Nacional

Entrevista

Presidente de la FEUCR: ‘Falta un clima de respeto para gais y lesbianas’

Actualizado el 09 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Desde el 29 de noviembre, la presidencia de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (Feucr) la ostenta un activista por las personas con orientación sexual diversa, quien explica que buscará un campus más tolerante, pero también mejor educación para quienes estudian en esa universidad.

Alejandro Madrigal Presidente de la FEUCR

Nacional

Presidente de la FEUCR: ‘Falta un clima de respeto para gais y lesbianas’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
DIANA MÉNDEZ

Por primera vez, un defensor de la lucha de la población lesbiana, gay, transexual, bisexual e intersexo (LGTBI) ocupa la presidencia de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (Feucr).

Alejandro Madrigal, estudiante de Física y Economía, asumió ese puesto el 29 de noviembre para un periodo de dos años, con retos que incluyen la promoción de los derechos de las personas con diversa orientación sexual.

Sin embargo, entre sus proyectos figuran, además, buscar opciones para las personas que no entran a la universidad, así como un mayor apoyo para los becados y mejor calidad de los profesores.

Usted llega a la presidencia de la Feucr como un activista por la comunidad LGTBI. ¿Cómo impactará eso en su gestión?

Sí, he sido la cara visible de una lucha LGTBI, pero también de la equidad de género, de derechos de las personas. El tema de la igualdad, del respeto, de ser más inclusivos es muy importante.

”Hay muchas deudas y tareas pendientes en materia de igualdad. No es un trabajo nuevo. Antes hemos hecho festivales de diversidad, bodas masivas en momentos como Semana ‘U’, y todo eso va poniendo la lucha por la igualdad en el ojo público para que la gente la conozca, esté o no en la universidad”.

¿Cuáles son esas deudas de las que usted habla?

Por un lado, hace falta reconocimiento legal, es algo que el Estado debe otorgar. Por otro, como sociedad, tenemos la tarea pendiente de crear un clima de respeto.

¿Qué otras tareas tiene pendientes en la Feucr?

Queremos meternos más en el proceso de admisión. En este momento, se examina solo por las notas del examen de admisión y del colegio y esto deja fuera a muchos.

”Lo ideal sería un sistema de cuotas que permita a personas con menor acceso –como gente de zonas urbanomarginales, zonas rurales, en pobreza o indígenas–, tener más acceso a la universidad”.

¿Cómo hacer para que el estudiante no deserte, sobre todo quienes tienen menos oportunidades?

El sistema de becas debe reforzarse, pero también la calidad de la educación y las facilidades para que estas personas puedan dedicarse al estudio con los materiales y espacios que requieran”.

PUBLICIDAD

Una de sus preocupaciones es la calidad de la educación. En la universidad hay profesores que son muy buenos en sus profesiones y saben mucho de sus áreas, pero eso no necesariamente quiere decir que sepan cómo enseñar y transmitir todo ese conocimiento; eso va en detrimento de la calidad de la educación.”Queremos que los profesores aprendan a ser profesores, que sepan enseñar, eso va más allá de cursos de formación docente. Lo que se busca es que el estudiante realmente aprenda y crezca”. ¿Cómo combinar su gestión política con las carreras que estudia, Física y Economía?Siempre me gustó la matemática y la ciencia y por eso estudio Física, pero también está la parte social y por eso escogí Economía, que es una carrera mucho más social y ese sentimiento social es el que me impulsa en la política.

  • Comparta este artículo
Nacional

Presidente de la FEUCR: ‘Falta un clima de respeto para gais y lesbianas’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota