Nacional

Policía incrementó vigilancia

Mejor control en zona norte

Actualizado el 22 de octubre de 2001 a las 12:00 am

Bajó movimiento migratorio con Nicaragua

Nacional

Mejor control en zona norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los Chiles, frontera norte. La Policía de Frontera decidió reforzar la vigilancia en la zona norte, sector fronterizo con Nicaragua, para evitar la salida e ingreso de indocumentados.

Rolando Potoy, jefe de la Policía de Frontera, dijo que se abrieron dos nuevos puestos, uno en la margen del río Medio Queso y otro a un lado del río Frío.

Agregó que también se establecerán casetas de vigilancia en los sectores de San Isidro y México de Upala.

Esta situación se presenta cuando bajó en los dos últimos meses el movimiento migratorio de nicaragüenses.

Julio César Mejía, Jefe de Migración en el puerto de San Carlos del Departamento del Río San Juan de Nicaragua, dijo que el paso de personas en ambos sentidos cayó en un 80 por ciento.

En un recorrido hecho por La Nación el miércoles y jueves de la semana anterior, en las oficinas de Migración de Los Chiles (Costa Rica) y en San Carlos (Nicaragua) el trasiego de personas era nula. No había gente en las ventanillas realizando trámites.

El Ministerio de Seguridad Pública informó en agosto pasado que durante ese mes se habían rechazado 3.914 nicaragüenses, quienes se encontraban indocumentados.

Hasta ese momento los deportados ascendían a 49.804. Durante el año pasado las autoridades ticas habían rechazado a 67.000.

Cambio estratégico

Entre las medidas que podrían haber incidido en la reducción del número de devueltos está que desde setiembre Costa Rica no acepta la repatriación voluntaria de nicaragüenses.

Esos foráneos acudían al puesto de migración de Los Chiles y con el argumento de no contar con documentos se les facilitaban los trámites (no pagaban timbres de salida por ¢12.000) y se les llevaba en lancha en forma gratuita hasta el puerto de San Carlos.

Esas personas, según las autoridades ticas, escondían las cédulas de residencia, visitaban a sus familiares en Nicaragua y reingresaban por la montaña en forma ilegal.

Ahora, Migración solo permite la salida de nicaragüenses que tengan pasaporte. Los deportados –en promedio cinco diarios– son aquellos sorprendidos sin documentos.

No obstante, se espera que en noviembre repunte el ingreso de nicas, quienes vendrán a coger café, recolectar cítricos y cortar caña de azúcar.

  • Comparta este artículo
Nacional

Mejor control en zona norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota