Nacional

IMAS separa a exdiputada Xinia Espinoza por uso de ayuda social

Actualizado el 04 de mayo de 2015 a las 12:00 am

Habría ofrecido beneficios a cambio de apoyo político; ella le llama ‘persecución’

Nacional

IMAS separa a exdiputada Xinia Espinoza por uso de ayuda social

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La exdiputada del PLN, Xinia Espinoza, fue separada de su actual cargo como directora del IMAS en la Región Brunca, por un caso en su contra por aparentes ayudas a cambio de votos. | JORGE CASTILLO/ARCHIVO

Una exdiputada del Partido Liberación Nacional (PLN) fue suspendida esta semana de su cargo de gerenta regional del Instituto Mixto de Ayuda Social IMAS) en la zona sur del país, pues la investigan por supuesto canje de ayudas sociales de esa entidad a cambio de votos para la agrupación verdiblanca.

Xinia Espinoza Espinoza, que estuvo en la legislatura 2010-2014, se debió apartar de sus funciones como directora del IMAS en la Región Brunca, con sede en San Isidro de El General, por un caso de presuntas faltas a la Ley contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito en la Función Pública, según oficio GG-1019-04-2015, del 17 de abril.

Mientras cumple dos meses de suspensión con goce de salario, ella rechaza haber usado bonos o becas para ganar apoyo político en campañas anteriores y atribuye este proceso a una “persecución política” desde la presidencia del IMAS, a cargo de Carlos Alvarado.

El actual jerarca de la entidad, de trayectoria en el Partido Acción Ciudadana (PAC), se basó en denuncias de lugareños ante notario, las cuales Espinoza pone en duda y dijo que las pretendía rebatir por vía formal en un recurso de apelación.

Cuatro testigos, de apellidos Alfaro, Jiménez, Ramírez y Varela, están citados por la administración del IMAS, que también tiene a mano expedientes secuestrados sobre beneficios dados a dos de ellos, así como otro de la Asociación de Desarrollo del barrio Sagrada Familia, en Pérez Zeledón. Así lo dicta la resolución del 24 de abril, firmada por el jefe de Desarrollo Humano del IMAS, José Guido Masís, un día después de emitida la medida cautelar de suspender a Espinoza del 28 de abril al 28 de junio de este año.

“El IMAS desarrollará la investigación con entero apego al debido proceso establecido en la Constitución Política y la Ley General de la Administración Pública, dando curso a la investigación, así como otorgando todas las garantías y derecho de defensa a la funcionaria investigada”, reportó la institución.

Espinoza es la esposa del exalcalde de Pérez Zeledón, Luis Mendieta, quien fue destituido en febrero del 2012 tras un plebiscito. Ella se expone a una sanción que puede ir de una suspensión sin goce de salario, al despido sin responsabilidad patronal.

PUBLICIDAD

Esto, por “haber supuestamente realizado ofrecimientos de beneficios a personas físicas y organizaciones de la comunidad que, por circunscripción territorial, le correspondía atender en el ejercicio de sus funciones”, según dice la notificación.

Para esta nota, no fue posible precisar el detalle de los momentos, las formas y el tipo de ofrecimiento que, supuestamente, habría hecho Espinoza.

“Acoso político”. Para la exdiputada, nada de lo que se dice es cierto. “Es por haber sido diputada del PLN y estamos en un gobierno del PAC. Carlos Alvarado ha venido desde el año pasado persiguiéndome políticamente, en lugar de preocuparse por el tema de la pobreza”, afirmó Espinoza.

“Tres personas inventaron que yo condicioné ayudas. Las actas notariales las firmaron en el despacho de Atencio (Marvin, actual diputado del PAC por Pérez Zeledón) y el testigo para recoger esas actas era un regidor, David Araya, del PAC.

”Buscaron a un señor Manuel Alfaro, enemigo mío y de mi familia y coordinador del plebiscito que destituyó a mi esposo. Yo nunca he ofrecido ayudas a cambio de nada y menos a ellos. Yo jamás le voy a ofrecer un proyecto a un enemigo político”.

Ese “enemigo” habló con La Nación y dijo recordar hechos del año 2008. “Ella vino con su esposo y me pidió que le ayudara. Dentro de las cosas que negociamos ella preguntó por la Asociación (del barrio Sagrada Familia). Ella quería que yo me hiciera cargo de la campaña de ella. Así lo hice y presenté un proyecto para finalizar el gimnasio comunal, con ¢12 millones. Fue una gestión muy rápida”, resaltó Alfaro.

Agregó que él, en ese momento, no vio nada incorrecto y más bien se alegró, pero que este mes lo llamaron “de San José”.

“Lo que yo presenté no fue una denuncia. Fue una declaración jurada, porque llamaron y me preguntaron si podía. Entonces yo fui y la hice. No recuerdo quién me llamó, alguien de San José, un muchacho abogado”.

Ahora que lo piensa, le parece bien “que se sepa lo que pasaba”.

“He oído otro montón de cosas (anomalías) más, por ejemplo de que le dio el cinc a un delegado de Platanares y que le ofreció algo a la esposa de un conocido. Ojalá hagan control cruzado de las candidaturas en primarias de Liberación Nacional con los beneficios que ella daba”, finalizó.

  • Comparta este artículo
Nacional

IMAS separa a exdiputada Xinia Espinoza por uso de ayuda social

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota