Nacional

Claro y Movistar se repartieron 70 Megahercios sobrantes del proceso del 2011

Sutel obtuvo $43 millones por espectro radioeléctrico, el monto mínimo de la subasta

Actualizado el 19 de julio de 2017 a las 12:30 pm

Claro pagó $19 millones por dos bloques de frecuencias en la banda de 1.800 MHz y otro en la de 2.100 MHz. Movistar $24 millones por otros dos bloques en la banda de 1.800 MHz y dos bloques restantes en la de 2.100 MHz. 

Nacional

Sutel obtuvo $43 millones por espectro radioeléctrico, el monto mínimo de la subasta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Eduardo Castellón, jefe de prensa de Sutel, al momento de anunciar los resultados de la primera y única ronda de la subasta de 70 Megahercios de espectro radioeléctrico realizada hoy jueves en Escazú. (Juan Fernando Lara S.)

San José.

La subasta estaba prevista para múltiples rondas, pero apenas en la primera de ellas la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) logró vender en $43 millones los  70 Megahercios (MHz) de espectro radioeléctrico para telefonía móvil.

En la puja participaron la empresa mexicana América Móvil con su marca Claro y la española Telefónica con su nombre comercial Movistar.

Valioso bien invisible. (.)

La mañana de este miércoles, ambas se disputaron cuatro bloques de espectro en la banda 1.800 MHz (cada uno con un precio base de $7 millones) y tres bloques en la banda de 2.100 MHz (con un precio base de $5 millones). 

La subasta quedó repartida así: Claro pagó $19 millones por dos bloques en la banda de 1.800 MHz y otro en la de 2.100 MHz. Movistar canceló $24 millones por otros dos bloques también en la banda de 1.800 MHz y dos bloques restantes en la de 2.100 MHz. 

Así las cosas, las telefónicas no superaron el precio base fijado por la Sutel de $43 millones para los siete bloques puestos en puja.

LEA ADEMÁS: Nuevo tipo de subasta de frecuencias dejaría mejor ingreso a Fonatel

El espectro radioeléctrico es un bien del Estado, compuesto por todas las ondas electromagnéticas que viajan por el espacio y gracias a las cuales son posibles las telecomunicaciones modernas (radio, televisión, telefonía, satélite, entre otras).

Al ser las 11 a. m., Eduardo Castellón, jefe de prensa de la Sutel, informó de que ya se había iniciado el concurso entre los dos equipos participantes.

Los equipos permanecieron en recintos separados y aislados del exterior durante el concurso realizado en el Hotel Wyndham Garden, en Escazú.

Con este aislamiento, explicó, la única interacción entre los delegados fue para la puja por los distintos bloques disputados. Para ello, cada equipo contaba con computadoras con un software especial para la subasta.

Las medidas de seguridad adoptadas para el acto incluyeron cámaras de video, prohibición de volver a la habitación si algún participante salía de esta (alimentos, bebidas y servicio sanitario se dispusieron en cada recinto), notarios para certificar el correcto desempeño del concurso, bloqueo de Internet y dispositivos especiales para confirmar tal desconexión. También se tomaron huellas digitales.

Glen Fallas, director de Calidad de la Sutel, explicó que el método para colocar las frecuencias se llama subasta de reloj combinatoria.

Con este mecanismo, los 70 MHz se iban a ofrecer en una sesión compuesta por rondas de 20 minutos de duración. En cada ronda, los equipos de cada empresa podían decir qué cantidad de espectro querían, sin saber por cuáles bandas competían a partir de los precios base definidos por la Sutel.

Cuando los competidores en cada ronda pedían más espectro del disponible (por ejemplo si dos empresas piden para sí la totalidad de los 70 MHz), se hacía otra ronda de 20 minutos, pero con un aumento del 20% del precio base para cada bloque.

Esta dinámica había de repetirse las rondas necesarias hasta que la cantidad solicitada por ambas empresas se ajustara a la oferta disponible. Al final, sin embargo, todo se resolvió en una única ronda.

La expectativa de Sutel era distinta, pues se esperaba que, tras varias rondas y varias alzas de precio base, se obtuviera un monto global superior a los $43 millones, sin importar cómo se repartieran los 70 MHz.

Origen de la subasta. La oferta de frecuencias realizada este miércoles se origina en el primer concurso de espectro realizado en el 2011. Al abrirse el mercado de telecomunicaciones ese año, el Estado de Costa Rica cedió parte de sus frecuencias en una subasta cuya dinámica fue a base de sobres cerrados.

Las empresas que ingresaron al mercado de telecomunicaciones, Movistar y Claro, indicaron en sobres cerrados cuánto estaban dispuestos a pagar por 200 MHz de frecuencias distribuidos en las bandas de 850, 1800 y 1900/2100 MHz.

En el 2011, solo se vendieron 130 MHz que dejaron $195 millones al Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel). Los sobrantes 70 MHz fueron los subastados la mañana de este jueves y el monto se irá las arcas de Fonatel como hace seis años.

En próximos días, la Sutel anunció que emitirá un informe técnico oficial de la subasta de hoy.

  • Comparta este artículo
Nacional

Sutel obtuvo $43 millones por espectro radioeléctrico, el monto mínimo de la subasta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota