Nacional

Nueva fuente regional de adquisiciones

CCSS ahorra $1,5 millones en compra de medicinas

Actualizado el 16 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Solo faltan cinco de los 600 fármacos disponibles en el sistema de salud

Proveedores causan gran parte de los atrasos en las entregas

Nacional

CCSS ahorra $1,5 millones en compra de medicinas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ahorra $1,5 millones anuales en compra de medicamentos a través del Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica (Comisca).

Con apoyo de ese consejo, se logra un acceso más rápido a fármacos y a mejores precios. La primera compra se hizo hace cuatro años.

El ingreso de Costa Rica en el Comisca redujo la carencia de insumos en la red pública de salud.

Al día de hoy, solo faltan cinco fármacos (0,8%) de un total de 600 registrados en la Lista Oficial de Medicamentos (LOM), informó Dinorah Garro, gerente de Logística.

Tres de esos fármacos son de uso exclusivamente hospitalario y tienen sustitutos que se pueden despachar a los pacientes en caso de eventuales faltantes.

Los únicos que los asegurados no podrán encontrar en las farmacias de la Caja son la Meglumina Antimoniato (contra las picaduras de insectos) y L-Asparaginasa (para tratamientos de cáncer). Ninguno de ellos es de carácter urgente, aclaró Garro.

Los pacientes consultados por La Nación, en el Hospital México, no reportaron quejas en la entrega de sus medicamentos y solo criticaron las largas esperas.

Federico Jiménez, subdirector de la farmacia de ese centro, dijo que la falta de un medicamento no tiene que incidir en un tratamiento, pues siempre hay sustituto.

Además, el préstamo entre hospitales es común en la red de salud costarricense.

“El almacén puede tener cero existencias de un producto, pero eso no quiere decir que el sistema hospitalario también esté en cero”, explicó Dinorah Garro.

En días pasados, trascendió que la CCSS dejó de participar en Mer-Link , sistema de compras públicas que le significó ahorros en compras locales y de tiempos.

En cuanto se notifica una carencia, la CCSS pide los fármacos, pero son los proveedores los que generan gran parte de los retrasos, destacó Garro.

El incumplimiento de plazos se produce de manera esporádica y no se emplean más de dos o tres semanas en solucionar el problema, en comparación con otros años, cuando los faltantes llegaron a superar el centenar debido al prolongado tiempo de compra.

“Si el caso se vuelve extremo, la Caja dicta una terapia alternativa, se realiza una compra urgente y se multa al proveedor que incumplió”, dijo la gerente.

PUBLICIDAD

En las últimas semanas, se despertó la alerta por falta de Irbersartán, un hipertensivo de extendido uso. Esto fue por incumplimiento del proveedor, apuntó Garro.

El medicamento ya está disponible en el almacén y en las farmacias de la Caja, hay provisiones para un mes y habrá nuevas entregas en setiembre y octubre.

Las adquisiciones a Comisca han provocado cambios en las denominaciones de los fármacos y esto ha generado revuelo entre algunos pacientes. Entre ellas, de medicinas para pacientes que han recibido un trasplante de órgano. Los receptores de órganos presentaron medidas cautelares contra la CCSS para evitar la distribución de genéricos.Albin Chaves, director de Farmacoepidemiología de la Caja, dijo que “todos los medicamentos cumplen los estándares de calidad”.

  • Comparta este artículo
Nacional

CCSS ahorra $1,5 millones en compra de medicinas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota