Nacional

En medio de litigio por límites marítimos en el Pacífico y en el Caribe

Canciller Manuel González acusa a Nicaragua de padecer 'voracidad territorial'

Actualizado el 09 de julio de 2017 a las 11:00 pm

Ministro dice que Costa Rica no pretende quitarle a Nicaragua 'ni un centímetro' del mar en disputa

Cree que cuestionamientos de Nicaragua a línea de equidistancia debilitan la posición de ese país

Nacional

Canciller Manuel González acusa a Nicaragua de padecer 'voracidad territorial'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El ministro de Relaciones Exteriores, Manuel González, acusó al gobierno de Daniel Ortega de padecer de una voracidad territorial que Costa Rica rechaza y de la que se defiende ante la Corte Internacional de Justicia. (Archivo/ La Nación)

San José

El canciller Manuel González adelantó que no está en el ánimo de Costa Rica repetir la "voracidad territorial" nicaragüense durante el juicio que el país planteó ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, Holanda, para que sea ese tribunal el que fije los límites marítimos entre ambas naciones, debido a la falta de voluntad de Nicaragua para llegar a una negociación.

González dijo que los argumentos con los que Nicaragua cuestiona la línea de equidistancia que Costa Rica propuso a la CIJ para fijar esos límites en el Pacífico y en el Caribe, más bien, debilitan la posición del vecino país frente a los altos jueces de la Organización de Naciones Unidas (ONU). El siguiente es un extracto de la entrevista que el ministro concedió a La Nación sobre el polémico litigio con el gobierno de Daniel Ortega.

Nicaragua plantea a la CIJ un mapa en el que elimina la península de Nicoya por considerar que da una desventaja injusta a Costa Rica a la hora de fijar el límite marítimo en el Pacífico y cuestiona que la playa de isla Portillos sea el punto para trazar la división en el Caribe ¿Cómo evalúa esos argumentos?

Lo que nosotros esperamos, debido a que esto lo tiene que decidir un tercero, en este caso la Corte Internacional de Justicia (CIJ), es que sus miembros evalúen, en adición a los justo en su estricta dimensión, lo que el Derecho Internacional dispone para estos casos, que es el principio general de la línea de equidistancia.

"Nicaragua, además de que la está manipulando a su antojo (esa línea imaginaria), está recurriendo a un concepto muy ambiguo, muy pocas veces aceptado en el Derecho Internacional, que es el de que debido a las circunstancias especiales que se dan geográficamente en esta zona debe haber un ajuste significativo, que solo los beneficia a ellos y que va en perjuicio directo de nosotros sin ninguna justificación real. Dichosamente, en el Pacífico el punto de partida, que es el punto medio de la boca de Bahía Salinas, ya estaba definido desde el 2003. Ahora lo que hay que definir es si esa línea (de equidistancia) en proyección hacia el Pacífico va más hacia el sur o más hacia el norte. Eso está en discusión y, por supuesto, a ellos les interesa casi que pasarla por el medio del territorio nacional. Están tratando de llevar esto a un extremo en el que yo creo que ellos más bien pierden toda credibilidad".

LEA: Nicaragua elimina península de Nicoya del mapa de Costa Rica en juicio ante La Haya

¿Hay certeza de que la CIJ no acepte, bajo ninguna circunstancia, los alegatos nicaragüenses?

Frente a eso, viendo eso, y viendo el trabajo serio y técnico que nosotros hemos hecho, aspiramos a que sea evaluado en sentido estricto de lo que dispone el Derecho Internacional. Costa Rica no pretende que le den más (territorio marítimo) pero, por supuesto, tampoco que le quiten lo que le corresponde. Nosotros no tenemos esa voracidad territorial que sí tiene Nicaragua. Lo que se nos tiene que dar es lo que corresponde en Derecho Internacional y no pretendemos quitarle ni un centímetro a Nicaragua. Pero, tampoco, hay que caer en el absurdo de lo que ellos han planteado.

Pareciera ser que las mayores complicaciones para fijar los límites marítimos se presentan en el Caribe...

En el Caribe es un poquito más complicado el tema porque, precisamente, ese punto de partida (de la línea de equidistancia) también está en discusión. Ellos alegan que debe tomarse como referencia el mojón uno, al que hacía referencia uno de los laudos del general Alexander (1897). Ese mojón, el uno, físicamente no existe, pues está, según la coordenadas, más de un kilómetro adentro en el mar, frente a bahía Portillos y Costa Rica, alegando los cambios geográficos que ha sufrido esa zona, y hay varios trechos que ya no existen de cuando Alexander se pronunció, dice que el punto de partida debe ser la desembocadura del río San Juan. Al estar eso en discusión, la Corte podría tener un poco más de amplitud a la hora de fijarlo. Incluso, sin necesariamente darles la razón a ellos o a nosotros, podría fijar el punto de partida en otro lugar, incluso dentro del mar, a partir del cual se fijaría la línea. Eso sería un poco complicado pero es una posibilidad.

LEA: Costa Rica reclama en La Haya mar con 37 bloques de interés petrolero para Nicaragua

A la luz de lo ocurrido después del fallo del 2015 de la CIJ favorable a Costa Rica ¿cree el Gobierno que Nicaragua va a respetar lo que en este caso falle la Corte?

Yo creo que al final de este proceso la gran ventaja que vamos a tener ambos países es que finalmente van a estar delimitados (los límites marítimos) por una corte internacional. Hubiéramos preferido que fuera a través de una negociación de buena fe. Pero, aunque sea a través de un fallo, vamos a tener delimitadas nuestras fronteras para que en principio se cumpla la sentencia y que no sea motivo de disputas en el futuro.

¿Era necesario llegar hasta un nuevo litigio ante la CIJ para que se fijaran los límites marítimos con Nicaragua?

Aquellos que tenían una posición de que esto era muy fácil y que era cuestión de sentarse a tomar café con Nicaragua para ponernos de acuerdo en un tratado, y que todos podíamos festejar, pecaron de ingenuidad en un tema de gran importancia y relevancia y de gran tecnicismo. Y que, además, si nos vamos a la historia, esta fijación de límites marítimos se viene intentando desde hace 40 años, la última de ellas en el 2005. Hubo propuestas de Costa Rica que ni siquiera fueron contestadas y después en el 2013 volvimos a intentar un acercamiento para evitar tener que recurrir a la Corte, tampoco recibimos respuesta y por supuesto que Costa Rica no se iba a quedar de brazos cruzados, menos cuando ellos promovían internacionalmente la concesión de bloques para la exploración y explotación de petróleo y gas en el Pacífico y el Caribe en áreas que, precisamente en aplicación del principio jurídico de la equidistancia, estarían dentro del territorio marítimo de Costa Rica.

'Costa Rica no pretende que le den más (territorio marítimo) pero, por supuesto, tampoco que le quiten lo que le corresponde. Nosotros no tenemos esa voracidad territorial que sí tiene Nicaragua', Manuel González, ministro de Relaciones Exteriores.

¿Hay mala intención departe de Nicaragua en los planteamientos que defiende ante la CIJ?

En definitiva estamos en un pleito. Tenemos posiciones encontradas y ellos recurren a los que consideran como sus mejores argumentos. Es difícil para mí darle un calificativo sobre si lo que hacen lo hacen con intención de confundir o porque están convencidos de que realmente está diciendo la verdad y que están apegados a los aspectos técnico-jurídicos

"Lo cierto del caso es que los planteamientos de ellos se alejan de la ha sido tradicionalmente la aplicación estricta del Derecho Internacional en esta materia".

LEA: Costa Rica demanda a Nicaragua en La Haya por campamento militar en playa de isla Calero

¿Hay consecuencia entre esos argumentos de Managua y los últimos mensajes de conciliación con Costa Rica que ha enviado el gobierno de Daniel Ortega?

Tiene que haber coherencia. Tiene que existir voluntad y buena fe que son elementos indispensables para esos acercamientos. Esas condiciones de confianza en estos momentos son difíciles de generar. Creo que la gente que dice que esto es muy fácil y que es cuestión de sentarse a tomar un café minimizan un tema de gran relevancia para el futuro del país. Esto realmente va a fijar un antes y un después de aquello que es Costa Rica, porque se trata de nuestros límites, que no es cosa pequeña ni mucho menos.

"Desde ese punto de vista, creo que debería ser motivo de tranquilidad hasta cierto punto que sea una corte internacional la que fije los límites. Es gente seria y con experiencia y que debería valorar imparcialmente los argumentos de las dos partes y fijar civilizadamente lo que en definitiva serán nuestros límites. Ojalá que no se caiga en la tentación de otros casos de que se le instruye a los países que negocien algunos aspectos (limítrofes) que son importantes. Eso sería contraproducente porque sabemos que con ellos es muy difícil llegar a entendimientos de buena fe. Si fuera fácil, no estaríamos en este juicio y no hubiéramos tenido el litigio que se resolvió en el 2015 (por la invasión militar de isla Portillos), ni hubiéramos tenido que plantear otro caso para la fijación del a indemnización por daño ambiental (en Calero) ni hubiéramos tenido otro en el pasado por los derecho de navegación (sobre el río San Juan). Esto demuestra un patrón de conducta en todo lo que tiene que ver con límites que no es el mejor departe de ellos".

El secretario del SICA, Vinicio Cerezo, es uno de los que ve fácil resolver los conflictos entre Costa Rica y Nicaragua...

No me cabe la menor duda de que son manifestaciones de buena fe. A él le corresponde buscar y generar buen ambiente entre Costa Rica y Nicaragua y entre todos los demás países de la región. Es parte del juego y de su trabajo. Ahora, decir que esto es fácil de resolver creo que lo dijo sin tener conocimientos de todos los detalles y de la historia reciente y de que estos procesos no han sido pequeña cosa para Costa Rica. Nos han requerido mucha atención, mucho esfuerzo, mucho tiempo y dinero que no nos sobra y que hubiéramos preferido, como lo dijo el presidente Luis Guillermo Solís, utilizar para el desarrollo de proyectos binacionales en la zona fronteriza, la gente de ahí se hubiera beneficiado más que los abogados, pero ha sido Nicaragua la que nos ha obligado a estar donde estamos (en la CIJ).

LEA: Costa Rica critica los 'cuentos de hadas' de Nicaragua en la disputa fronteriza

"Está determinado en una sentencia del 2015 que Nicaragua invadió militarmente el territorio de Costa Rica y que ese territorio es soberano. Así lo dijo la Corte con esa claridad, no me lo estoy inventando y quedó demostrado frente a una corte internacional. No fue simplemente que alguien se equivocó, que un policía se pasó al otro lado, se disculpó y se devolvió a Nicaragua. No, está determinado como una invasión militar departe del vecino. Las manifestaciones que hizo el señor (Cerezo) la hizo de muto proprio"

¿Entonces Costa Rica no pidió en ningún momento a don Vinicio mediar con Nicaragua?

Ni el presidente Solís ni yo le solicitamos ninguna intermediación o gestión, nada en ese sentido. Tal vez lo que dijo, lo dijo al calor de la emoción de su reciente nombramiento y de su deseo de que Centroamérica se integre más.

¿Bajo qué términos aceptaría Costa Rica una mediación del secretario del SICA?

Habría que ver en relación con qué, si es en un tema bilateral que dependa de la relación de ambos países, o si es estrictamente bilateral. Lo hemos dicho con toda claridad, no tenemos ningún interés de vivir peleados con Nicaragua, ni tenemos ningún interés de que ese país no se desarrolle, porque a Costa Rica le beneficia mucho que haya bienestar en ese país, en su gente y en su economía. Seríamos los primeros beneficiados desde el punto de vista migratorio y comercial somos nosotros. Tenemos una relación fría y distante, porque se trastocó por algo muy serio y que se debe ver con esa seriedad, pero creo que no deberíamos oponernos a que poco a poco se vayan abriendo espacios concretos, puntuales, que generen confianza.

LEA: Costa Rica logra victoria en La Haya: Corte reconoce soberanía sobre isla Calero

"Pero como que así, de un día para otro, se reactive toda la agenda binacional que se ha visto afectada por estos temas, como si no hubiera pasado nada ¡y comámonos un bigorón! eso no va a ocurrir, ni sería prudente departe de Costa Rica, al menos  así será durante lo que falta de este Gobierno. Los espacios de confianza en ambos países no existen como para que podamos dar ese paso y, al final, las relaciones entre los países se construyen con confianza".

  • Comparta este artículo
Nacional

Canciller Manuel González acusa a Nicaragua de padecer 'voracidad territorial'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Gerardo Ruiz Ramón

gerardo.ruiz@nacion.com

Periodista de Política

Periodista en Política. Cursa un posgrado en Comunicación Política en la Flacso. Escribe sobre temas políticos, económicos y sociales. Cubre la Presidencia de la República.Periodista. Fuereportero del Grupo Exten temas políticos y económicos ...

Ver comentarios
Regresar a la nota