpos. Carlos Hernández para LN
ampliar
Ducha caliente. Baldi Hot Springs ofrece monumentos de piedra que simulan cataratas naturales. Algunos turistas se sientan al pie y esperan que el agua caliente caiga sobre sus cuerpos. Carlos Hernández para LN

Calentadas por las venas volcánicas que recorren el país, la temperatura y minerales de las aguas termales proveen un bienestar que sería una gran pena desperdiciar, sobre todo cuando en nuestras tierras se ciñen al menos 15 puntos turísticos en donde disfrutarlas.

Con excepción de Heredia, Puntarenas y Limón, el resto de provincias ofrecen opciones para que usted se escape del estrés laboral, se ponga su traje de baño y se sumerja en las aguas tibias. ¡La época lluviosa aquí no importa!

“Esa es una ventaja de las aguas termales; usted las puede disfrutar al máximo esté lloviendo o no”, comentó Ronny Villalobos, de mercadeo de Baldi Hot Springs Hotel & Spa, ubicado en La Fortuna de San Carlos.

Las aguas termales, que en el país provienen de ríos, nacientes o pozos excavados, son ofrecidas en el país por centros turísticos de lujo, así como por negocios de carácter rural. Es decir, la experiencia termal no viene sola, sino que está acompañada por servicios de alimentación básicos, delicias gourmet y buenos hospedajes.

El balneario más tradicional del país el es Tabacón Resort, aunque también uno de los más caros y lujosos. Ubicado en San Carlos, en las faldas del volcán Arenal, el balneario posee dos ríos de agua mineral: uno frío y otro caliente.

“Nosotros mezclamos las aguas de ambos ríos y así controlamos las diferentes temperaturas del lugar. Además, aumentamos el valor mineral de las aguas. Todo es natural”, dijo Melania López, de Tabacón Resort.

Otros centros ubicados en la misma zona son el Baldi Hot Springs y el hotel Kioro. En ambos, las aguas termales son bombeadas al exterior y tomadas para conformar piscinas artificiales de gran atractivo visual y de diversas temperaturas.

“Las aguas termales más grandes del mundo”, así se promociona Baldi Hot Springs por las 25 piscinas que posee y el gran tamaño de cada una. Las de Kioro piscinas son más pequeñas, pero igualmente acogedoras por su decoración natural.

PUBLICIDAD
Saludables. Los minerales y las tibias   temperaturas de las aguas termales   han demostrado ser muy beneficiosas para  el cuerpo y para el alma. Germán Fonseca
ampliar
Saludables. Los minerales y las tibias temperaturas de las aguas termales han demostrado ser muy beneficiosas para el cuerpo y para el alma. Germán Fonseca

Por su parte, en Guanacaste las venas del volcán Miravalles dan vida a centros como Thermomanía y Yoko, ubicados en Guayabo y La Fortuna de Bagaces, respectivamente.

Ambos centros ofrecen piscinas de concreto y estilo natural, así como hospedaje en cabañas. Thermomanía tiene además zona de camping.

En Hacienda Guachipelín, en Liberia, el volcán Rincón de la Vieja calienta las aguas de un río que pasa por la propiedad y que forma piscinas completamente naturales.

En familia. En las faldas del cerro Chirripó destaca el balneario Termales Gevi, único que se ubica en la provincia de San José.

Termales Gevi está ubicado en San Gerardo de Rivas, en Pérez Zeledón, y aparte de dos piscinas termales, ofrece senderos, catarata, mirador y un tour de café y aguacate.

“Es un negocio familiar, pequeño y con soda. El agua proviene de una naciente que está en nuestra propiedad. Tiene como 37° C de temperatura”, dijo Vitalia Villarevia, administradora de Termales Gevi.

Trasladándonos a Cartago, usted puede visitar el valle de Orosi y asistir al balneario Los Patios. De martes a domingo abre este balneario, conformado por cinco piscinas de aguas termales y dos de agua fría.

“Tenemos servicio de restaurante los fines de semana y feriados. Nuestra agua tiene muchos minerales y tienen 43° C de temperatura. Es la más caliente de la zona”, dijo Adrián Mora, administrador del lugar.

En esa misma zona, a Los Patios le hace competencia Termales Orosi, que ofrece cuatro amplias piscinas y temperaturas que van desde los 19° C hasta los 33° C.

A lo gratis. Todavía existen aguas termales gratuitas, popularmente conocidas como las “de los pobres”.

A las orillas del río Tabacón o en Río Celeste, en Guatuso, existen ciertos remansos donde usted podrá disfrutar de las aguas termales; eso sí, con menos comodidades.

“Hay varios lugares; yo no pago lujos. Los ríos son nuestros, de los ticos. Soy fiel a los balnearios de los pobres”, dijo Eladio Contreras, vecino de La Fortuna, de San Carlos.

Tome en cuenta que ninguno de estos lugares está registrado por el ICT y las personas ingresan bajo su propio riesgo.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

¡Aguas termales! No les pierda la pista

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alexánder Sánchez

asanchez@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad de Costa Rica. Su formación académica la complementó con trabajos estudiantiles en medios de comunicación universitarios.

Ver comentarios
Regresar a la nota