Nacional

Deben madrugar para lograr campo en atención primaria

Sacar cita en la CCSS es un calvario para 85% de asegurados

Actualizado el 11 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Solo 159 de los 1.103 Ebáis ofrecen opción de programar consulta por teléfono

Caja estudia plan para extender servicio de llamadas a otros 200 centros

Nacional

Sacar cita en la CCSS es un calvario para 85% de asegurados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Imagen sin titulo - GN

La promesa de la CCSS de acabar con las filas de madrugada permanece en el papel: el 85% de los asegurados (3,8 millones de personas) deben esperar horas si quieren garantizarse una cita en cientos de centros de salud.

Esa gente es la que afronta mayores dificultades para acceder al primer nivel de atención o Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (Ebáis).

Mientras, el 15% restante de los asegurados (646.000 personas) tiene la facilidad de programar una cita con solo comunicarse a un centro de llamadas.

Dicha gestión tarda menos de tres minutos: 20 segundos en espera en la línea y cerca de dos minutos y medio para completar la programación de la cita, según datos de la entidad.

¿A qué se debe tal desigualdad para conseguir una cita médica en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS)?

La respuesta se explica, precisamente, por los diferentes métodos que existen en la institución para que el asegurado pueda obtener campo con un médico.

De momento, solo 159 de los 1.103 centros de atención primaria ofrecen el servicio para que la persona pueda sacar cita por teléfono.

Por un lado, hay un servicio de call center de la empresa ITS –contratado por la Caja para dar citas en 123 Ebáis– y hay otro de la Unibe, que tiene a cargo otros 36 Ebáis.

.

Arriba: funcionarios del   call center  de la Unibe, que tiene a cargo la atención de 68.000 personas en 36 Ebáis. En la fotografía sobre este texto, Alicia Flores (sentada en una silla) hizo fila en el Ebáis de San Rafael de Oreamuno, en Cartago, desde las 3 a. m., un día de agosto del 2013. |  MAYELA LÓPEZ Y ARCHIVO
ampliar
Arriba: funcionarios del call center de la Unibe, que tiene a cargo la atención de 68.000 personas en 36 Ebáis. En la fotografía sobre este texto, Alicia Flores (sentada en una silla) hizo fila en el Ebáis de San Rafael de Oreamuno, en Cartago, desde las 3 a. m., un día de agosto del 2013. | MAYELA LÓPEZ Y ARCHIVO

Casos. En la acera contraria está el grueso de los asegurados.

Una de las que ha vivido en carne propia lo bueno y lo malo del sistema es Gina Rojas, que en una consulta de este diario en redes sociales escribió: “Yo pasé de poder sacar cita por teléfono con un día de anticipación en el barrio San José de Alajuela, a tener que hacer fila de madrugada en el Ebáis de Belén, donde solo dan 23 fichas”.

Pero hay casos extremos, como el una joven de apellido Ross, quien durante una semana hizo un promedio de 50 llamadas por día para sacar una cita en la clínica Clorito Picado para ser atendida en el Ebáis de barrio México.

Sin poder ingresar a la central local, se presentó a la clínica para sacar la cita, pero allí le dijeron que para conseguir la consulta solo era posible por la vía telefónica.

PUBLICIDAD

Largo plazo. Gabriela Murillo, gerente de Infraestructura y Tecnología de la Caja, explicó que los 123 Ebáis que funcionan con el call center de ITS son los que están más avanzados en la implementación del Expediente Digital Único en Salud (EDUS).

En sus primeros seis meses, ITS gestionó para la Caja 141.737 citas, con un costo promedio de $2,1 por llamada ($307.821 en total).

En los 36 centros de salud que administra la Unibe, también se programan consultas por teléfono.

Otros 29 centros cuentan con líneas locales (que empiezan con el número 800), como el caso de las clínicas Clorito Picado, Marcial Fallas, Carlos Durán y Solón Núñez, todas en San José, que es donde más apuros tienen los asegurados para conseguir una cita.

Mientras, en los 915 Ebáis restantes la única forma de garantizarse una cita es haciendo fila, incluso desde la noche antes o temprano en la madrugada.

Al respecto, María Eugenia Villalta, gerente médica de la Caja, alegó desconocer muchas de las situaciones que ocurren en el otorgamiento de citas, especialmente los apuros con las líneas 800.

La funcionaria prometió indagar en los próximos días y conversar con los directores médicos.

  • Comparta este artículo
Nacional

Sacar cita en la CCSS es un calvario para 85% de asegurados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota