Nacional

Nuevo embajador tico en el Vaticano: ‘No se debe desligar lo religioso’

Actualizado el 20 de julio de 2014 a las 12:00 am

Nacional

Nuevo embajador tico en el Vaticano: ‘No se debe desligar lo religioso’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
MEYLIN AGUILERA

El primer país donde Luis Guillermo Solís cambiará el embajador es el Vaticano. Marco Vargas tiene todo listo para viajar a tomar el mando de la embajada en la Santa Sede en sustitución del exdiputado Fernando Sánchez.

El experimentado diplomático de carrera (fue embajador en Brasil, Belice, Uruguay y también vicecanciller) sabe que va a un destino particular, donde el jefe de Estado es el líder espiritual de la mayoría de costarricenses.

Vargas dice estar consciente de las connotaciones religiosas del cargo, aunque pretende buscar un equilibrio, después de la gestión de Sánchez, quien es “muy piadoso”.

¿ Qué particularidad tiene el desempeño de una embajada ante la Santa Sede?

La Santa Sede es un Estado muy particular porque su jefe de Estado es también el líder religioso de muchos millones de personas, y de la mayoría aquí en Costa Rica. Es una relación de estados soberanos, pero no podemos desligar lo religioso. Solo hay que saber bien dónde comienza esa parte religiosa y dónde la diplomática.

¿ Se ha entendido siempre así?

Aquí en Cancillería sí, pero ha habido algo de desinformación de algunas personas que creen que uno va en un apostolado . La Santa Sede es un Estado que tiene relaciones con 174 países. Con nosotros hay una particularidad porque la mayoría de ticos son católicos.

Quizá la particularidad es mayor. El Estado costarricense tiene una religión oficial cuyo líder es el jefe de Estado de la Santa Sede, donde será usted embajador.

En la práctica ellos no nos dan directrices. Quisiera que la gente sepa que la Santa Sede está a favor de los estados laicos. Le aseguro que la Santa Sede no vería con malos ojos una reforma constitucional para convertirnos en Estado laico (...) Yo he hablado con ellos.

Si el Vaticano está de acuerdo y aquí cada vez es mayor el apoyo ¿por qué aquí nada cambia?

Tiene que haber una reforma constitucional y no es tan fácil, pero ya eso no es tema que corresponda a la embajada en Santa Sede.

¿Por qué usted como embajador en el Vaticano?

Yo estoy casi terminando mi carera diplomática, con casi 40 años en la Cancillería. Yo se lo pedí al presidente; él lo pensó y me dijo que sí, que estaba de acuerdo en tener allí un diplomático de carrera.

Hay discusiones en Costa Rica en las cuales la Iglesia, regida desde el Vaticano, toma partido. Por ejemplo, ¿usted tiene posición sobre validez legal de parejas gais?

Yo no tengo ninguna posición y si la tuviera no debería interferir en mi función como embajador. Las políticas las definen el presidente y la Cancillería, no el embajador.

¿ La existencia aquí de esas discusiones pueden salpicar el trabajo en la Santa Sede?

La relación allí es con la Santa Sede, no con los obispos. Una de las funciones de los embajadores es el diálogo y evitar que se salpique.

Un ejemplo de ese diálogo es el concordato. Llevamos tres años con ese tema. ¿Cuánto puede durar esta negociación?

También creo que hay poca información sobre el concordato, que es un tratado internacional. Aún soy miembro de la Comisión del Concordato y ahora hay un impasse ; estamos esperando a un nuevo nuncio (embajador vaticano). El embajador en la Santa Sede no tiene tanta injerencia, pero sí le puedo decir algo: no hay grandes secretos; son temas meramente administrativos como la personería jurídica de la Iglesia, su régimen legal, lo de seguridad social. La gente cree que el concordato es dar privilegios, pero no. De todos modos, esto llegaría a manos de los diputados. Yo no le veo nada de malo al concordato.

En términos concretos, ¿qué gana el país con un concordato?

Es importante para el país regular la personería jurídica de la Iglesia católica, y eso ya sería una ganancia. Hay que ordenarlo porque hay cosas que han ido cambiando con el tiempo y debería quedar ya escrito. Veremos cómo avanza.

¿Quién propuso concordato?

Creo que fue una idea del embajador Sánchez con el ministro (canciller) René Castro y después se contactaron con Iglesia local.

¿Hará usted una gestión al estilo de Fernando Sánchez?

Él hizo sus mejores esfuerzos por ser un buen embajador. Me parece que él es muy piadoso y le dio muchísimo énfasis a la parte religiosa, pero también dejó encaminadas algunas cosas para firmar en lo diplomático. Él ya presentó un informe de labores y voy a retomar algunas cosas importantes y en la parte religiosa... pues bueno, Costa Rica es un país de gente de muchísima fe y la Santa Sede es un elemento importantísimo para ellos y no lo podemos dejar de lado. Buscaremos un punto de equilibrio.

¿Cuál es la importancia de una visita del Papa al país?

El presidente me pidió que cuando presente mis cartas credenciales, le transmita su deseo y el del pueblo de que venga aquí. Ahora, no creo que sea a corto ni mediano plazo, pero imagínese lo que es tener aquí al líder espiritual, al representante de San Pedro, para la gente que es creyente. Para los no creyentes, es un líder político, el que logró reunir al presidente del Estado palestino y al de Israel.

  • Comparta este artículo
Nacional

Nuevo embajador tico en el Vaticano: ‘No se debe desligar lo religioso’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota