Nacional

CCSS estudiará casos de trabajadores independientes

200.000 trabajadores cotizan al IVM de la CCSS por menos de un salario mínimo

Actualizado el 22 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Reglamento de IVM les permite reportar un ingreso mensual de ¢131.000

Al jubilarse, tendrán 100% de sueldo de pensión, beneficio que no reciben otros

Nacional

200.000 trabajadores cotizan al IVM de la CCSS por menos de un salario mínimo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Unos 55.000 trabajadores agrícolas aportan al IVM. Evelio Masís, de 83 años, labora en Finca Volio, en San Juan de Chicuá, Cartago. (Foto con fines ilustrativos). | ABELARDO FONSECA/ARCHIVO
ampliar
Unos 55.000 trabajadores agrícolas aportan al IVM. Evelio Masís, de 83 años, labora en Finca Volio, en San Juan de Chicuá, Cartago. (Foto con fines ilustrativos). | ABELARDO FONSECA/ARCHIVO

Casi 200.000 cotizantes del régimen de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja aportan con base en un ingreso mensual de ¢131.760, el equivalente a la mitad de un salario mínimo para un trabajador del sector privado.

Aunque al momento de su jubilación deberían recibir entre ¢80.000 y ¢90.000 mensuales –según el sistema de cálculo que rige para los demás cotizantes–, el reglamento del IVM los favorece con una pensión equivalente al 100% del salario con el cual cotizaron.

¿La causa? El monto mínimo de pensión que establece ese reglamento es de ¢130.000, no menos.

Esos casi 200.000 trabajadores representan el 14% de todos los contribuyentes del IVM. El 86% restante recibirá una pensión entre el 43% y el 70% del salario reportado como base contributiva cuando se retiren.

José Luis Quesada, gerente de pensiones de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), reveló que se está analizando mover la base contributiva de los trabajadores hacia el salario mínimo vigente; es decir, unos ¢251.191, según datos del Ministerio de Trabajo.

Quesada explicó que ese 14% de casos corresponden a personas que reciben remuneraciones menores a la base contributiva y que podrían estar laborando un cuarto o medio tiempo, o unas horas o unos días por mes. En otras palabras, no cumplen jornadas ordinarias.

De alguna manera, ese grupo está excusado por los aportes que hacen al régimen, dijo Quesada. Además, al tener patrono, sus contribuciones se realizan en forma tripartita, pues también se incluye el Estado.

Verificación. De ese grupo, 118.544 laboran en la empresa privada, el Gobierno, entidades autónomas y servicios domésticos.

Otros 78.858 trabajan en los sectores denominados cuenta propia y convenios. Estos sectores llaman la atención de las autoridades de la Caja, ya que al no contar con el aporte patronal, no hay certeza de la veracidad de reportes salariales.

En el grupo de cuenta propia (independientes), 17.533 personas cotizan por debajo de la base mínima contributiva o sobre la base.

En el sector de convenios –donde se agrupan 120 acuerdos que la Caja tiene con diversos sectores productivos–, hay 61.325 contribuyentes; 90% de ellos son del sector agrícola, según la Caja.

Entonces, salta la pregunta: ¿Qué pasaría si se eleva la base mínima contributiva de los ¢131.760 mensuales actuales a los ¢251.191 que pretende la Gerencia?

PUBLICIDAD

“Preliminarmente, se estima que los ingresos al régimen el IVM aumentarían en ¢10.000 millones por parte del Estado y en ¢4.000 millones por parte de los trabajadores independientes.

”Esto, si la reforma es aprobada para que entre en vigencia a partir del mes de junio de este año”, contestó el gerente.

Bajo la lupa. Como sucede con la pensión anticipada, los futuros beneficiarios que hacen sus aportes apegados a la base mínima terminan recibiendo como monto de pensión prácticamente la totalidad del ingreso que registraron.

La situación representa un fuerte golpe financiero para el régimen de pensiones del IVM.

Por eso, este y otros temas son los que analizará la Junta Directiva de la Caja en las próximas semanas con miras a garantizar la sostenibilidad del IVM.

Según la Superintendencia de Pensiones (Supén), ya hay una crisis en el sistema, algo que la Caja ha tenido que admitir en las últimas semanas.

La institución está entrando a analizar la posibilidad de aumentar las cuotas y eliminar la pensión anticipada.

Por ahora, junto a Supén, se está pagando a una entidad externa para que realice un estudio sobre el estado real de uno de los regímenes de pensiones más importantes del país, y para el cual cotizan 1,3 millones de trabajadores.

  • Comparta este artículo
Nacional

200.000 trabajadores cotizan al IVM de la CCSS por menos de un salario mínimo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota