Nacional

40% de familias pobres variaron de condición entre 2011 y 2012

Pobreza sigue estancada en Costa Rica, pero cambia de rostros cada año

Actualizado el 14 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

112.000 familias ya no son pobres, aunque pasaron a serlo otras 112.000

Empleo y años de escolaridad definen situación social de las familias ticas

Nacional

Pobreza sigue estancada en Costa Rica, pero cambia de rostros cada año

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Pan, café y mantequilla acompañan el desayuno de esta familia en León XIII, Tibás. De izq. a der. Dishany Espinoza (5 años ), Helen Espinoza (23), Yehudi Quintero (9) y Mitsui Mata (7). | ALBERT MARÍN

La pobreza mantiene atrapados a dos de cada 10 hogares costarricenses; sin embargo, las familias que habitan en tal condición varían de un año a otro.

De los 280.000 hogares pobres, un 40% (112.000) salió de la pobreza en el 2012, mientras que otros 112.000 se convirtieron en los “nuevos pobres”, ese mismo año.

El Decimonoveno Informe Estado de la Nación en Desarrollo Humano Sostenible –divulgado el martes– considera un mito creer que la pobreza siempre afecta a la misma población y que solo se puede superar con más políticas sociales.

“Se observa que el fenómeno no es estático. Un 40% de los hogares pobres en el 2012 son nuevos pobres. Por lo tanto, para reducir la pobreza no es suficiente políticas sociales como becas y ayudas, sino generar empleos estables”, dijo la investigadora Natalia Morales.

Para que un hogar de zona urbana sea clasificado como pobre su ingreso mensual debe ser inferior a ¢96.695 por persona. En la zona rural, el monto corresponde a ¢74.604 por persona.

El último informe del Estado de la Nación hizo un seguimiento sobre el mismo grupo de familias, en un año, con base en las encuestas de hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

La condición de empleo es el factor que explica la rotación social de estos hogares. La tasa de desempleo del grupo que salió de la pobreza bajó de un 10% al 3%.

Entre los miembros de las 112.000 familias que cayeron en la pobreza el año pasado, y no estaban en esa condición en el 2011, solo un 36,5% está ocupado. Además, la cantidad de desempleados se triplicó entre un año y otro.

En carne propia. En el 2012, Fanny Jaubert, de 37 años y vecina de León XIII, de Tibás, quedó desempleada. Ella no tiene cómo pagar los recibos de agua, luz, ni los ¢50.000 de alquiler de la casa ni para alistar el desayuno de sus hijas de 7 y 9 años.

“Desde que quedé sin trabajo, la vida empeoró. Hay días que mis hijas van a la escuela sin desayunar y lo más triste de ser pobre es que uno no sabe en qué momento cae el desahucio ”, dijo Jaubert.

El informe anota que en los hogares pobres, las personas llegan a 6,3 años de escolaridad, tienen un promedio de 3,9 integrantes y el 39% está liderado por mujeres.

PUBLICIDAD

Jaubert sortea sus días entre pedir fiado en la pulpería o intercambiar mecha de tela por kilos de arroz para el almuerzo.

“A mí me regalan la tela y cada kilo de mecha que saco, lo cambio por un kilo de arroz en la pulpería o por ¢600”, agregó Jaubert, quien sobrevive con ¢10.000 semanales.

“El modelo de desarrollo social no responde a las necesidades del contexto actual que exige el país. La situación de las mujeres es un fenómeno histórico que siempre las coloca en puestos inseguros e inestables de trabajo, en donde quedan a cargo de las familias, con salarios más bajos o desempleadas”, dijo la socióloga e investigadora Montserrat Sagot.

Las regiones Brunca y Chorotega son las que albergan más hogares pobres, con un 34% cada una; mientras que la Central suma un 16,3% que viven entre alamedas, precarios y una lista de carencias.

Los distritos que tienen más familias pobres son Chirripó de Turrialba, Pilas de Buenos Aires y Llanuras de Gaspar de Sarapiquí.

En la Gran Área Metropolitana la pobreza afecta distritos como La Uruca, Merced y León XIII.

Roberto Gallardo, ministro de Planificación, reconoció que dentro de los planes de gobierno, hay errores que han limitado el acceso a mejores puestos de trabajo. Hay que reconocerlo, en plena transición entre la economía agrícola y la economía de los servicios, se ha fallado en proveer capacitación para que la gente pueda acceder a mejores puestos de trabajo”, dijo.

llenar

  • Comparta este artículo
Nacional

Pobreza sigue estancada en Costa Rica, pero cambia de rostros cada año

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota