Nacional

Mensaje de Figueres en el Congreso

País se hace ingobernable

Actualizado el 02 de mayo de 1995 a las 03:22 pm

"Problemas convergen en crisis fiscal e institucional"

"Anida esperanzas de solución en pacto con PUSC"

Nacional

País se hace ingobernable

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

José María Figueres
ampliar
José María Figueres
Impotencia y frustración; esperanza y optimismo. Esas fueron las facetas mostradas ayer por el presidente de la República, José María Figueres, en el informe al Congreso sobre su primer año de labores, en el que reconoció que el país atraviesa un período de ingobernabilidad causado por el debilitamiento progresivo de las instituciones estatales.

El gobernante aludió a la crisis fiscal e institucional como los puntos más vulnerables que afronta su administración y no ocultó su desazón por las dificultades para superarlos.

Ante los 57 diputados que iniciaron una nueva legislatura, su equipo de Gobierno, los miembros de la Corte Suprema de Justicia, el Tribunal Supremo de Elecciones y el Cuerpo Diplomático, lanzó un enérgico llamado a la unión de todos los sectores para resolver los problemas más graves que aquejan a Costa Rica.

"La crisis fiscal se ha generado por causas estructurales y cíclicas", acotó, para agregar posteriormente que la institucional se ha complicado porque "nuestro sistema ha evolucionado de tal forma que los mecanismos que entorpecen o detienen las acciones del Poder Ejecutivo han ido ganando poder por encima de los que la facilitan".

Para el nuevo jefe de bancada del Partido Liberación Nacional, Luis Gerardo Villanueva, el de Figueres fue un discurso realista en cuanto a la situación nacional, mientras que para su homólogo del Partido Unidad Social Cristiana, Bernal Aragón, fue poco profundo y sin planteamientos para solucionar la crisis.

El informe presidencial fue acogido con cautelosa satisfacción por dirigentes del sector empresarial, como Miguel Schyfter, presidente de la Cámara de Industrias, quien reconoció que hay logros importantes en educación y salud, "pero mientras tengamos la plaga del problema macroeconómico eso nos sigue empañando cualquier esfuerzo."

Rodrigo Carazo, quien años atrás compareció en ese mismo estrado también en calidad de presidente, expresó que el llamado al acuerdo nacional fue lo más destacable del mensaje de Figueres, aunque dijo que resultaba difícil lograr el consenso en temas como la lucha contra la pobreza y la apertura comercial. No fue posible localizar a los otros exmandatarios para que se refieran al tema.

La disertación del Jefe de Estado se inició a las 3:20 p.m., en la sala de sesiones de la Asamblea Legislativa. Tan solo unas horas atrás -a las 9 a.m.-, el liberacionista Antonio Alvarez Desanti fue elegido como presidente legislativo con los votos de 27 congresistas del PLN, y de los minoritarios Juan Guillermo Brenes, del PUAC, y Víctor Hugo Núñez, del PAN.

PUBLICIDAD

Suma de fuerzas

Una buena cuota del discurso de Figueres estuvo dedicada a resaltar la necesidad de un pacto multisectorial para afrontar las deficiencias estructurales que entorpecen las acciones políticas y económicas de los distintos gobiernos.

"Vivimos un momento en el que el acuerdo nacional es impostergable. Necesitamos con urgencia de un marco de entendimiento entre todas las fuerzas sociales y políticas que trascienda los períodos de gobierno y los intereses partidarios para reflejar los que son medulares", destacó.

En ese mismo contexto, el Presidente de la República no desaprovechó la oportunidad para expresar su satisfacción por el reciente acuerdo firmado con su antecesor, Rafael Angel Calderón, y dijo que con ese logro se abre una excepcional oportunidad para superar prejuicios y visiones partidarias "que con tanta fuerza nos han mantenido paralizados".

En lo que pareció ser una alusión indirecta a los grupos sindicales, el titular de Casa Presidencial fustigó a "ciertos dirigentes gremiales que se separan de los intereses de los grupos que representan para promover los suyos propios y llegan a preferir la confrontación innecesaria con el Gobierno en lugar del diálogo franco y provechoso".

Precisamente ayer, cuando también se celebró el Día del Trabajo, la tradicional protesta obrera se debilitó por la división que carcome al sector sindical. Fiel reflejo fueron las manifestaciones separadas en la avenida segunda, frente al Museo Nacional y frente a la Asamblea Legislativa.

El recuento

Durante los 70 minutos que consumió su intervención, Figueres no se limitó únicamente a procurar la concertación y a quejarse de los escollos que debe salvar su administración. También hizo un detallado recuento de lo que considera los principales logros de los primeros 12 meses de Gobierno.

Aquí no escatimó elogios para la creación de los Equipos Básicos de Atención Integral (EBAIS), la enseñanza de un idioma extranjero en las escuelas y la realización de casi 24.000 operaciones para vivienda.

En el ámbito económico, explicó que el principal esfuerzo estuvo dirigido a la solución del déficit fiscal que, según él, heredó su gobierno. "Si no aumentamos los ingresos y reducimos los gastos (...) la economía sufriría un fuerte deterioro y la inversión pública tendría que reducirse", enfatizó.

PUBLICIDAD

En pocas palabras

A continuación un extracto de las principales ideas expuestas por ayer por el presidente José María Figueres en el informe sobre su primer año de labores:

El país vive una coyuntura de ingobernabilidad por la pérdida acumulada del respeto y confianza en las instituciones estatales. La crisis fiscal e institucional son los principales problemas que enfrenta el país, y son generados por causas estructurales y por un marco jurídico obsoleto.

Es impostergable la necesidad de un acuerdo nacional para enfrentar la crisis por encima de las diferencias partidarias.

Son logros de este primer año: la creación de los EBAIS, reapertura de los CEN-CINAI, las campañas de vacunación, 750 plazas médicas nuevas, apoyo a 16 comunidades más pobres, segundo idioma en las escuelas, programas de informática educativa, 24.000 operaciones de vivienda, trámite de titulación de propiedad para 45.000 familias, mayor presencia policial, nuevos programas de protección del ambiente y ahorro de energía, reducción de gastos, modernización de la administración tributaria, y reestructuración de entidades públicas, entre otros.

Elogió el reciente acuerdo con su antecesor, Rafael Angel Calderón, como un primer paso en la ruta hacia la concertación nacional.

Aseguró que estudiarán y acogerán proyectos de ley presentados por diputados del PUSC y de otras agrupaciones.

Fustigó a algunos dirigentes gremiales a los que acusó de luchar por intereses personales y promover una confrontación innecesaria con el Gobierno.

  • Comparta este artículo
Nacional

País se hace ingobernable

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota