Nacional

Proyecto para incentivar energías limpias beneficiará a carros eléctricos e híbridos enchufables

Diputados rechazan exonerar de impuestos a vehículos híbridos, solares y de hidrógeno

Actualizado el 02 de febrero de 2017 a las 12:01 am

Nacional

Diputados rechazan exonerar de impuestos a vehículos híbridos, solares y de hidrógeno

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El proyecto de ley para incentivar la compra de vehículos eléctricos incluye las normas para que empresas como la CNFL, el ICE y las cooperativas de electrificación pongan electrolineras en todo el país. (Marcela Bertozzi.)

Los diputados de la Comisión de Gobierno y Administración rechazaron varias mociones que pretendían exonerar de impuestos a los vehículos híbridos no enchufables, solares y de hidrógeno, dentro del proyecto de Ley para incentivar y promover el transporte eléctrico.

La exoneración de tributos, entonces, se aplicaría solo a la importación de carros eléctricos e híbridos enchufables en caso de que el plan sea aprobado en el plenario.

Así lo decidió la Comisión, en la recta final del proyecto, al debatir 192 mociones de fondo sobre el proyecto que dejaría en cero los impuestos selectivo de consumo, de valor aduanero y de ventas a los autos eléctricos e híbridos enchufables, siempre que sean nuevos. El beneficio se aplicaría durante un plazo de cinco años o hasta que se vendan 100.000 unidades a partir de la entrada en vigor de la iniciativa.

Los autos eléctricos hoy pagan un 17,41% de impuestos y los híbridos enchufables un 29,04%, gracias a un decreto publicado por el Gobierno en el 2006 sobre tecnologías automotrices menos contaminantes. A los vehículos tradicionales de combustible, en cambio, se les cobra un 52,29% de tributos.

Los vehículos eléctricos son los que se impulsan totalmente con la energía de una batería recargable, lo que evita la quema de combustibles fósiles.

Los híbridos puros, que quedaron por fuera del plan, son los que combinan dos sistemas de propulsión: uno que consume gasolina o diésel, con un motor de combustión; y otro compuesto por una batería y motogeneradores. En estos autos, un sistema electrónico decide cuál de los dos motores usar dependiendo de los recorridos.

Los híbridos enchufables, sobre los que sí recaería la exoneración de impuestos, tienen ambos sistemas pero la batería se recarga conectándola al sistema eléctrico, como ocurre con los autos eléctricos. En los híbridos puros, la electricidad depende de la capacidad de la batería y de su sistema de regeneración mientras es conducido.

Estos son los porcentajes de impuestos para vehículos actualmente y en el proyecto de ley de transporte eléctrico.

Antes de tramitar las mociones de fondo, según el artículo 137 del Reglamento de la Asamblea Legislativa, los diputados de la Comisión de Gobierno escucharon a Javier Quirós, presidente de Purdy Motor, y a la Asociación de Importadores de Vehículos y Maquinaria (Aivema).

El martes 24 de enero, Quirós les insistió a los legisladores en la posición que había planteado con anterioridad: no exonerar de impuestos a los vehículos eléctricos e híbridos enchufables por considerar que esa medida no ayudará a aumentar la venta de estas unidades, porque son muy caras. Con la reducción de impuestos, un auto eléctrico podría bajar de ¢39,2 millones a casi ¢32 millones.

Sin embargo, a la vez, Quirós también pidió a los legisladores que, de avanzar al proyecto, incluyeran a otros vehículos de tecnologías limpias como los híbridos puros, los hidrógeno y los solares. Él alegó que, si la ley es aprobada, se eliminarían los beneficios que el decreto del 2006 tiene para otros autos, como los híbridos puros.

El presidente de Purdy Motor le dijo a los miembros de la Comisión: "El objetivo de todos es reducir la contaminación ambiental, y convertir este proyecto de ley en un instrumento para el cumplimiento de los acuerdos de la COP21, que creo que se está logrando con los carros híbridos, con los números que les di, y esto debe ser con la gradualidad necesaria para que sea exitosa para el año 2050".

"Por ello sugerimos que se incluyan todas las tecnologías automotrices –porque no hay nada definido aún– que se están desarrollando en el mundo: híbridos eléctricos, eléctricos, hidrógeno y solares.Le sugerimos, respetuosamente a todas las diputadas y diputados, que aprueben la moción de texto sustitutivo presentada por más de 29 diputados ya firmada, pues mantiene lo planteado en el dictamen de esta Comisión, excepto por el hecho que incluye todas las tecnologías automotrices".

Un día después, el 25 de enero, los voceros de la Aivema estuvieron en contra de la posición de la Purdy Motor y solicitaron a los diputados rechazar las mociones de los diputados Otto Guevara y de Rafael Ortiz y dejar los incentivos solamente para los eléctricos e híbridos recargables.

Luego de esta votación, al proyecto le restan dos sesiones (no definidas aún) de revisión en Comisión antes de pasar a primer debate.

Entre los acciones del plan para promover la compra de vehículos eléctricos, está la de incentivar al Estado para que el 10% de sus compra de vehículos sean de autos de este tipo.

La diputada Marcela Guerrero, del Partido Acción Ciudadana (PAC), indicó que entre las mociones que sí aprobaron está la de fijar un tope al monto total que se puede exonerar de impuestos, que sería de $18.000 (poco más de ¢10 millones).

Consultada sobre cómo lograr que la gente tenga mayor acceso a los vehículos eléctricos, que actualmente son muy costosos, Guerrero dijo que se espera un efecto igual al generado por la apertura del mercado de las telecomunicaciones, que hizo cada vez más accesibles los teléfonos celulares a la población.

La exoneración que se plantea en el expediente legislativo 19.744 estaría en vigencia por un periodo de cinco años. Otto Guevara, a través de varias de sus mociones, intentó que ese periodo fuera mayor, pero su propuesta no fue aprobada.

Según Guerrero, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y las cooperativas de electrificación rural están dispuestas a entrar a brindar el servicio de electrolineras, tal como lo permite la iniciativa legal.

Aunque Ligia Fallas, del Frente Amplio, votó junto con Guerrero y los liberacionistas para impedir que se incluyera otras tecnologías, finalmente dijo que votará en contra del plan en el plenario.

"No me parece el proyecto, porque no hay un contrapeso entre la protección del medio ambiente y la forma en que se produce la energía necesaria para estos vehículos. Además, los sectores que se verían beneficiados con la exoneración están los más pudientes y ciertas organizaciones, como la Iglesia Católica, el sector financiero, las zonas francas", dijo la legisladora.

"Vamos a seguir manteniendo ciertos privilegios, porque el pueblo no puede comprar vehículos híbridos ni eléctricos, solo con privilegios para los sectores poderosos", apuntó Fallas.

  • Comparta este artículo
Nacional

Diputados rechazan exonerar de impuestos a vehículos híbridos, solares y de hidrógeno

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aarón Sequeira

aaron.sequeira@nacion.com

Periodista de Política

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica. Investiga y escribe sobre negociaciones políticas, pactos partidarios y proyectos de ley de impacto nacional.

Ver comentarios
Regresar a la nota