Nacional

Gobierno decidió no otorgar más permisos desde el sábado pasado

Cubanos se aglomeran en frontera Costa Rica-Panamá tras suspensión de visas

Actualizado el 22 de diciembre de 2015 a las 12:00 am

Cientos de migrantes duermen en tiendas de campaña e inflables

Nacional

Cubanos se aglomeran en frontera Costa Rica-Panamá tras suspensión de visas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Las tiendas de campaña abundan en las calles de Paso Canoas con cubanos instalados allí. | ALFONSO QUESADA

Paso Canoas y San José. Centenares de cubanos se aglomeran en la frontera con Panamá, en las inmediaciones del puesto de Paso Canoas, luego de que el Gobierno decidiera no otorgar más visas de tránsito a estos migrantes desde el sábado pasado.

Las instalaciones del paso fronterizo de Paso Canoas se llenaron de nuevo con cubanos que esperan que el Gobierno les dé visa.  | ALFONSO QUESADA
ampliar
Las instalaciones del paso fronterizo de Paso Canoas se llenaron de nuevo con cubanos que esperan que el Gobierno les dé visa. | ALFONSO QUESADA

Algunos recibirán el permiso, si lo solicitaron antes del 18 de diciembre. Otros no lo obtendrán, los que llegaron después y se encontraron la noticia de la suspensión ordenada por el presidente, Luis Guillermo Solís.

Mientras, todos se mezclan en tiendas de campaña, toldos improvisados, cartones y colchones inflables. Unos logran instalarse en albergues en iglesias, pero otros quedan en patios de casas o a la intemperie.

Según la Dirección de Migración, hasta el viernes quedaban 1.700 visas pendientes, cuyos trámites empezaron antes de que Solís decidiera no otorgar nuevos permisos, alegando falta de solidaridad de parte de Nicaragua, Guatemala y Belice, países que impiden a los cubanos cruzar sus territorios en su ruta a Estados Unidos.

Desesperación reina entre cubanos que piden que los dejen seguir su camino en la frontera con Nicaragua (María Luisa Madrigal)

No obstante, ayer extraoficialmente se hablaba de más de 2.000 migrantes en Paso Canoas, y el Gobierno está está dispuesto a deportar a los que se adentren al país sin papeles.

“Llegué el 18 (de diciembre) por la tarde y nos dijeron que ya no nos podían dar el permiso, que esperáramos hasta nueva orden”, comentó Yanelis Ginory en la Aduana de Canoas.

Ella se encontró con la decisión de Costa Rica luego de viajar por tierra y mar desde Ecuador. Insiste en que lo peor ocurrió en Colombia, donde los policías les cobraban $200 en cada retén.

“Es una barbaridad lo que hemos vivido, principalmente en Colombia”, dice, al tiempo que asegura que debió esconderse en la vagina un rollo de dinero, envuelto en un preservativo, puesto que los oficiales los revisaban.

En Paso Canoas, los que obtiene la visa son enviados a un albergue en Nicoya. El domingo salieron ocho buses, por ejemplo.

Saturación. En medio de la aglomeración de gente, abundan los malos olores y la basura. Quienes están a la intemperie hacen las necesidades en un baño público por ¢250. Algunos obtienen comida en los albergues, otros echan mano del dinero que les queda.

PUBLICIDAD

Gerardo Salazar llegó el día 15. Logró tramitar el permiso, pero duerme en las afueras de la Aduana. Todavía le quedan algunos recursos para alimentarse, pero no para dormir bajo techo.

Con los cubanos, también abundan los comercios formales e informales : los que venden teléfonos, tarjetas telefónicas o bebidas. Liliana Reyes dice que nunca le había ido tan bien en su venta ambulante. Vende de 500 a 1.000 jugos diarios a $1 cada uno.

El cubano William Díaz dice que, pese a todo, quiere experimentar una Navidad fuera de Cuba pues allí, dice, “se trabaja como mulo y se gana poco”.

  • Comparta este artículo
Nacional

Cubanos se aglomeran en frontera Costa Rica-Panamá tras suspensión de visas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Esteban Oviedo

eoviedo@nacion.com

Editor de Política

Editor de Política. Es bachiller en Periodismo por la Universidad Federada. Recibió el premio de La Nación como “Redactor del año” en el 2005 y en el 2007 recibió el premio Jorge Vargas Gené.

Ver comentarios
Regresar a la nota