Nacional

Cambios en programas del MEP: Hay que hablar de la diversidad sexual y género

Actualizado el 10 de abril de 2017 a las 12:00 am

Nacional

Cambios en programas del MEP: Hay que hablar de la diversidad sexual y género

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Sonia Marta Mora. (Rafael Pacheco)

Sin temor a la polémica, la ministra de Educación, Sonia Marta Mora, dirige desde su despacho una reforma en los programas de Educación para la Afectividad y Sexualidad, la cual ella misma no duda en calificar de ambiciosa.

El cambio introduce temas como diversidad sexual y género. Además, llevará estas discusiones a más asignaturas, donde ya no se necesitará el aval de los padres para que los estudiantes participen. No niega que el camino podría ser duro.

¿Qué revisaron del plan de Educación para la Afectividad y la Sexualidad?

Encontramos que los estudiantes consideran que la unidad de Afectividad y Sexualidad es de calidad, es pertinente y oportuna, que los profesores están preparados. Señalan que hay temas que resultan difíciles para los docentes.

¿Por ejemplo?

Métodos anticonceptivos y temas de diversidad sexual.

¿Por prejuicios?

Ellos dicen que necesitan más capacitación.

¿Les cuesta trasmitir?

Es la estrategia pedagógica para transmitirlos, la oportunidad de discutirlos en el aula. Otro tema que nos da la evaluación es que los estudiantes identifican cada vez más a los docentes como personas con las cuales informarse en materia de afectividad y sexualidad (...).

”Nos dice (el estudio) que hay que mejorar las áreas en el Ministerio como Vida Estudiantil y curricular, que hay que mantener capacitación continua de docentes y que debe reforzarse el área de Afectividad y Sexualidad. Con esos datos comenzamos un cambio, respetamos mucho lo que encontramos fue esfuerzo pionero pero...

¿Estamos hablando del programa de 2012?

El debate en aquel momento era si sí o si no (educar en el tema), porque había voces que lo adversaban y el Ministerio dijo que era un tema en el que tenemos una responsabilidad. Para nosotros ya esa no es la pregunta, ahora es si estamos haciendo los suficiente. Claramente no.

¿Por qué no es suficiente?

Hay que ir más allá. El enfoque global tiene que cambiar. Tenemos una política de 2001 (fue la base para programas de 2012) y hay que ir a una política más ambiciosa.

¿Más allá en qué?

Ahora derechos humanos, diversidad sexual, todo tipo de diversidades. Estamos hablando de la población LGBTI, porque eso se impone en las aulas (...). Estamos hablando de interculturalidad y la relación con la sexualidad, del tema generacional contextual, ¿qué es eso? Por edades, todo el ciclo, desde preescolar hasta diversificado (décimo y undécimo).

”Que los chicos y chicas conozcan que hay una ley que castiga las relaciones impropias. Estamos hablando de género y de educación inclusiva, también con población con discapacidad (...). Es una nueva política que presentamos al Consejo Superior de Educación”.

Si para los profesores es difícil explicar los métodos anticonceptivos, ¿cómo van a hacer cuando se refieran al tema de diversidad sexual?

El reto es inmenso. Estamos generando un programa específico para educación diversificada, estamos mejorando el de sétimo, octavo y noveno. Estamos yendo a un modelo mixto, va a ser una materia específica (Educación para la Afectividad y la Sexualidad), que en tercer ciclo lo imparten los profesores de Ciencias, y en las otras asignaturas, las estamos modificando para que vean el tema.

¿ Se va a incorporar el tema en Cívica o Estudios Sociales?

Exactamente. Ya el Consejo Superior de Educación tuvo una presentación del nuevo programa de Orientación.

¿Ya no será necesario que lo avalen los papás?

No, porque está por aquí y por allá... En Psicología también está, está en Ciencias de primaria, va a estar por todo lado. Está en lo cocurricular: las ferias, los simposios, cualquier actividad en la comunidad.

”Lo cocurricular también impacta: reuniones con padres, en comunidades donde se ven algunos fenómenos, en actividad de extensión de los centros educativos; para eso trabajamos con el Poder Judicial, Inamu, Colypro (Colegio de Licenciados y Profesores en Letras, Filosofía, Ciencias y Artes), Comisión Nacional de Trata.

¿Qué dicen los profesores, siendo un tema tan sensible, como convencerlos?

La tarea que tiene Costa Rica en materia de transformación curricular es ingente, no solo en Afectividad y Sexualidad. Aprobamos una transformación curricular, todos los programas tienen un nuevo marco teórico y son programas por destrezas, habilidades y competencias (...) La tarea en capacitación es enorme porque los docentes no han sido formados en la universidades con programas basados en habilidades y competencias. Así que ya de por sí tenemos la tarea de trabajar con nuestros docentes en todas las asignaturas por ese cambio curricular, de forma que yo veo con optimismo el cambio en Afectividad y Sexualidad.

¿El tema de prevención de embarazo adolescentes se llevará a la escuela?

El MEP ha dicho siempre que el programa va más allá de la prevención de embarazo y enfermedades. Los temas están ahí... el tema del placer , no pueden estar fuera de una discusión en el aula, en ambiente riguroso. También se aborda, junto con el tema de respeto, afecto.

¿Se va a llevar a escuela?

En eso hemos puesto mucho cuidado, de que los temas estén adecuados a la condición psicoemocional. En los nuevos programas de Ciencias, de manera muy prudente, balanceada, equilibrada, según madurez.

¿Cuándo se implementarán los nuevos programas?

La meta es que los programas de Orientación, Psicología y Afectividad y Sexualidad en diversificada se implementen en 2018. La revisión de nuevos programas de Cívica y todos los que están en el mapa también la haríamos a inicios de 2018, para que entre a regir en 2019.

Con la promesa de que el próximo ministro continúe...

Las fechas nos dan. Este gobierno termina en mayo del 2018 y estas aprobaciones las que tiene que hacer el Consejo, en el mes de abril.

¿Hay buen ambiente?

Siento muy buen ambiente. Por supuesto que una política tan ambiciosa como la que incorpora diversidades, género y educación inclusiva va a requerir un diálogo muy fuerte, incluso invitando a expertos, pero yo veo una gran claridad en el Consejo Superior.

Usted teme que haya grupos, como en algún momento la Iglesia que hagan campaña en contra.

Bueno, no debo negar que hay voces que siguen levantándose contra... es decir, reeditando el debate del 2008 y 2012 sobre si debemos o no abarca educación para la afectividad y sexualidad. Está probado a nivel internacional y por las investigaciones que la educación para la afectividad y la sexualidad de calidad no promueve las relaciones sexuales tempranas, al contrario, promueve que se pospongan, porque el estudiante está más informado, porque tiene mayor sentido de responsabilidad.

¿Todavía hay objeciones?

Todavía hay voces que se oyen en el país que le dicen a los padres de familia: ‘ustedes pueden decirle a sus hijos que no llevan Afectividad y Sexualidad’. Yo no descarto que esos grupos quieran reeditar la vieja discusión que no tiene lugar.

¿Por el tema de diversidad?

Debo decir que, en esta materia, este gobierno está trabajando con una meta muy ambiciosa. Donde hemos llegado, a nivel de organismos internacionales especializados, el consenso internacional, que ve la educación para la afectividad y sexualidad como un derecho de los estudiantes y como un deber de todos los sistemas educativos. Estamos integrando enfoques como diversidades, como el género y la educación inclusiva, y la visión de inclusividad para alguna gente es muy innovadora.

”Yo no niego que estamos siendo muy innovadores y muy ambiciosos, pero para nosotros es la posición correcta”.

Ya ha tenido que hacer frente a alguna de esas voces...

Yo creo que el ambiente mayoritariamente es positivo (...). Vamos a tener que hacer un trabajo muy grande para explicarle a la gente que efectivamente la educación para la sexualidad previene las relaciones precoces, pero no descarto de que alguna voz se levante.

”Siento que estamos muy fortalecidos en el Ministerio, estas propuestas no están construidas de manera intempestiva, tienen un sustento científico muy fuerte; la política cita investigaciones, tiene referencias a estudios internacionales, aspecto que no tenía la política anterior y, además, la ministra tiene una fuerte convicción en esta materia (...).

”Aprovecho cuando estoy en un centro educativo, no dejo de hablar de esto, para que vean a la máxima autoridad verbalizando, para que se vea que no es algo como la sexualidad en el pasado, que había que esconder porque era pecaminosa.

’’La verdad es que de esto hay que hablar, la diversidad sexual existe, y estas personas tienen derechos y uno de los derechos es la educación en un ambiente completamente respetuoso”.

  • Comparta este artículo
Nacional

Cambios en programas del MEP: Hay que hablar de la diversidad sexual y género

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Vizcaíno

ivizcaino@nacion.com

Editora de Nacionales

En La Nación desde 1994. Editora de Política desde 2013. Graduada en Ciencias de la Comunicación Colectiva. Tiene una maestría en Periodismo y una licenciatura en Derecho.

Ver comentarios
Regresar a la nota