Nacional

Solicitará la salida de Ligia Fallas y Jorge Arguedas ante el Tribunal de Ética

Secretario general del Frente Amplio pedirá la expulsión de dos de sus diputados

Actualizado el 02 de mayo de 2017 a las 12:58 pm

Reclama que legisladores se hayan apartado de la fracción durante el proceso de elección del 1.° de mayo

Nacional

Secretario general del Frente Amplio pedirá la expulsión de dos de sus diputados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
(En el orden usual) Los diputados independientes Carmen Quesada y Carlos Hernández junto a los frenteamplistas Ligia Fallas y Jorge Arguedas integraron el conocido 'G4'. (Natasha Cambronero)

El secretario general del Frente Amplio (FA), Rodolfo Ulloa, solicitará al Tribunal de Ética de su partido abrir un procedimiento interno para expulsar de la agrupación a los diputados Jorge Arguedas y Ligia Fallas.

Ulloa les reprocha a ambos haberse apartado de la fracción durante las negociaciones del 1.° de mayo e incidir en favor de la designación del pastor evangélico Gonzalo Ramírez, de Renovación Costarricense, como presidente del Congreso.

Además, la Comisión Política evaluaría el caso de los legisladores Gerardo Vargas Varela y Suray Carrillo (ahora exjefa de fracción, luego de su renuncia al puesto la noche del martes), quienes favorecieron con sus votos nulos la elección de Ramírez, candidato propuesto por Liberación Nacional (PLN).

"Yo, en particular, estoy redactando una solicitud al Tribunal de Ética para pedir que Jorge Arguedas y Ligia Fallas sean expulsados del partido por actuar en contra de las decisiones de la fracción parlamentaria y de los principios éticos y políticos, solo para conseguirle un puesto a Carmen Quesada (diputada independiente que se separó del Libertario), porque eso es lo único que lograron y tal vez algunos puestos en las comisiones legislativas. No hay nada de principios ni de programas", dijo Ulloa.

Rodolfo Ulloa

Arguedas y Fallas formaron un nuevo bloque legislativo denominado G4 junto con Quesada y con el exfrenteamplista Carlos Hernández, que renunció al FA luego de que el partido le abrió una investigación por un supuesto caso de violencia doméstica.

La creación del G4 provocó que la Asamblea Legislativa se fraccionara ayer martes en 11 bloques, contando al grupo de tres diputados afines al precandidato socialcristiano Rafael Ortiz, que se separó de la línea de fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

LEA: Diputados del FA se recriminan, pero se quitan culpa por triunfo de Ramírez

Arguedas y Fallas negociaron con el PLN sin seguir la línea del Frente Amplio y, a la hora de la elección del presidente legislativo, decidieron anular su voto a sabiendas de que los sufragios se le iban a sumar al pastor Ramírez. A la postre, eso ayudó a ungir al evangélico en la cúpula del Congreso.

Ulloa dice sentirse indignado y asegura que el resultado se debió, en parte, al rechazo que un sector del FA siente contra Ottón Solís, el candidato que propuso el gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC).

"Yo creo que en algunos compañeros hay un antiottonismo enfermizo, entonces, no les importó anular el voto y dárselo a Gonzalo Ramírez. Arguedas le reclama no haber sido diputado por el PAC, fue a la escuelita dos o tres veces y no pudo ser diputado por el PAC y de eso culpa a Ottón Solís, por ejemplo", explicó el secretario general.

VEA: Frente Amplio le zafó la tabla a la candidatura de Ottón Solís a la presidencia de la Asamblea

Reunión urgente

Rodolfo Ulloa explicó que su solicitud y otras posibles sanciones contra Arguedas y Fallas se discutirán en el seno de la Comisión Política, el máximo órgano de conducción del Frente Amplio.

Esa instancia fue convocada de urgencia para la noche de este martes, a las 7 p. m., para discutir únicamente lo acontecido en el Plenario.

"El único órgano que puede emitir sanciones es el Tribunal de Ética. De la reunión de esta noche podría derivarse que la Comisión Política envíe el caso al Tribunal de Ética y podrían tomarse decisiones políticas de rechazo y de aclaración a las bases".

"Las sanciones tienen que pasar por el Tribunal de Ética; las acciones políticas, decirles que se vayan de la fracción, eso sí lo puede adoptar la Comisión Política porque eso no es una sanción, es una excitativa. Esa es una posibilidad, hay un incumplimiento con los principios políticos y éticos del partido", enfatizó Ulloa.

Según el dirigente del Frente Amplio, la actitud de Arguedas y Fallas es más reprochable que la actuación de los también legisladores frenteamplistas Gerardo Vargas Varela y Suray Carrillo, quienes también anularon el voto y contribuyeron con la designación de Ramírez. Sin embargo, no descartó que ellos también reciban algún tipo de amonestación.

"Creo que también se va a evaluar ese caso y creo que también es posible que se pidan sanciones, lo que pasa es que es menos grave, porque ellos actuaron en la línea de la fracción por lo menos hasta la segunda ronda (de votación) y luego alegan un error de procedimiento, pero más que un error de procedimiento, es un error político".

LEA: De cómo dos diputados del FA pusieron a un pastor evangélico en la presidencia del Congreso

"Ellos no pueden alegar eso, lo están alegando pero no; ellos sabían. Además, la asesoría de fracción se los había advertido, les había dicho lo que significaba que votaran por Gerardo", expresó Ulloa.

Según el Reglamento legislativo, los votos en una tercera ronda de votación —como fue el caso de este lunes 1.° de mayo—, que no sean para uno de los dos candidatos habilitados, se le suman a quien obtenga la mayor cantidad de sufragios válidos.

El evangélico contabilizó 26 votos y el rojiamarillo 24. Al final, Ramírez se impuso con 33 votos, gracias a los cuatro votos frenteamplistas que inclinaron la balanza a su favor.

En la reunión convocada para la noche del martes, ocuparía una silla el excandidato presidencial del FA, José María Villalta, quien en su cuenta de Facebook pidió disculpas por lo acontenido con su fracción e insistió en que no es el sentir generalizado del partido.

Al mismo tiempo calificó al nuevo presidente legislativo como "un mercader del templo que usa las creencias religiosas de la gente para promover el odio".

"Lo que más duele y no podemos ignorar, es que cuatro diputados electos por el Frente Amplio les hayan hecho el juego, contribuyendo a que esto ocurriera al votar nulo y permitir que su voto se sumara al mercader del templo. Aquí primó el hígado, una visión simplista de la política, y posiciones 'ultras' de una radicalidad mal entendida que, al final, terminó ayudando al 'gran enemigo' que supuestamente querían combatir. Un error grave de una parte de la fracción, que ahora tendremos que apechugar", escribió Villalta, quien se volverá a postular como diputado.

Cuatro diputados piden disculpas

A la espera de que la Comisión Política resuelva el proceder con esos cuatro diputados, los otros cuatro integrantes de la fracción frenteamplista pidieron disculpas y dijeron sentir vergüenza por lo sucedido.

"Desgraciadamente ha sido una jornada no feliz para el FA, nuestra fracción no consiguió votar con consecuencia y únicamente nosotros cuatro, Frank Camacho, (José) 'Fuller' Ramírez, Edgardo Araya y yo, conservamos la línea que habíamos propuesto. Es doloroso pero quizás hoy más que nunca, como diría (José) Merino (fundador del partido), 'paciencia, tenacidad y muchísimo coraje', adelante que venceremos, siempre venceremos", dijo la legisladora y presidenta de la agrupación, Patricia Mora, en un video colgado en Facebook.

"Es realmente lamentable pero me parece que de esta militancia debe tener una aclaración y como dice Patricia la esperanza continúa, tenemos todavía un grupo importante que va a continuar con estas luchas", añadió Edgardo Araya.

Mientras, Frank Camacho afirmó: "Lo que hoy pasó ha sido un retroceso que lamentamos muchísimo, pero que no significa que vamos a bajar la guardia, que no significa que nos estamos dando por vencidos, que no significa que van a hacer lo que les da la gana y que no significa que las agendas de género, de diversidad, se van a quedar en el camino. Aquí estamos para sacar adelante este proyecto político compañeros y compañeras, así que les pedimos disculpas por lo que pasó. Nosotros realmente somos el Frente Amplio y tenemos que venir aquí a dar la cara".

Rechazan responsabilidad

Ayer, minutos después de la votación, Gerardo Vargas y Ligia Fallas negaron ser los responsables de la elección del pastor evangélico.

"Eso fue así porque así lo establece el Reglamento, pero yo voté por mí en todas las rondas. Nunca estuve ni con Ottón (Solís), ni con Gonzalo. No estaba con ninguno de los dos porque ninguno me representa", dijo el diputado limonense.

Fallas le echó la culpa al PAC: "Ellos sabían que Ottón no iba a ganar y lo mantuvieron, no lo quisieron cambiar. Nosotros estuvimos hablando con Emilia (Molina) y ella aceptó. El nombre de ella se puso a jugar en la segunda votación para que Emilia pudiese quedar y se trató de apoyar que se llegase con una mujer. Le dijimos muchísimas veces (al PAC) y ellos fueron muy intransigentes, al punto de terminar con este resultado".

Nota actualizada a las 2:30 p. m. con declaraciones de Villalta.

  • Comparta este artículo
Nacional

Secretario general del Frente Amplio pedirá la expulsión de dos de sus diputados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Natasha Cambronero

natasha.cambronero@nacion.com

Periodista de Política

Periodista en la sección de Política. Licenciada en Comunicación de Mercadeo y periodista graduada por la Universidad Latina. Escribe sobre el quehacer de los partidos políticos y el financiamiento electoral, entre otros temas.

Ver comentarios
Regresar a la nota