Nacional

Iglesia católica sigue a la espera de que el Vaticano nombre cuatro obispos

Actualizado el 26 de noviembre de 2013 a las 04:38 pm

En las diócesis de Limón y Ciudad Quesada dos sacerdotes fungen como administradores diocesanos

Ángel San Casimiro dice que el trabajo pastoral sigue, pero la ausencia del obispo afecta a la familia presbiteral

Nacional

Iglesia católica sigue a la espera de que el Vaticano nombre cuatro obispos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A solo 35 días de que termine el 2013, la Iglesia católica sigue a la espera de noticias de Roma sobre el nombramiento de cuatro obispos.

Desde el 7 de enero la diócesis de Ciudad Quesada está a cargo del presbítero Albán Arroyo Vega, quién asumió la responsabilidad debido a la enfermedad del obispo Oswaldo Brenes, fallecido el 11 de febrero de este año.

Otro que debió asumir el cargo de administrador diocesano fue el sacerdote Eduardo Ramírez Ruiz. Lo hizo días después de que asumiera como arzobispo de San José, José Rafael Quirós, anterior obispo de Limón, cuya sede quedó vacante.

Este martes el obispo de Alajuela, Angel San Casimiro explicó, ante nuestra consulta telefónica a la Conferencia Episcopal, que para estas fechas esperaban el nombramiento en algunas de las diócesis, pero habrá que seguir esperando a que la noticia llegue.

A la derecha están los dos administradores diocesanos. No llevan en su cabeza el solideo morado que caracteriza a los obispos, pero si la carga que implica dirigir una sede episcopal.
ampliar
A la derecha están los dos administradores diocesanos. No llevan en su cabeza el solideo morado que caracteriza a los obispos, pero si la carga que implica dirigir una sede episcopal. (Archivo/P. Montiel)

"El famoso dicho que de las cosas de palacio van despacio, se cumple en Costa Rica", afirmó el prelado.

Añadió que la ausencia de un obispo, de una u otra forma,  afecta a la familia presbiteral y a las partes del pueblo de Dios que ocupan una cabeza.

"Aunque el trabajo pastoral sigue adelante, para ser francos, la ausencia del obispo debilita al rebaño", acotó.

Otros dos obispos que este año presentaron su renuncia al cumplir 75 años de edad, tal y como lo disponde el derecho canónico, fueron Guillermo Loría, de Pérez Zeledón y Vittorino Girardi, de Tilarán.

De esta manera la mitad de la actual Conferencia Episcopal, integrada por ocho obispos, podría ser renovada próximamente.

"La gente espera al obispo. Hay una catequesis que yo llamo visual y es que ven la sede de la catedral como tiene que ser: vacía. Los fieles de la ciudad ven que falta algo", dijo el administrador diocesano Albán Arroyo en el semanario Eco Católico, el 13 de octubre pasado.

  • Comparta este artículo
Nacional

Iglesia católica sigue a la espera de que el Vaticano nombre cuatro obispos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota