Entretenimiento

Deportista cree que tendrá un varón; su esposo, una niña

Hanna Gabriel: “Quiero darle a mi hijo lo que necesite, no lo que quiera”

Actualizado el 03 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Emocionada mamá La boxeadora sueña con criar un niño lleno de valores, que sepa que las cosas se ganan con esfuerzo

Entretenimiento

Hanna Gabriel: “Quiero darle a mi hijo lo que necesite, no lo que quiera”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aunque apenas tiene nueve semanas de embarazo, ya la boxeadora costarricense Hanna Gabriel sabe cuáles son esas lecciones de vida que quiere darle a su hijo.

“Lo más importante para mí es demostrarle a las mujeres que un embarazo no es un obstáculo, que sigan buscando sus sueños, que retomen su vida, porque el ejemplo que les damos a nuestros hijos luchando es lo que hace que ellos sean mejores personas en el futuro”

Valores como el trabajo, el esfuerzo y la dedicación son algunas de de esas enseñanzas que piensa compartir con su primer retoño, el cual, según ella, será un varón.

Por esa razón es que quiere seguir boxeando, pues no quiere que se recuerde que su última pelea fue en febrero de este año, cuando perdió en la defensa del cinturón de las 154 libras, de la Asociación Mundial de Boxeo, contra la dominicana Oxandia Castillo.

Sobre esta nueva etapa en su vida y los cambios que vienen para ella, la esposa del también pugilista tico Bryan Tiquito Vásquez habló con Viva .

¿Cómo se dieron cuenta de la noticia de su embarazo?

Hace tres semanas me hice una prueba en casa y cuando vi que en ella aparecían dos rayitas no podía creerlo, de hecho creí que estaba viendo doble. Cuando salí del baño, Bryan se estaba preparando para asustarme, porque le gusta hacerme bromas, pero en ese momento ya nada podía asustarme más, solo le dije: “¡Es positiva!”. Ahí el me transmitió mucha tranquilidad porque yo estaba temblando.

¿Lo tenían planeado para este momento?

Nos tomó por sorpresa, realmente estábamos concentrados en las carreras y en la adquisición de la casa, porque creíamos que tener un hogar era primordial. Ahora Dios nos mandó al bebé, entonces tenemos más ganas de hacerlo.

¿Qué pasará con los compromisos que tenía para este año?

Tenía una pelea para setiembre, pero por ahora tengo una licencia para pasar mi maternidad tranquila. Una vez tenga al bebé y que pasen dos meses para amamantarlo, retomaré los entrenamientos. Yo espero estar lista después de cuatro o cinco meses para pelear otra vez. Pienso que las primeras dos peleas podrían clasificarme y ya por eso comienzo a buscar el camino para subir igual que antes.

¿Antes de recibir esta noticia había pensado en la posibilidad de ser mamá?

Antes de Bryan no. A mí lo que me importa es que mi hijo sea sano. Siento que va a ser un varón, si no, ya le dije a Bryan que no volveré a confiar en mi intuición.

PUBLICIDAD

¿Siempre acierta?

Yo nunca le he creído en ella y por no hacerle caso es que me han pasado varios chascos. Me siento segurísima. En la casa todo el mundo ya me ha hecho caso, así que ya tiene un overolcito y ropita de hombre y por si la pega Bryan, que cree que es una niña, compramos unas sandalitas.

Entonces ha sido toda una alegría esta noticia...

Definitivamente. Tengo una ventaja grande que es tener orden en mi vida. Antes no tenía ni el bachillerato, pero ya luego lo saqué y después entré a la universidad, así que me dio tiempo de realizarme para este momento. Aunque no pensaba que la maternidad iba a llegarme ya, es reconfortante saber que tenemos cómo enfrentar la situación.

”Cuando me pongo a pensar en las adolescentes embarazadas, o en las mujeres embarazadas que son víctimas de la agresión, solo puedo imaginarme lo duro que puede ser para ellas, porque aunque el embarazo es un momento hermoso, hay mucha incertidumbre y sentimientos encontrados. En ese sentido me siento afortunada de saber que voy a poder darle a mi hijo una mejor calidad de vida; quiero darle lo que necesite y no lo que quiera, para que sepa apreciar su vida y el valor de todo lo que uno hace, así como las consecuencias de cada decisión que se toma”.

Hanna Gabriel.
ampliar
Hanna Gabriel.

¿Qué consejo les da a las mujeres que debutan como madres?

Les digo que no se dejen llevar por los comentarios negativos porque siempre sobra quien te diga: “Ya le metieron un gol”, porque esos comentarios sobran.

”Les recomiendo que se rodeen de personas positivas, que no piensen que ser mamá es un obstáculo para sus vidas, si no que esta es una razón más poderosa para hacer las cosas bien. Pido que Dios me las acompañe y las bendiga”.

¿Qué cambios traerá a su rutina de entrenamientos su embarazo?

Ahora al terminar el primer trimestre ya voy a poder hacer natación y yoga. Todavía dicen que puedo darle al saco un rato, cuando me antoje. Pienso que voy mantenerme activa, sobre todo porque queremos hacer actividades para que la mujer se mantenga sana por medio del deporte, así voy hacer ejercicio con las muchachas que participen.

PUBLICIDAD

”Lo importante es estar activa, saludable por el bebé”.

¿Y ha variado su alimentación?

Sí... no quiero comer carne, ni cerdo, que son dos cosas que me encantaban. El pescado no lo puedo ni olerlo porque me da migraña. Por dicha este bebé me permite comer pollo y otros pescados. Algo que no me hace gracia es que el cuerpo me está pidiendo demasiados carbohidratos, pero ahí estoy tratando de gobernar sobre mi mente y mi cuerpo, pero es una lucha que estoy librando.

Ser boxeador es una profesión de riesgo. ¿Por qué quiere continuar con su carrera tras tener a su bebé?

Porque no me gusta dejar las cosas a medias. Quiero recuperar el título, porque es algo que me debo a mí misma y creo que es una manera de dejarle un legado a mis hijos. No quisiera que mi última pelea fuera la pérdida contra Oxandia (Oxandia Castillo), porque hubo un montón de circunstancias y factores externos que no me dejaron llegar al 100%.

”Lo más importante para mí es demostrarle a las mujeres que un embarazo no es un obstáculo, que sigan buscando sus sueños, que retomen su vida, porque el ejemplo que les damos a nuestros hijos luchando, es lo que hace que ellos sean mejores personas en el futuro”.

¿Quiere decir que ganaría un título más y se retiraría?

Cuando uno es boxeador a uno le cuesta mucho el retiro, de hecho casi todos regresan luego de retirarse. Todo dependerá cómo sucedan las cosas.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Hanna Gabriel: “Quiero darle a mi hijo lo que necesite, no lo que quiera”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota