Nacional

Emilia Molina

Emilia Molina jefeará nuevos diputados del PAC: una bancada pequeña y un desafío gigante

Actualizado el 23 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Nacional

Emilia Molina jefeará nuevos diputados del PAC: una bancada pequeña y un desafío gigante

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

JONATHAN JIMÉNEZ
ampliar
JONATHAN JIMÉNEZ

Fue fundadora del Partido Acción Ciudadana (PAC), disidente y rival electoral. Volvió y se topó con que su amigo Luis Guillermo Solís quería ser presidente de Costa Rica. Se le unió sin reparos y encabezó la papeleta por Cartago. Quedó elegida y ahora será la jefa de los diputados PAC. Por primera vez en la historia, la bancada oficialista podría ser menor a la de sus opositores.

La trabajadora social Emilia Molina tendrá las riendas y el micrófono de esta fracción, que lleva a bordo nada más y nada menos que a Ottón Solís. Su apuesta, o su único camino, es dialogar y dialogar. A 40 días de asumir semejante cargo, ella dice que no ha tenido tiempo para prepararse: “Ahí voy sobre la rueda”. ¿Experiencia política?, se le cuestiona. Poca, reconoce.

¿Por qué se fue usted del PAC a finales del 2002?

Yo me fui del PAC por algunas diferencias en el modo como se quería manejar la comisión de finanzas que está vinculada a la tesorería; yo era la tesorera nacional en ese momento y, para no entrar en conflicto, me fui.

¿Era tan grave como para irse?

Yo creo que hoy no me hubiese ido. Quizás eran las circunstancias de ese momento.

Y fue candidata a la vicepresidencia de un partido que nació de una escisión del PAC; casi enemigos del PAC, con Humberto Arce.

Era una escisión del PAC, pero tal vez no un enemigo. Las ideas seguían siendo buenas y, por eso, nos unimos en una alternativa política que no fructificó.

¿Y por qué volvió al PAC?

En el año 2008, cuando había sufrido un accidente y estaba en casa incapacitada, conversé con Ottón Solís porque en verdad no podía estar en la casa viendo cómo el país requiere que uno entre a la política.

En el 2008, Luis Guillermo Solís no era un candidato en apariencia viable ¿Qué la hizo a usted apoyarlo a él desde el principio?

Luis Guillermo Solís y yo compartimos la vida universitaria; siendo él vicedecano de la Facultad de Ciencias Sociales, yo fui directora de Escuela. Nosotros dimos luchas muy fuertes contra el combo del ICE; la UCR asumió un papel relevante, así como la Facultad de Ciencias Sociales; nos involucramos fuertemente. Yo conozco a Luis Guillermo de toda la vida. Incluso mis hijos y sus hijos son compañeros en (campamentos) Roble Alto y hemos sido compañeros, amigos. Y cuando él anuncia que va a aspirar a una precandidatura, por supuesto que yo me sumo de inmediato al equipo de trabajo, sin ninguna duda.

¿Confía en él a ciegas?

Sí. Es como lanzarse a la piscina sabiendo nadar.

¿Es un PAC distinto con la cara de Luis Guillermo Solís?

Yo creo que es un PAC que, en sus principios, sigue siendo el mismo, pero es un partido que se remoza mucho con el liderazgo y las ideas de Luis Guillermo Solís. Los resultados están hoy sobre la mesa.

¿Ha sentido resistencia por haberse ido y haber vuelto así?

No ha sido gran cosa. No tengo por qué arrepentirme de eso, ni avergonzarme porque no cometí ningún delito.

¿Cómo se prepara para ser jefa de la bancada, posiblemente oficialista con esta coyuntura política tan complicada?

Yo creo que la vida me ha dado formación, espíritu y fortaleza. Tengo el apoyo de muchas personas que han confiado en mí, y compañeros y compañeras (diputados) en un grupo que esperamos se mantenga muy sólido. Creo que no he tenido tiempo de prepararme; ahí voy sobre la rueda.

Ese ‘esperamos’ parece que lleva el temor de volverse a dividir, como otras fracciones del PAC.

Para nadie es secreto que ha habido diferencias, pero tenemos el reto de que no las haya ahora, y que si las hay, que podamos conversarlas y resolverlas. Ese es el reto mío y tendremos el liderazgo de Luis Guillermo Solís en la Presidencia, que sigue siendo líder de este partido.

¿Será la bancada legislativa un brazo del Gobierno?

Seremos la fracción oficialista y hemos dicho que queremos trabajar con proyectos que den contenido a los 10 propósitos escritos en el ‘plan rescate’ (plan de gobierno).

Recuerdo haber escuchado a don Luis Guillermo diciendo que una fracción oficialista no debe ser un apéndice de Zapote.

Es que coordinar no es perder independencia de poderes. Tengo claro que estaremos en la Asamblea Legislativa y Luis Guillermo en el Ejecutivo, pero tenemos que conversar, vamos a apoyar las propuestas de este partido sin renunciar al control político.

¿Se vale romper el cuórum para evitar que se vote un proyecto?

No se vale, en ningún lado; no estoy de acuerdo.

¿Lo dice porque ahora el PAC tiene la posibilidad de gobernar?

No lo digo por eso. Ya lo viví en la Universidad (...) y eso es dolorosísimo, pero seguro lo voy a volver a vivir en la Asamblea. No quiere decir que si lo tengo que hacer no lo haga, pero esperaría que no tenga que hacerlo, cosa difícil en este país.

Entonces sí lo ve posible.

Sí, es que siempre será posible, pero quisiera que sea la última de las medidas.

¿Están más cerca del Frente Amplio que del PLN o del PUSC?

Yo puedo decir que en este momento hemos podido conversar con el Frente Amplio, con compañeros del Partido Unidad Social Cristiana y con fracciones pequeñas. Todavía no con el PLN.

Siguen siendo rivales del PLN.

Bueno, somos rivales hasta el 6 de abril y seguiremos siéndolo probablemente en la Asamblea Legislativa, pero eso no quiere decir que no podamos conversar.

¿Y con Otto Guevara?

Ya conversamos con él. No encontramos mucho interés suyo.

Ya usted da por hecho que será fracción oficialista.

Sí claro, casi, pero todavía no.

Será histórico esto, la primera vez que un gobierno tenga tan poquitos diputados de su partido.

Yo prefiero hablar de multipartidismo que de fraccionamiento. Liberación Nacional tiene 18 diputados y nosotros 13, pero eso no nos hace… Claro, seremos una fracción oficialista más pequeña, pero eso no quiere decir que no tengamos capacidad para la negociación.

¿Está lista para enfrentar una oposición ardua del PLN?

Nosotros hemos sido oposición a Liberación Nacional; ahora nada más nos cambiamos de lado.

Pero ellos siguen siendo más.

Claro, es una desventaja que esperamos compensar con negociación y buenos proyectos.

¿Ve posible el Directorio?

Sí, lo veo muy posible, aspirando nosotros a la presidencia y a laecretaría, que sea compartido.

¿Es consciente de que será vocera de la fracción probablemente oficialista en la institución más desprestigiada del país?

Sí. A mí me preocupa mucho y quisiera que los medios de comunicación le dieran mucho más importancia a los buenos proyectos que a otros proyectos o actitudes que a veces desprestigian a la Asamblea Legislativa. Por ejemplo, proponer que la Selección Nacional sea símbolo patrio me parece que es algo poco serio. Yo quisiera que estuviéramos más pendientes de resolver el problema laboral de las mujeres y la discriminación laboral.

¿Se gana bien como diputado? (¢3,7 millones)

Sí, yo creo que es un buen ingreso que corresponde a las responsabilidades que se asumen.

¿Va a congelar su pensión?

Sí, congelo mi pensión.

¿Por qué? ¿Le sale mejor?

Sí, por supuesto que sí.

  • Comparta este artículo
Nacional

Emilia Molina jefeará nuevos diputados del PAC: una bancada pequeña y un desafío gigante

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota