Nacional

German Contreras: uno de los últimos ‘pegabanderas’

Actualizado el 25 de noviembre de 2013 a las 12:05 am

Como dirigente comunal trabajó en las campañas de los últimos 31 años, apoyando las candidaturas del PLN, desde Luis Alberto Monge (1982) hasta la de Johnny Araya. Contreras representa a un cazador de votos comunal que está en vías de extinción.

Nacional

German Contreras: uno de los últimos ‘pegabanderas’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Como en sus viejos tiempos, subido en el balcón del club del PLN en Puntarenas centro, German Contreras explica en qué consiste su trabajo como dirigente del PLN, en el distrito de Chacarita, en la provincia costera. | MAYELA LÓPEZ

Entre el amor y el odio, los llamados ‘pegabanderas’ se apoderaron de techos, árboles y postes de los barrios, en los decenios de los 70, 80 y 90, pero los tiempos cambian y esa figura está en vías de extinción.

Hoy, en la era del Facebook y el Twitter, los videos en YouTube y los teléfonos inteligentes, cada vez son menos las banderas que ondean en los techos.

Uno de los últimos representantes de esta clase de dirigente comunal conversó con La Nación sobre lo que fue y lo que significa ahora ser un ‘pegabanderas’.

German Contreras Atencio es vecino del distrito de Chacarita, en la porteña provincia de Puntarenas, tiene 42 años y si bien, atrás quedaron los tiempos de encaramarse en techos y árboles, asegura que él y tres hermanos, de apellidos Campos Ureña, son los últimos de su estirpe en su comunidad.

En pasadas campañas electorales se paseaba por las calles porteñas armado con alicate, alambre, clavos y varas de bambú, de las que colgaban banderas verdiblancas.

Asegura que su labor como dirigente de base no se limitaba a pegar banderas y repartir calcomanías, pues considera que el trabajo hormiga era una herramienta para convencer a los votantes.

Contreras es el quinto de 14 hermanos, hijos de un obrero del puerto. No cursó estudios superiores y asegura que encontró en la política una forma de vida.

Dice que se hizo liberacionista de seguir a los chiquillos del barrio en las campañas. Asegura que conoció a los candidatos presidenciales del Partido Liberación Nacional (PLN), desde Luis Alberto Monge (1982) hasta Johnny Araya.

Este chofer de la Dirección Nacional de Desarrollo de la Comunidad (Dinadeco) afirma que contrario a lo que se dice de los ‘pegabanderas’, él no ha trabajado para beneficiarse a sí mismo, sino a los vecinos de Chacarita.

En este sentido, aclara que su puesto de chofer no es producto de su trabajo político, sino que lo obtuvo llevando su currículo a las oficinas centrales de San José, como cualquier concursante.

“Más bien, he sido un poquillo torcido en eso (ayuda política). Yo aspiraba al primer lugar (regidor en el 2006), pero le dieron vuelta a la papeleta y soy muy obediente en algunas cosas. Al final, nos fue mejor”, dijo sobre su cargo como regidor suplente en la Municipalidad de Puntarenas.

PUBLICIDAD

No niega que su labor le sirvió en el pasado para impulsarse en el campo político.

“En la Policía trabajé tres años, en el Ministerio de Educación trabajé seis meses, no me gustó, pagan muy mal, por cierto”, comentó.

Hoy, es el coordinador de la base del PLN de su distrito. Acepta que este tipo de organizaciones es vista como una “argolla”, pero recalca que todo su trabajo es en función de fortalecer a su Partido.

En picada. Ligados al clientelismo político, otras veces vistos como peones de la cúpula, “los de abajito”, como llama el propio Contreras a la base comunal, fueron el brazo político durante casi cuatro décadas de campañas electorales.

El fenómeno ha ido mermando. A criterio del analista Constantino Urcuyo, se debe a que a la política se le está quitando lo “medieval”.

“El país se ha ido civilizando. Poner la bandera en el techo era poner la bandera en medio del castillo medieval y han surgido medios de comunicación alternativa”, dijo.

 German Contreras (sentado) explica el trabajo de los ‘pegabanderas’. Lo acompaña Antonio Cantero, quien  acomoda una imagen de la candidata a diputada del PLN Karla Prendas.  | MAYELA LÓPEZ
ampliar
German Contreras (sentado) explica el trabajo de los ‘pegabanderas’. Lo acompaña Antonio Cantero, quien acomoda una imagen de la candidata a diputada del PLN Karla Prendas. | MAYELA LÓPEZ

La desaparición de esa base refleja también un electorado menos comprometido con los partidos.

Así lo destaca el último informe del Estado de la Nación , en el que se revela que hace dos décadas más del 90% de la gente simpatizaba con Liberación Nacional o con la Unidad Social Cristiana (PUSC).

Actualmente, el PLN solo agrupa al 25% de los electores, y los partidos que surgieron tras la ruptura del bipartidismo, como Acción Ciudadana (PAC) y Movimiento Libertario, no superan juntos el 10%, según detalla ese documento.

A esto se suma el que el PLN ya no invierte en esta estrategia, según afirmó el jefe de campaña de los verdiblancos, Antonio Álvarez. El otro Partido que hacía esto, el PUSC, tampoco la utiliza.

  • Comparta este artículo
Nacional

German Contreras: uno de los últimos ‘pegabanderas’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Esteban Mata

emata@nacion.com

Periodista de Política

Periodista de Política. Bachiller en Periodismo por la Universidad Latina. Cronista parlamentario y reportero de investigación premiado por el TSE, la Defensoría de los Habitantes y colaborador de medios internacionales.

Ver comentarios
Regresar a la nota