Nacional

Al inicio cada bus movilizaba 272 usuarios por día, ahora son más de 800

Intersectoriales triplican pasajeros en solo 12 días

Actualizado el 15 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Presas y taxistas mal estacionados son el dolor de cabeza de los autobuseros

Ocho oficiales de Tránsito asignados a las rutas asumen más deberes en carretera

Nacional

Intersectoriales triplican pasajeros en solo 12 días

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los autobuseros reportan que, entre las 4 p. m. y las 7 p. m., hay atrasos hasta de 20 minutos en el itinerario por el congestionamiento vial. | ALBERT MARÍN

Pese a que el proyecto de las rutas intersectoriales está en pañales, la cifra de pasajeros que utilizan este servicio público se multiplicó por tres en sus primeros 12 días.

Mientras en el banderazo de salida el 3 de octubre se registró un promedio en cada unidad de 276 usuarios diarios, la cifra pasó a una media de más de 800 por día.

Así lo confirmó Alfredo Villalobos, presidente de la Cámara Nacional de Autobuseros (Canabús), quien dijo que en el caso de las rutas más exitosas, que operan en Guadalupe, Tibás y Moravia, la cifra sube hasta 1.019 pasajeros, cada día.

“En esto tenemos que ser sumamente transparentes. Es pronto para hacer una evaluación, pero los resultados muestran avances en algunos puntos y en otros tenemos que mejorar”, afirmó Villalobos.

En la lista de “dolores de cabeza”, los dueños de las empresas de buses mencionan la congestión vial, la señalización y los taxis que se ubican en las paradas que corresponden a las intersectoriales.

“Las presas retrasan de 15 hasta 20 minutos las llegadas de los buses. Hace falta apoyo de Tránsito, hay que mejorar el señalamiento y regular a los taxistas mal estacionados y a los servicios de transporte colectivo”, explicó Mario Bermúdez, de la empresa Autotransportes Desamparados, que opera el servicio Desamparados-Moravia.

El director de la Policía de Tránsito, Germán Marín, dijo que el proyecto surgió para mitigar la congestión vial, pero no como remedio inmediato al problema.

“La medida no es la solución al congestionamiento vial, sino que es un proceso para mitigar el impacto del cierre de Circunvalación y motivar al usuario a usar el transporte público”, aseguró Marín.

Los puntos de embotellamiento que más complican el traslado de pasajeros se ubican en Goicoechea, Uruca y en los alrededores de la Universidad de Costa Rica (UCR), en Montes de Oca.

El control de las rutas de las tres interlíneas está a cargo de ocho policías de Tránsito que, además, deben dedicarse durante el día a otras funciones propias del cargo.

“En las horas de mayor movimiento, tenemos monitoreo. Los ocho oficiales tienen otras funciones como atención de colisiones, control de otras rutas y nuestra labor es multifactorial. La fiscalización obedece al Consejo de Transporte Público (CTP)”, dijo Marín.

PUBLICIDAD

Más información. Cuando se cumpla el primer mes de acción de las rutas intersectoriales, los empresarios deberán presentar al CTP un informe de conteo de usuarios y un balance general de la operación.

Los dueños coinciden en que, pese a que los números van a su favor, falta motivar más al usuario sobre el uso del transporte público.

“Estamos en un proceso de plan piloto. Conforme pasan los días, los números van en aumento, pero sí vamos a hacer más campañas de información con volantes para motivar más el uso de este servicio”, dijo Alejandro Cubillo, de la compañía Tapachula, que trabaja en la ruta Escazú-Uruca.

El costo de cada pasaje en los buses intersectoriales es de ¢350. Se trata de un plan del Gobierno para acelerar recorridos, luego del hundimiento en la carretera de Circunvalación el pasado 24 de agosto.

  • Comparta este artículo
Nacional

Intersectoriales triplican pasajeros en solo 12 días

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota