Nacional

Entrevista

Johnny Araya: ‘No vería con malos ojos a Luis Guillermo Solís de canciller’

Actualizado el 11 de septiembre de 2013 a las 12:00 pm

El candidato del PLN ejemplifica su oferta de un gobierno de unidad con una atrevida frase: ‘No vería con malos ojos a un Luis Guillermo Solís canciller de la República’. En tanto, aunque el exalcalde josefino todavía evita criticar directamente el Gobierno de Laura Chinchilla, dice que no está satisfecho con este. Advierte, además, que mantendría las restricciones de gastos previstas por esta Administración para la educación y los salarios.

Johnny Araya candidato del PLN

Nacional

Johnny Araya: ‘No vería con malos ojos a Luis Guillermo Solís de canciller’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
MARCELA BERTOZZI

Johnny Araya, candidato del PLN, advierte que Costa Rica requiere un “ajuste fiscal” y que si llega a ser elegido presidente el 2 de febrero del 2014, se abocará a “convencer” de esa necesidad.

También, redondea su oferta de un gobierno de unidad con una atrevida propuesta: considerar a uno de sus rivales, al candidato del PAC, Luis Guillermo Solís, para el cargo de canciller de la República.

En entrevista con La Nación, habló de divergencias con el actual Gobierno en torno al manejo de la política monetaria aunque advierte que mantendría las restricciones de gasto en educación y los salarios previstas por esta Administración para el 2014. Por otra parte, se declara insatisfecho con la actual administración, aunque evita hacer una evaluación de esta.

Según Araya, el país también debe apostar a cómo mejorar el empleo y la producción, aun cuando pueda sacrificarse en un pequeño margen la inflación.

En el Presupuesto Nacional 2014 el Gobierno incluyó el equivalente a un 7,2% del PIB para la educación, no el 8%. Si a usted le tocara sentarse en Zapote a partir de mayo, ¿mantendría ese reparto?

Bueno, no podemos pasar por alto la crisis fiscal que está viviendo el país. Creo que el país debe resolver su crisis fiscal porque en este momento hay una fractura. Para mí, mejorar la calidad de la educación pública será una prioridad, alcanzar el 8% que está planteado en la Constitución Política también será una prioridad, pero eso pasa por resolver la crisis fiscal.

Sin necesidad de una reforma legal, ¿cuál sería su primera acción para atacar el déficit fiscal?

La primera tiene que ver con mejorar la recaudación. Estamos proponiendo la creación de una agencia tributaria a nivel nacional, que es un órgano desconcentrado, un órgano autónomo, con personal altamente competente, calificado.

¿Pero en qué se diferenciaría esa agencia de Tributación Directa?

De que sería una agencia que tiene más recursos tecnológicos, más recursos legales, personal más calificado y más personal también.

¿Se puede hacer por decreto o necesita una ley?

Se necesita una ley; estamos trabajando en un proyecto de ley para la creación de esa agencia.

Entrevista con Johnny Araya (Marcela Bertozzi)
PUBLICIDAD

Pero a nivel de decreto, ¿hay algo que ha pensado que es lo primero que se debería hacer?

Continuar haciendo esfuerzos por restringir gastos en las áreas que se pueda. Me parece que hay que convencer al país de que Costa Rica necesita un ajuste fiscal.

El mismo Presupuesto del 2014 establece 2,5% de aumento semestral para el empleado público. ¿Mantendría ese porcentaje?

Ya estaría aprobado en el 2014

Pero se puede modificar.

No haría..., me parece que no correspondería echar para atrás una decisión ya aprobada por la Asamblea. Sí creo que es importante buscar una negociación con las organizaciones sindicales del sector público que permita replantear el tema de las remuneraciones.

¿Y si los sindicatos no ceden?

Bueno, yo no tengo que partir de esa premisa, yo apuesto mucho a mi capacidad de negociación.

¿Qué diferencia podríamos ver entre el Gobierno de Laura Chinchilla y uno de Johnny Araya?

Yo considero que estamos construyendo un nuevo Liberación Nacional y aspiro a que gane un nuevo Liberación Nacional. Un Liberación renovado, más comprometido con el tema de equidad. Yo he dicho que Liberación tiene que hacerse una autocrítica porque, en los últimos años, a pesar de gobiernos liberacionistas, en este país ha aumentado la desigualdad social.

¿Y qué le faltó al Gobierno de Laura Chinchilla?

Yo no quisiera hacer un balance del Gobierno de Laura Chinchilla. Queremos hacer un mejor gobierno. Queremos hacer un gobierno que reactive la obra pública, un gobierno más emprendedor, que se tomen más decisiones. Prefiero verlo en positivo de lo bueno que nosotros queremos hacer y no de lo malo que se puede haber hecho.

¿Por quién votó en el 2010?

Por Laura Chinchilla.

¿Se arrepiente?

No.

¿Está satisfecho?

No, no.

¿Se siente ganador ya?

Me siento con una importante ventaja. Nunca he asumido una actitud de considerar que yo ya gané las elecciones, a pesar de que en todas las encuestas hay una ventaja que me dan diferencias que superan los 25 y a veces los 30 puntos.

¿Qué liderazgos de otros partidos le gustaría tener?

No quisiera hablar de nombres, pero me parece que hay gente, tal vez que no estén en otros partidos, sin participación política y que tengan un pasado no liberacionista, que tengan posibilidad de asumir puestos en el futuro gobierno.

PUBLICIDAD

”Pero tampoco descarto que eventualmente algunas figuras que están participando en política fuera de Liberación puedan participar. Le voy a poner un ejemplo, yo no vería con malos ojos a un Luis Guillermo Solís canciller ”.

¿Qué papel tendrían los Arias o la tendencia de los Arias en un gobierno de Johnny Araya?

Yo no creo que ellos estén interesados en figurar en el gobierno, pero yo estoy hablando de un gobierno renovado, de un Liberación Nacional renovado. Y, evidentemente, tendremos en cuenta durante la campaña a los Arias, si quieren participar, a los Figueres, a todos los sectores que conforman Liberación Nacional, inclusive gente que no es de Liberación Nacional.

¿Y una tendencia chinchillista participaría en su gobierno?

No veo dentro del partido una tendencia chinchillista.

¿Usted habría ido a marchar a Nicoya como doña Laura?

¿Si hubiera sido presidente? Sí.

¿Qué acciones habría tomado en el conflicto con Nicaragua?

A mí me parece que el país tiene que continuar en el campo internacional, en la Corte Internacional de La Haya, una batalla legal, diplomática. Me parece que es muy importante apelar a la unidad nacional. La Presidenta lo ha hecho, yo lo haría con más fuerza, insistiría más en que Costa Rica esté unida. Me alegró ver, a pesar de que estemos iniciando un proceso electoral, que los partidos políticos en la Asamblea Legislativa manifestaron apoyo al Gobierno en esta lucha, y creo que hay que aprovechar ese sentimiento para fortalecer la unidad nacional tanto de las fuerzas políticas, como las fuerzas sociales para hacer valer nuestra soberanía ante Nicaragua. Por supuesto que en el tanto se abran canales de diálogo no renunciaría a ellos, creo que el país no puede renunciar ni darle la espalda a salidas negociadas y de diálogos, si es que existe actitud en los gobernantes nicaragüenses, por supuesto respetando la soberanía y derechos históricos que tiene Costa Rica.

¿Cómo ve la economía del país en el diario vivir de la gente? ¿Es un país barato? ¿Es caro?

Es un país que se ha encarecido. A pesar de que la inflación ha estado bastante controlada en los últimos años, es un país donde quizás el efecto más importante en el costo de la vida lo están teniendo el costo de los servicios públicos, fundamentalmente la electricidad.

¿Está satisfecho con el manejo de la política monetaria?

Bueno, he tenido algunas posiciones divergentes. En algún momento planteé, cuando se intentó eliminar las bandas (del dólar), que era un error. Siquiera sugerirlo fue un error, porque creó un clima de incertidumbre y de zozobra en muchos sectores productivos.

”Fue un error haber puesto un límite a los créditos a principios de este año. Ya se quitó porque lo que iba a ocurrir fue lo que se advirtió por sectores productivos y diferentes sectores bancarios. Pero creo que la recuperación de la economía por el impacto negativo que tuvo esa medida no se va a sentir sino hasta el año entrante. Se ha estado apostando muy rígidamente al tema de la inflación y creo que el país debe apostar también a cómo mejorar el empleo y la producción, aun cuando pueda sacrificarse en un pequeño margen la inflación”.

  • Comparta este artículo
Nacional

Johnny Araya: ‘No vería con malos ojos a Luis Guillermo Solís de canciller’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Esteban Oviedo

eoviedo@nacion.com

Editor de Política

Editor de Política. Es bachiller en Periodismo por la Universidad Federada. Recibió el premio de La Nación como “Redactor del año” en el 2005 y en el 2007 recibió el premio Jorge Vargas Gené.

Ver comentarios
Regresar a la nota