Nacional

Antigua alianza opositora pierde los votos de los libertarios y del PASE

PLN intenta sumar votos para llevar a Gonzalo Ramírez a la presidencia legislativa

Actualizado el 30 de abril de 2017 a las 10:41 pm

Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana, alega que su partido no es 'tureca' y que no claudica en sus principios

Al cierre de edición, Ottón Solís negociaba con el Frente Amplio la posibilidad de tener al menos esos ocho votos

Nacional

PLN intenta sumar votos para llevar a Gonzalo Ramírez a la presidencia legislativa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
De lograr los votos para Gonzalo Ramírez, este diputado pasaría de silla en la mesa presidencial del plenario, de la que ocupa como primer secretario a la del presidente, que dejará vacía el liberacionista Antonio Álvarez Desanti. (Aarón Sequeira.)

Luego de 10 horas de negociaciones con distintos bloques legislativos, la fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) aún intenta conseguir los votos, suma, resta y hasta divide, para llevar a Gonzalo Ramírez, de Renovación Costarricense, a la presidencia de la Asamblea Legislativa.

Así lo reconoció el diputado liberacionista Olivier Jiménez poco antes de las 9 p. m., cuando dijo que están tocando puertas en todas las fracciones legislativas, porque reconoció que es difícil tener que negociar con nueve bancadas y, además, con diferentes subgrupos.

La candidatura de Ramírez quedó en claro cuando, de una reunión del bloque minoritario que se realizaba en la oficina de Óscar López (Partido Accesibilidad Sin Exclusión -PASE-), él  se levantó y se fue, alrededor de las 7 p. m., pasó por la jefatura del Frente Amplio y se retiró para su casa.

Consultado por vía telefónica, solamente aseguró: "Ya el Balcón Verde nombró presidente legislativo".

Además, Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana (ADC), se negó a asistir a las reuniones del bloque cristiano (ADC, Renovación Costarricense y Restauración Nacional) y, ante una pregunta de La Nación, respondió que su agrupación no es un partido tureca, o sea, subsidiario de otra fracción más poderosa.

"Nuestro partido no es, ni será nunca, un partido tureca, somos un partido nuevo e independiente que cree en los acuerdos para la gobernabilidad, pero nunca en las claudicaciones", reclamó y aseguró que no sabe por quién votará ese 1.º de mayo para la presidencia del Congreso.

Finalmente, la libertaria Natalia Díaz ratificó que su bancada apoyará solamente a José Alberto Alfaro para la cabeza del Directorio legislativo, luego de haber mantenido conversaciones con los cristianos y Óscar López, del PASE.

Ante el abandono del Movimiento Libertario, de Redondo y de López, al PLN solo le queda rejuntar los máximos apoyos posibles de entre otros grupos.

Para ello se reunió, por la tarde, con la independiente Carmen Quesada, quien supuestamente representa un grupo integrado por ella, el también independiente Carlos Hernández y los frenteamplistas Ligia Fallas y Jorge Arguedas.

Este grupo les solicitó un puesto en el Directorio y varias plazas en comisiones legislativas específicas.

Edgardo Araya, jefe del Frente Amplio, negó que Fallas y Arguedas se hayan salido del canasto frenteamplista.

A pesar de que Liberación Nacional estaría apoyando a Gonzalo Ramírez, como línea de fracción fijada por el candidato presidencial, Antonio Álvarez Desanti, a algunos les interesa que el nuevo presidente legislativo no le ponga trabas a la agenda de derechos humanos en la Asamblea.

Así lo dejó ver Ronny Monge, en un tuit colocado este domingo a las 7:03 p. m., donde decía: "Quien asuma la presidencia de la Asamblea debe asumir un compromiso de no bloquear agendas de género ni de derechos humanos, ni minorías".

Esta es una clara referencia a la agenda de Ramírez y el bloque cristiano, que no acepta discusiones como la reforma a la Ley General de Salud y la unión civil entre personas del mismo sexo.

El nexo que une a Gonzalo Ramírez con el PLN pasa por dos vías:

-La primera es que está unido, por lazo matrimonial, con la vicealcaldesa de San José, Paula Vargas, quien ayudó a Johnny Araya a recuperar la alcaldía, con un partido cantonal cristiano. Araya, cercanísimo a Antonio Álvarez, regresó a Liberación esta semana que terminó, a instancias de Álvarez.

-La segunda circunstancia es que Ramírez es primo hermano, por vía materna, de Fernando Zamora, el secretario general del comité ejecutivo de Liberación.

Más temprano, este domingo, la nueva jefa del PLN, Karla Prendas, acusó al Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) de entorpecer las negociaciones de la alianza opositora, pues ese partido lanzó un candidato propio y hasta este domingo se sentó a conversar con Liberación.

No obstante, los socialcristianos podrían ser la única salida para que una disminuida alianza opositora sostenga la presidencia del Congreso, tal como lo quieren los liberacionistas, pero indirectamente.

Los intentos de Ottón Solís

A unas cuantas oficinas del PLN, el Partido Acción Ciudadana (PAC) le hace el trabajo que le prometió a Ottón Solís, de intentar llevarlo al éxito este 1.º de mayo y, con ello, recuperar la presidencia del Congreso que perdió la agrupación luego de la primera legislatura (2014-2015), cuando presidió Henry Mora.

Al cierre de edición, Solís se mantenía en reunión con Edgardo Araya, Francisco Camacho, Patricia Mora y Surary Carillo, todos ellos del Frente Amplio. Junto con el aspirante, estaban Laura Garro, Franklin Corella, Javier Cambronero y Marlene Madrigal. 

El fundador del PAC reconoció que solo tiene los votos de su partido y que, pese a reunirse con Liberación, no hay nada más que el apoyo de los oficialistas.

De hecho, los dos precandidatos presidenciales de Acción Ciudadana, Carlos Alvarado y Welmer Ramos, lanzaron comunicados este domingo para ratificar su apoyo a la intención de Ottón Solís de presidir el Congreso, a diferencia de la Presidencia de la República, que más bien fue errática en apoyar a uno de los diputados que más la ha criticado.

Al cierre de este artículo, el Frente Amplio recibía en su oficina al PAC y el PLN se mantenía en su oficina, enclaustrado, mientras hacía los contactos necesarios para saber si puede llegar, este lunes por la mañana, con los números claros, a favor de Ramírez.

¿Qué se elige este 1.º de mayo?

La Asamblea Legislativa realiza una sesión solemne, este 1.º de mayo por la mañana, para elegir las autoridades legislativas de la cuarta legislatura.

Se eligen seis puestos, tres propietarios y tres suplentes. Los propietarios son presidencia, primera secretaría y segunda secretaría. Los suplentes son vicepresidencia, primera prosecretaría y segunda prosecretaría.

Para acceder a cada uno de estos puestos, el aspirante debe lograr 29 votos, o sea, la mitad más uno de los presentes, tomando en cuenta que al momento de la votación estén las 57 curules ocupadas.

De no lograrse en la primera votación, a la segunda van todos los que tuvieran al menos un voto en la primera y, si no se logra nuevamente, entonces a la tercera votación van solamente los que tuvieran diez o más sufragios en la segunda.

En cualquiera de estas rondas, los votos en blanco o nulos se le suman al que tenga la mayoría. Esta costumbre podría permitirle a alguno de los aspirantes lograr los 29 votos para ganar el puesto respectivo.

El periodo de este Directorio inicia el 1.º de mayo y concluirá el 30 de abril del 2018.

  • Comparta este artículo
Nacional

PLN intenta sumar votos para llevar a Gonzalo Ramírez a la presidencia legislativa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aarón Sequeira

aaron.sequeira@nacion.com

Periodista de Política

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica. Investiga y escribe sobre negociaciones políticas, pactos partidarios y proyectos de ley de impacto nacional.

Ver comentarios
Regresar a la nota