El médico creyente que se quedó sin respuestas

Recibió a Floribeth Mora cuando ella ingresó al hospital con un dolor de cabeza y luego de unos exámenes, descubrió que tenía un aneurisma. Tras optar por no operarla, el médico no pudo explicar la posterior desaparición del mal. Entrevistado por una delegación del Vaticano, ahora es clave para el proceso de canonización de Juan Pablo II.

Alejandro Vargas Román Neurocirujano

Últimas noticias

Él atendió en el Hospital Calderón Guardia a Floribeth Mora Díaz y pese a su formación científica, le correspondió consignar que el aneurisma desapareció, sin poder explicar cómo.

¿Qué es un aneurisma cerebral y por qué no puede sanarse naturalmente?

Es una dilatación de una de las arterias del cerebro. Existen dos tipos: fusiforme y sacular; este último es el más frecuente. En el caso de esta paciente, tenía uno fusiforme, que es como imaginarse un chorizo; una dilatación de toda la circunferencia de la arteria, razón por la que tuvo un sangrado.

¿Y por qué no puede curarse?

El tratamiento de esos aneurismas fusiformes es netamente conservador para quitar o disminuir los factores de riesgo para un sangrado. En el caso de esta paciente, era hipertensa y tenía un poco alto el colesterol y los triglicéridos. Se le indicó que hiciera un cambio en su vida desde el punto de vista alimentario y que disminuyera la tensión arterial mediante medicamentos.

Usted llevó el caso a un foro de médicos y optaron por este tratamiento conservador, ¿verdad?

Como es un aneurisma poco frecuente, hicimos varias sesiones clínicas y se presentó el caso en un simposio latinoamericano donde la mayoría abogó porque fuera un manejo conservador y no uno quirúrgico.

¿Pudo este manejo conservador haber sido el causante de la mejoría en la paciente?

Bueno, que desaparezca un aneurisma tan grande y en toda la circunferencia del cerebro, no es algo fácilmente explicable desde el punto de vista médico. Por eso es curioso que, de pronto, o a los meses, en el estudio que le realizamos, la resonancia magnética fue reportada como normal.

¿Consultó el caso con otros médicos de neurocirugía?

Tenemos la costumbre de hacer sesiones clínicas. Además, ella estuvo internada en nuestro servicio, por lo que todos los días tenía la visita de un neurocirujano diferente.

¿Usted cree que es posible que suceda un milagro en un paciente?

  ALEJANDRO VARGAS ROMÁN
ALEJANDRO VARGAS ROMÁN ampliar

Claro. Como le he comentado, soy católico y como médico de muchos años de trabajar, creo que los milagros pueden existir. Uno ve todos los días que existen milagros en cosas que hacemos no solo los médicos, sino toda la gente en general y que gracias a Dios son para el bien de las personas. Entonces, yo sí creo en los milagros.

¿Pudo su religión haber nublado su criterio a la hora de determinar si hay o no explicación?

Bueno, tenemos que acordarnos de que la arteriografía fue vista por varia gente en este hospital y también por la gente de ese simposio en ciudad de México. Las imágenes están guardadas aquí. Cualquier persona que necesite los estudios, ahí los tiene. Están guardados y con una imparcialidad total. Y el estudio de la resonancia donde no se ve la imagen (del aneurisma) fue reportado por nuestro radiólogo. No fui yo, sino otro médico que es neurorradiólogo y tiene una especialidad. Entonces, de ahí fue que se le hizo el diagnóstico de que no había ninguna imagen residual.

En literatura médica, ¿han encontrado casos similares?

No. El aneurisma fusiforme es poco frecuente. Hemos revisado a lo interno y ahora que ya está más a la luz, hemos consultado y nadie me ha dado una explicación clara de por qué ha desaparecido. Tampoco tenemos que olvidarnos de que la paciente en apariencia viajó a Italia a hacerse una arteriografía de control, que no he visto.

”Según lo que ha comentado (Mora) fue normal. Así que no solo fue de este hospital o de este país, sino que también fue llevada a Roma para revisarla”.

Usted tuvo contacto con la gente del Vaticano para discutir el caso y llevar una serie de estudios en paralelo.

Sí. Fui llamado a una audiencia aquí en Costa Rica, pero desde ese momento no puede uno conversar sobre el tema. Como es una investigación de ellos, ahora que se dio a la luz ya se puede hablar de esto. Estas declaraciones son autorizadas por el director del hospital y mi jefe de servicio porque uno sí puede conversar de lo que tiene un paciente. Lo demás, les tocaría a ellos.

¿Cuál sería la tasa de este tipo de aneurismas comparados con los saculares?

Los saculares prácticamente son un 98% de lo que nosotros vemos y si acaso un 1% son fusiformes, y el otro 1% sería otro tipo: micóticos.

¿Cuántos fusiformes ha tratado en su carrera?

Como neurocirujano y endovascular, no le puedo dar la estadística fiel porque son muchos años, pero sí le puedo decir que son varios. No me acuerdo el número; habría que ir a estadísticas a ver cuántos tengo porque yo ya tengo muchos años en esto.

En la parte de la investigación, ¿tuvo contacto con médicos del Vaticano o qué clase de delegación vino?

Yo estuve en contacto con sacerdotes, pero posiblemente tenían alguna especialidad en algo. No eran médicos; eran teólogos o abogados, pues era más la parte investigativa.

Entonces, ¿ha tenido contacto con médicos del Vaticano por correo o por llamadas?

No, para nada.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: El médico creyente que se quedó sin respuestas