Nacional

Luis Videgaray Caso en Costa Rica

Canciller de México ante migración centroamericana hacia EE. UU.: 'No tomaremos decisiones unilaterales'

Actualizado el 03 de marzo de 2017 a las 11:36 am

Nacional

Canciller de México ante migración centroamericana hacia EE. UU.: 'No tomaremos decisiones unilaterales'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Luis Videgaray, canciller de México, estuvo en Costa Rica para participar en una reunión de cancilleres del SICA. (Jeffrey Zamora)

El canciller de México, Luis Videgaray Caso, insiste una y otra vez en que el fenómeno migratorio no es exclusivo de uno o dos países en el continente americano, sino que incumbe a muchos. Por ello, aboga por un acuerdo regional para atender un problema cuya responsabilidad, en su criterio, es compartida.

Así lo afirmó en entrevista con La Nación durante la visita que hizo Costa Rica esta semana, para reunirse con los cancilleres de los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

(Video) Entrevista con el canciller de México, Luis Videgaray

El paso de centroamericanos por México, que tratan de llegar a Estados Unidos, se torna en un asunto sensible, puesto que la administración de Donald Trump anunció que deportará migrantes indocumentados a tierras mexicanas sin importar la nacionalidad.

El canciller de 48 años dijo que el gobierno de México no tolerará políticas unilaterales migratorias por parte de la administración Trump; no obstante, es optimista y no cree que haya una avalancha de deportaciones. En cuanto al paso de centroamericanos por su territorio, declaró que su país no tomará decisiones unilaterales.

Videgaray, quizá el ministro más cercano al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, considera que el constante y creciente flujo migratorio solo se resolverá invirtiendo en el desarrollo de los países de origen, en especial los del triángulo norte de Centroamérica, compuesto por Honduras, Guatemala y El Salvador.

Ese fue el mensaje que transmitió a sus homólogos del SICA, el jueves en el hotel Bougainvillea, en Heredia. Esta es la primera vez que Videgaray se reúne con el pleno de los cancilleres del SICA desde que asumió su  cargo el 4 de enero.

Videgaray era el ministro de Hacienda de Peña Nieto. Sin embargo, renunció en setiembre del 2016, sin que se dieran muchas explicaciones, pocos días después de la cuestionada visita de Trump a México en medio de la contienda electoral en EE. UU., al final de la cual el hoy mandatario estadounidense reiteró que México pagaría un muro fronterizo.

Incluso, su salida pasajera del gabinete de Peña Nieto fue lamentada por Trump en Twitter: "México ha perdido a un ministro de finanzas brillante y a un hombre maravilloso que yo sé que tiene todo el respeto del presidente Peña Nieto".

A continuación la entrevista que Videgaray concedió a La Nación el jueves, durante su corta estadía, de escasas horas, en territorio costarricense:

– Decía el canciller costarricense Manuel González que el tema central de la reunión iba a ser el fenómeno migratorio. ¿Qué mensaje trajo México?

– Esto es algo en lo que hay gran consenso entre los ministros de Relaciones Exteriores que nos hemos reunido hoy (jueves para el lector) aquí, a invitación de Costa Rica, para participar en la reunión del SICA. El fenómeno migratorio debe verse como una consecuencia a un problema más profundo, un problema de inestabilidad por falta de empleo, falta de oportunidades y la única forma de realmente atender el fenómeno migratorio es atender a sus causas profundas. Por lo tanto, el enfoque debe ser primero, un enfoque de desarrollo.

"Indudablemente, se requiere también, para atender las circunstancias del momento, tomar medidas de control, pero el control migratorio no es más que atender, insisto, un síntoma de un problema mucho más profundo que es la falta de desarrollo.

"Reiteramos en esta reunión nuestro compromiso para seguir trabajando, particularmente en los países que integran el triángulo norte de América Central, Guatemala, Honduras y El Salvador, en proyectos de desarrollo. También lo hemos expresado al nuevo gobierno de Estados Unidos con quien tenemos una relación y un diálogo muy cercano, de la importancia de que también ellos continúen sus esfuerzos; y hemos acordado los gobiernos de México y Estados Unidos convocar coordinadamente a un encuentro, a una conferencia ministerial en las próximas semanas, para ahondar en el fenómeno migratorio como un tema de desarrollo, para ver cómo podemos contribuir todos los involucrados. Porque es un fenómeno evidentemente regional, no es exclusivo de un país, entonces es ver cómo podemos contribuir a resolver las causas del problema.

"El segundo tema importante para México, al atender el fenómeno migratorio, es el respeto a los derechos humanos, es algo que nos preocupa y nos ocupa respecto a los mexicanos en los Estados Unidos y por supuesto también, de aquellos nacionales de países hermanos que transitan por México para llegar a Estados Unidos, que sean tratados como deben ser tratados, con el debido respeto a su dignidad y a sus derechos fundamentales. Todo lo que hagamos en materia de gestión del fenómeno migratorio tiene que tener como prioridad fundamental el respecto a los derechos humanos".

– ¿Cómo fomentar el desarrollo en Centroamérica, con cuáles planes nuevos a los ya existentes?

– El primer objetivo es que no se detenga la cooperación existente, específicamente la cooperación de Estados Unidos a través del plan Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte. Creemos que debe continuar. México no participa en este programa, pero sin duda consideramos que es un programa muy positivo, que debe de continuar. Nosotros tenemos nuestros propios elementos de cooperación, por ejemplo, el Fondo Yucatán que ha invertido de manera importante en la región y queremos seguir contribuyendo.

"Un primer objetivo es coordinar estos mecanismos para darle un mayor impacto. Y segundo, que podamos incrementarlos, no podemos eludir la responsabilidad fundamental que es que el problema tiene que tener un enfoque de carácter regional. Aquí no solamente le compete a Estados Unidos y México, creo que es importante la participación de países como Colombia, el propio Canadá y otros países que están muy presentes en la región, incluso países europeos".

– ¿Se busca blindar o resaltar la importancia de esa cooperación, ante una eventual reducción del nuevo gobierno de los Estados Unidos?

– Creo que lo que hemos escuchado del nuevo gobierno de Estados Unidos en la materia, ha sido en sentido alentador, en cuanto a no solamente proteger los mecanismos existentes, sino pensar juntos cómo incrementar esos mecanismos. Este será el tema central del encuentro que debemos de tener en los próximos meses.

– El canciller costarricense, al igual que usted, insiste en la necesidad de ver el tema como algo regional, desde Suramérica hasta Estados Unidos. ¿Cuán viable es alcanzar un acuerdo regional para atender el fenómeno?

– Aquí tenemos Costa Rica y México una coincidencia fundamental. Aquí tienen que tomarse acciones, pasar del discurso a acciones de carácter regional.

"Los episodios que tuvimos con el tema de los hermanos cubanos, por ejemplo, ahí fue muy evidente que los problemas se resuelven de mucho mejor manera cuando cooperamos con un enfoque regional. Costa Rica y México pudimos establecer un puente que permitió resolver una crisis relevante en la materia, también lo hicimos con Panamá. Todos los casos en que cooperamos hemos tenido muy buenos resultados. Es un hecho que el fenómeno migratorio es real, que se ha intensificado y que también cambia. Por lo tanto, necesitamos tener un enfoque regional que implica una corresponsabilidad".

– ¿Ve viable un acuerdo regional?

– Sin duda, sí porque es un tema de todos, es un problema compartido, es natural que entre diferentes nacionales haya diferentes puntos de vista, pero al final de cuentas, la necesidad es eminente, es un problema compartido y entonces, tendremos que abordarlo como tal, como un problema colectivo.

– El gobierno de Donald Trump anunció sus intenciones de deportar a indocumentados al país por el que entraron sin importar su nacionalidad. México ha sido muy claro en que eso no lo tolerará, ¿cuál va ser el trato con los emigrantes centroamericanos, especialmente del triangulo del norte? ¿Se habló de eso en la reunión de esta tarde?

– Es muy claro. La política con respecto a la admisión a México de personas de cualquier país, centroamericanos o de cualquier otra nacionalidad la define México, esa es una facultad soberana de un país y nosotros somos un país soberano y ejercemos nuestra soberanía a plenitud. Rechazamos intentos de aplicar extraterritorialmente las disposiciones de un país sobre otro y así se lo hemos expresado al gobierno de los Estados Unidos.

"Quien decide quién entra a México es México y así habremos de enfrentar el problema. Con Estados Unidos tenemos distintos mecanismos en materia migratoria donde las decisiones se toman por acuerdo mutuo y por supuesto que queremos seguir esos mecanismos de cooperación. Son importantes para México y han dado resultados, pero nunca aceptaremos decisiones unilaterales y mucho menos, decisiones con pretensiones de extraterritorialidad".

– ¿Se le preguntó sobre eso en la reunión, sobre cuál va a ser el trato para los centroamericanos y va a cambiar algo la política mexicana?

– Sí por supuesto, fue algo de lo que hablamos ampliamente, particularmente es un tema de mucho interés para los países del Triángulo Norte porque son los países de origen mayoritario de la migración que llega a México, una migración que llega a México no como país de destino, sino como país de tránsito y donde hemos establecido, primero, el compromiso de seguir cooperando.

"Segundo, de establecer como prioridad fundamental el respeto a los derechos humanos y el trato digno a todas las personas y, ahí, es muy importante la cooperación con los gobiernos de Centroamérica y que prevalezcan también nuestros acuerdos de colaboración, por ejemplo, para la repatriación ordena y segura de quien retorne a su país".

– Hay mucho interés en la región sobre ese aspecto.

– Es un tema de gran interés. Nos reunimos con frecuencia, acabamos de reunirnos hace un par de semanas y ese fue el tema central. Hemos establecido mecanismos de cooperación, tenemos distintos mecanismos de diálogo y seguiremos trabajando. Hoy (jueves para el lector) fue, por supuesto, uno de los temas de conversación donde hemos reiterado que México no tomará decisiones de carácter unilateral, que creemos en la cooperación. Creemos en el respecto de los derechos humanos y que seguiremos trabajando en atender las causas profundas del fenómeno migratorio a través de mecanismos de cooperación para el desarrollo.

– ¿México realmente espera una avalancha de deportaciones, considera que la amenaza de Trump es real?

– La semana pasada nos reunimos con el responsable de esta política en Estados Unidos, que es el secretario se Seguridad Interno, John Kelly, y fue muy enfático, como también lo fue en la visita a Guatemala, en que no habrá deportaciones masivas, confiamos en que esto sea una realidad.

– En días reciente usted anunció que México acudirá a Naciones Unidas para defender los derechos de los migrantes en Estados Unidos. ¿Anda usted en busca de apoyo de los países de SICA y del resto de América Latina en esa disputa diplomática?

– Lo que hemos dicho es que si se violan los derechos humanos de los mexicanos, no dudaremos en acudir, primero a las instancias jurisdiccionales de los Estados Unidos y para eso tenemos un despliegue importante, en cuanto a la protección consular y defensoría jurídica de los mexicanos en Estados Unidos ante las propias cortes de los Estados Unidos. Y segundo, en caso de que existan violaciones que lo ameriten, acudiríamos a las instancias jurídicas internacionales, por supuesto, que el mejor escenario es que esto no sea necesario, en virtud de que no se dieran este tipo de violaciones, pero por supuesto que es nuestra obligación, en caso de que existieran agotaríamos todas las instancias en los Estados Unidos y a nivel internacional.

– ¿Anda México buscando apoyo de los países del SICA, de Latinoamérica?

– Lo tenemos y nos enorgullece mucho tenerlo y lo agradecemos. México ha tenido siempre un respaldo solidario y enfático de los países de América Latina y hoy aquí se expresó, y es algo que agradecemos y que nos fortalece.

– Debido a la coyuntura actual, usted ha dicho que México tiene "necesidad imperiosa" de diversificar sus relaciones económicas, comerciales y de inversión con otras zonas del mundo más allá de América del Norte. ¿Bajo ese panorama, qué papel juega con Costa Rica y Centroamérica? ¿Se podría renegociar el tratado comercial existente para ampliar sus alcances?

– México es uno de los países más abiertos en materia comercial, tenemos acuerdos de libre comercio con 46 países, uno de ellos es con Costa Rica y no son acuerdos recientes. Creemos en abrir mercados en todo el mundo, actualmente estamos en negociaciones comerciales con distintos países, por ejemplo, dos países importantes en América Latina, con quienes no tenemos un acuerdo comercial son Brasil y Argentina. Estamos también trabajando la modernización del acuerdo comercial con la Unión Europea y queremos retomar negociaciones con algunos de los países asiáticos que formaban parte del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP por sus siglas en ingles).

"Con América Central tenemos ya un tratado comercial de tiempo atrás, más reciente un tratado bilateral con Panamá y creo que aquí el objetivo es intensificar el comercio a través de eliminar barreras no arancelarias al comercio. Dos temas fundamentales: la facilitación aduanera, quitar la complejidad burocrática a los trámites comerciales. Y el otro tema tiene que ver con la conectividad, particularmente la conectividad terrestre es algo en lo que México ha invertido en Centroamérica a través del Fondo Yucatán que facilite el movimiento de bienes, empezando por atender la condición física y la eficiencia de nuestros cruces aduaneros con Guatemala y la infraestructura de conectividad con el resto de la región.

"Ese es el siguiente paso natural, puesto que ya tenemos un acuerdo de libre comercio, ahora es ver cómo hacemos más atractivo el intercambio reduciendo los costos. Este fue uno de los temas que acabamos de tratar".

– ¿Una renegociación?

– Creemos que este es el momento de apostarle a mejorar la competitividad y a facilitar las transacciones comerciales.

– ¿Qué posibilidad ve que tenga Costa Rica de ingresar a la Alianza del Pacífico de la que ya forma parte México junto con Colombia, Perú y Chile?

La Alianza del Pacífico ha sido un esfuerzo de integración exitoso entre cuatro países latinoamericanos que compartimos no solamente que tenemos costas en el Pacífico, sino que compartimos valores fundamentales, como la democracia y el libre mercado. Ha sido una experiencia exitosa y es una experiencia que está en evolución, y sin duda, tal vez no en un futuro inmediato, pero en una evolución natural, se incluirán a nuevos socios, a nuevos integrantes. Esto, insisto, probablemente no ocurra en el corto plazo, pero es parte de lo que será una evolución natural de algo que es muy dinámico, es algo que está en formación y sin duda, uno de los candidatos naturales para eventualmente, en su momento, integrarse a la Alianza será por supuesto Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Nacional

Canciller de México ante migración centroamericana hacia EE. UU.: 'No tomaremos decisiones unilaterales'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Natasha Cambronero

natasha.cambronero@nacion.com

Periodista de Política

Periodista en la sección de Política. Licenciada en Comunicación de Mercadeo y periodista graduada por la Universidad Latina. Escribe sobre el quehacer de los partidos políticos y el financiamiento electoral, entre otros temas.

Ver comentarios
Regresar a la nota