Nacional

José M. Garita asume hoy diócesis sancarleña

Norteños dan una calurosa bienvenida a nuevo obispo

Actualizado el 17 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Comunidades salieron a las calles para festejar la llegada del pastor

Prelado visitó a los sobrevivientes del terremoto que devastó Cinchona

Nacional

Norteños dan una calurosa bienvenida a nuevo obispo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los vecinos de Aguas Zarcas de San Carlos recibieron a José Manuel Garita, entre risas y abrazos. | CARLOS HERNÁNDEZ.

San Carlos. Con juego de pólvora, música religiosa y autóctona, globos amarillos y blancos, mantas con frases emotivas y, en especial, mucho entusiasmo, los sancarleños recibieron ayer al sacerdote José Manuel Garita Herrera, quien será desde hoy el nuevo obispo de la diócesis de Ciudad Quesada.

La ceremonia de consagración está prevista para las 10 de la mañana en la catedral de este cantón del norte alajuelense.

La actividad religiosa será presidida por el arzobispo José Rafael Quirós, acompañado por los obispos Óscar Fernández (Puntarenas) y el emérito Hugo Barrantes.

El nuevo pastor entró a la zona norte por Vieja Cinchona, donde observó los escombros que dejó el terremoto de 6,2 grados el 8 de enero del 2009. Luego de eso, se desplazó a Nueva Cinchona como un gesto de cariño y solidaridad con quienes sufrieron la tragedia.

En una corta ceremonia religiosa, recordó a los 25 muertos y a los 5 desaparecidos. Anunció a las familias sobrevivientes que les dará acompañamiento permanente.

“Pueden ustedes tener la seguridad de que siempre estaré a su lado para cuando me necesiten”, les dijo el obispo de 49 años, nacido en la ciudad de Heredia.

De Nueva Cinchona, el prelado pasó a la parroquia de Venecia para ofrecer su obispado a la Virgen de la Candelaria, de la que es un profundo creyente.

Minutos después, se dirigió a Aguas Zarcas de San Carlos, donde el pueblo de desbordó en alegría.

“Es un hombre carismático, humilde, tratable. Creo que hará un gran trabajo pastoral”, comentó Sonia Castro, de 66 años y vecina de esa localidad.

La llegada a Ciudad Quesada se produjo a las 6:10 p. m., en medio de fuegos artificiales, el tañido de las campanas y vítores de los feligreses, quienes tomaron las calles.

El obispo puso de manifiesto que una de las características de su trabajo pastoral será una relación directa con la gente.

Saludó de manera espontánea a lugareños de todas las edades, entre estos, niños especiales.

Para hoy se espera una concurrencia de unas 4.000 personas. Aquellos que por una cuestión de espacio no logren entrar a la catedral, podrán seguir la transmisión por medio de pantallas gigantes instaladas en los costados norte, oeste y sur del templo.

PUBLICIDAD

En la ceremonia estará presente el nuevo cardenal de Nicaragua, Leopoldo Meneses.

  • Comparta este artículo
Nacional

Norteños dan una calurosa bienvenida a nuevo obispo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota