Nacional

Gerente de la CNFL: En 2015 y 2016 habrá números complicados

Actualizado el 14 de septiembre de 2015 a las 12:00 am

Nacional

Gerente de la CNFL: En 2015 y 2016 habrá números complicados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El gerente de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz, Víctor Solís Rodríguez, afirma que están claros de la situación que atraviesa la CNFL y han tomado medidas. JOSÉ DÍAZ.

El gerente de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), Víctor Solís,  habla como lo haría un buen negociador: despacio, con claridad y sin subir el volumen de la voz. Quizás lo sea: en menos de un año logró que el sindicato de la empresa redujera sus pluses salariales. O, a lo mejor, fue el agujero de ¢42.549 millones en sus finanzas lo que convenció a todos de darse la mano.

Hoy promete que en el 2017 la empresa tendrá utilidades. Mientras tanto, busca responsables por los fracasos de proyectos y cruza los dedos para que la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos ( Aresep) le apruebe un alza de 35% en las tarifas que cobra a sus 520.000 abonados para tapar el hueco en sus arcas. Este es un resumen de cómo Solís planea teñir de negro sus números rojos.

¿Cómo están las finanzas de la Compañía?

Se tienen que abordar varias deudas por proyectos de generación, lo cual es normal en una empresa de este tipo. El detalle es que la carga financiera resultó mayor de lo previsto y el otro elemento es que el mercado de venta de energía desde hace tres años está congelado. Nuestras ventas van con el comportamiento de la economía, que hoy está retraída. Es un compromiso financiero un poquito fuerte.

¿Cuán fuerte?

Anda por ahí del 40% ( a junio la deuda de la CNFL ascendía a 45% sobre su patrimonio según sus estados financieros ), no es un porcentaje fuera del estándar para el negocio, pero influyen mucho los plazos de los créditos y había una previsión de crecimiento en las ventas un poco mayor. Aclaro que la Compañía hoy sigue al día con todos sus compromisos .

¿Pero está sólida o no?

Tenemos resultados financieros negativos en el 2014 y quizás en el 2015. Proyectamos resultados de ¢4.000 millones en pérdidas para el 2015. Sin embargo, hubo una variable extraordinaria y es que en marzo el ICE aumentó la tarifa a las empresas distribuidoras (como la CNFL). Eso agregó ¢25.600 millones y Aresep no hizo un ajuste a nuestra a tarifa.

¿Qué pasa si Aresep le rechaza su solicitud de alza del 35%?

Acá hay dos cosas diferentes. Primero está la tarifa de compensación, en la cual no pedimos ningún ingreso adicional, sino solo que nos aprueben un ajuste para recuperar el dinero que le debemos al ICE. Desde que asumí, me reuní con Aresep para establecer el compromiso de completa transparencia en el suministro de datos. Allí también una metodología conjunta y equipos de trabajo, lo cual nos hace confiar en que la compensación tarifaria se aprobará.

PUBLICIDAD

Luego está el ajuste de tarifas por ingresos propios. Hace cuatro años, la Compañía no tiene ajustes para generar ingresos propios. Ahí pedidos 13,6%.

¿Y cómo anda la relación con el ICE por estos días?

En excelentes condiciones.

¿Ah, sí? ¿Cómo así?

Vea, la Junta Directiva de la Compañía la integran tres directivos del ICE. Eso permite articulación estrecha con la corporación y en todo momento hemos coordinado para realizar los ajustes y adecuaciones en los pagos mientras conseguimos estabilidad financiera. Con las medidas que hemos tomado, aspiramos a que en el 2016 hayamos conseguido equilibrio financiero. Estamos claros en que en el 2015 y el 2016 tendremos números complicados, pero en el 2017 tendremos resultados para mejorar la inversión.

¿Qué han hecho para reestructurar la deuda?

Empezamos por una restricción de gastos fuerte. Llegamos a un acuerdo con todas las organizaciones laborales, para bajar algunos sobresueldos. El ajuste en el calculo de anualidad que tenía un factor exponencial cada enero ya no se aplica (se calculaba sobre el salario bruto y ahora será sobre el salario base) y eso genera una disminución importante.

”La proyección en el 2015, derivado de todos los ajustes, es una ahorro de ¢8.000 millones y de ¢9.300 millones en el 2016. También disminuimos 5% la planilla con un programa de movilidad voluntaria, bajamos un 4% el aporte al fondo de ahorro y un 2% el de la Asociación Solidarista”.

¿Cómo está hoy la planilla?

Tenemos 2.155 personas. En julio del 2014 eran 2.315; hubo 160 que se retiraron gracias al programa de movilidad voluntaria.

Dado el fracaso de proyectos de generación como Balsa Inferior y el Parque Eólico Valle Central ¿ya hay responsables?

Hace cuatro meses creamos una comisión investigadora que esta revisando todo lo actuado en relación con Balsa Inferior . En un mes estará el informe y ahí se verá si se dieron irregularidades y de qué tipo. No podríamos atribuir responsabilidades aún, pero sí seremos rigurosos con las recomendaciones que recibamos.

Como abrir procesos administrativos.

Sí, si es necesario.

¿Cómo interpreta que haya dos visiones tan opuestas de las finanzas de la Compañía, la suya y la del exgerente Pablo Cob ?

Al mes de estar aquí, me reuní con personal de la Contraloría (General de la República) para decirles que queríamos suprimir una directriz de absoluta confidencialidad de la Administración pasada. Además, empezamos a darles información a los funcionarios. Esta administración logró, por primera vez, negociar con el propio sindicato para rebajar beneficios. Eso es inédito: que un sindicato acuerde rebajarse los pluses salariales.

PUBLICIDAD

¿Y cómo ocurrió el milagro?

Les dimos los estados financieros. Ellos incluso contrataron a sus propios auditores y estos les dijeron lo mismo.

”Si bien es cierto teníamos una situación financiera comprometida, aquí no vendemos galletas, vendemos electricidad que se consume mucho y garantiza ingresos a la empresa, por eso decimos con certeza que, a finales del 2016, tendremos equilibrio financiero y en el 2017 utilidades”.

¿Qué sigue para la empresa?

Vamos a optimizar las plantas de generación, automatizando su operación, siendo rigurosos en gastos operativos y ajustando las horas cuando se genera la energía. Lo segundo es arreglar las plantas de Ventanas y Nuestro Amo (ambas en Alajuela) dañadas por inundaciones hace unos años. Esperamos tener la planta de Ventanas produciendo el año entrante y, con Nuestro Amo, estamos evaluando los costos de reconstrucción de la planta. Ahorita vamos por la fase de estudios de factibilidad.

”Estamos siendo muy rigurosos en el análisis financiero y técnico y eso definirá si se desarrolla o no ese u otro proyecto”.

  • Comparta este artículo
Nacional

Gerente de la CNFL: En 2015 y 2016 habrá números complicados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota