Nacional

Colegio Luis Dobles Segreda concentra mayores cifras de embarazo en estudiantes

Liceo lucha con todo para evitar deserción de alumnas encinta

Actualizado el 04 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Apoyo de docentes y gestión de becas ayuda a mantener estudiantes en aulas

Tres secundarias de la GAM registraron 16 embarazos de estudiantes en 2012

Nacional

Liceo lucha con todo para evitar deserción de alumnas encinta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En lo que va del año, el Liceo Dobles Segreda ha registrado,  al menos, un embarazo por cada nivel. El centro educativo, ubicado dentro del Parque Metropolitano La Sabana,  tiene casi 1.800 alumnos. | JONATHAN JIMÉNEZ PARA LN.
ampliar
En lo que va del año, el Liceo Dobles Segreda ha registrado, al menos, un embarazo por cada nivel. El centro educativo, ubicado dentro del Parque Metropolitano La Sabana, tiene casi 1.800 alumnos. | JONATHAN JIMÉNEZ PARA LN.

Cada mañana, Angelle Gutiérrez, de 18 años, y Natasha, su hermana dos años menor, se alistan deprisa para que les dé tiempo de bañar a sus bebés antes de irse al colegio.

Si enfrentar un embarazo adolescente es difícil para cualquier familia de escasos recursos económicos, el reto se duplicó en el hogar de los Gutiérrez, quienes recibieron la misma noticia de un embarazo en un lapso menor a dos meses.

Sin embargo, la ayuda de compañeros, docentes y de Iván Ceciliano, director del Liceo Luis Dobles Segreda, en San José, junto al apoyo familiar, han sido determinantes para retener en las aulas a estas alumnas de cuarto año.

“En el colegio, el trato fue increíble por parte de los profesores y de los compañeros. Todos los días le preguntan a uno cómo está el bebé; hasta el director conoció a nuestros hijos”, contó Angelle.

“Si no fuera por el apoyo, creo que se irían todas”, agregó su hermana Natasha, de 16 años.

La orientadora Francini Vargas dijo que apenas se enteran del estado de las menores, “se envía un comunicado a los docentes para informarles y se les hacen adecuaciones para que puedan ir a las citas médicas y reciben apoyo de Orientación conforme avanza el embarazo.

”Nosotros no permitimos que se salgan del sistema. Inmediatamente empezamos a buscarles los apoyos económicos, como las becas, para que continúen”, agregó.

Para las jóvenes, la apertura de la institución ha sido tan esencial como los apoyos logísticos y económicos para mantenerlas ahí.

“Don Iván (el director) nos escribe notas para que sigamos adelante. Es muy bonita la motivación que nos da;, no todo director hace eso. Yo estuve antes en otro colegio, donde más bien me querían sacar cuando tuvieron noticia de mi embarazo”, comentó Angelle.

“Cuando quedé embarazada, yo no quería volver porque me daba vergüenza que me vieran la panza, pero los compañeros más bien me cuidaban en el recreo y hasta me traían antojos”, agregó Natasha.

Según Ceciliano, se ha trabajado mucho el tema de la sensibilización y se procura evitar la estigmatización o el secretismo en torno a las alumnas embarazadas.

Angelle y Natasha tuvieron tés de canastilla organizados por sus compañeros y profesores. Ambas, además, desfilaron con sus bebés en la graduación de noveno, en diciembre. También, reciben atención preferencial en el comedor estudiantil del colegio.

Más prevención. Junto con el Dobles Segreda, los liceos de Gravilias, en Desamparados, y de Pavas, en San José, encabezan la lista de colegios con más madres adolescentes embarazadas, con 16 cada uno, según los datos más recientes del Ministerio de Educación (MEP), correspondientes al 2012.

Ese año se reportó un total de 1.353 estudiantes menores de edad embarazadas , equivalente a 3,5 por cada 1.000 alumnas.

Aunque el Liceo Dobles Segreda se mantiene bajo la lupa por la prevalencia de embarazos, Ceciliano destacó que la estadística ha mejorado notoriamente desde el 2010, cuando hubo más de 40 casos.

A partir de ese año, se redoblaron los esfuerzos preventivos con una escuela para padres que es de asistencia obligatoria, y talleres educativos, entre otras acciones.

“Los nuevos programas de sexualidad también han aportado mucho en prevención y uso de anticonceptivos”, aseguró Ceciliano.

Sin embargo, también recalcó que los recursos para atender a esta población siguen siendo limitados.

En el Dobles Segreda, los 1.800 alumnos deben repartirse entre siete orientadores y no hay psicólogos ni trabajadores sociales.

Por otro lado, el trámite del apoyo económico a través del Fondo Nacional de Becas (Fonabe) tarda meses y suele ser engorroso.

Y, no todos los centros educativos brindan apoyo. El año pasado, 53 madres adolescentes presentaron denuncias ante la Contraloría de Derechos Estudiantes del MEP, informó su directora Rocío Solís.

“Muchas veces no se les hacen las adecuaciones curriculares que necesitan para ir a las citas o cuando se sienten mal por los achaques y tienen que faltar”, señaló Solís.

La funcionaria aseguró que la mayoría de colegios rectifica después de una advertencia.

Según datos del último censo (2011), el 20% de los nacimientos ocurridos en el país son de mamás menores de 18 años. Eso significa que, por año, 14.000 adolescentes se convierten en madres.

  • Comparta este artículo
Nacional

Liceo lucha con todo para evitar deserción de alumnas encinta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota